eólica

Iberdrola se adjudica 486 MW en la segunda subasta eólica marina de Alemania

0
Iberdrola se ha adjudicado la construcción de dos parques eólicos marinos en aguas alemanas del mar Báltico, que sumarán una capacidad total de 486 megavatios, en la segunda subasta pública organizada por la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur). Gracias a esta nueva adjudicación, la compañía contará con una potencia eólica de casi 850 MW en el Báltico alemán.
Iberdrola se adjudica 486 MW en la segunda subasta eólica marina de Alemania

Se trata de los proyectos Baltic Eagle (476 MW) y Wikinger Süd (10 MW), que Iberdrola desarrollará de forma conjunta, con el objetivo de maximizar la eficiencia en costes y las economías de escala.

Estas dos instalaciones, en combinación con el parque eólico Wikinger, frente a la isla de Rügen y con 350 MW de potencia instalada, formarán un complejo marino de casi 850 MW y constituirá el mayor proyecto de energía eólica marina del Báltico y el mayor llevado a cabo por Iberdrola hasta la fecha.



Para el desarrollo de estos nuevos proyectos Iberdrola cuenta con la experiencia adquirida en el desarrollo de Wikinger, cuya construcción y primeros meses de funcionamiento han resultado todo un éxito, según destaca la compañía. En este proyecto, proveedores españoles como Navantia, Windar o Siemens Gamesa se han visto beneficiados por la construcción de varios de sus principales componentes, creando cientos de empleos directos e indirectos y relanzando el sector naval del sur y norte de España.

Un área de negocio clave para la compañía

Para el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, “los resultados de la subasta refuerzan la posición de la compañía como líder mundial en el ámbito de las energías renovables y como una de las mayores promotoras y operadoras de energía eólica marina del mundo”.



Galán ha asegurado que “junto con Wikinger, los parques de Baltic Eagle y Wikinger Süd elevarán la capacidad eólica marina de Iberdrola en Alemania hasta cerca de 850 MW y supondrán miles de millones de euros de inversión, lo que convertirá al país en un área clave para el grupo Iberdrola”. 



De acuerdo con Galán, estos proyectos “reflejan todas las claves de la estrategia de Iberdrola: la apuesta por la innovación tecnológica para desarrollar energías renovables eficientes, el compromiso con la reducción de emisiones para combatir el cambio climático y la generación de un positivo impacto económico, medioambiental y social en todos los territorios en los que estamos presentes”.



El nuevo complejo, combinado con Wikinger, ahorrará la emisión de 1,65 millones de toneladas de CO2 al año. Los tres parques suministrarán la energía equivalente al 45% del total del consumo del estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

Añadir un comentario