eólica

Iberdrola apunta a los 28.000 megavatios eólicos marinos de la costa polaca

0
La compañía ha alcanzado un acuerdo para la adquisición del 50% del promotor Sea Wind, que cuenta "con un equipo experimentado en el desarrollo de proyectos eólicos marinos, un profundo conocimiento del mercado polaco" y una cartera de siete proyectos marinos en fase inicial, con una capacidad potencial de hasta 7.300 megavatios (MW). Iberdrola pretende así ganar posiciones en un mercado -el eólico marino polaco- que asegura tiene un "gran potencial de crecimiento en las próximas décadas". Según la compañía, el Báltico tiene un potencial de energía eólica marina de 93.000 MW "y 28.000 de ellos se encuentran en aguas polacas".
Iberdrola apunta a los 28.000 megavatios eólicos marinos de la costa polaca

Iberdrola ha anunciado además, de la mano de esta transacción, "la creación de un hub en el Mar Báltico, que actuaría como epicentro de servicios offshore y contenido local para los proyectos de la compañía en el eje Alemania, Polonia y Suecia". El acuerdo entre ambas compañías, que ya han trabajado juntas en el desarrollo del proyecto Baltic Eagle (Alemania), prevé la incorporación de socios polacos. Según reza el comunicado difundido por la compañía que preside José Ignacio Sánchez Galán, "el tamaño del mercado polaco eólico marino y la situación geográfica dentro del Mar Báltico permiten a Iberdrola comprometer capacidades técnicas y financieras con una visión a largo plazo, alineada con los planes energéticos del país".

Polonia ha implementado una estrategia para descarbonizar su mix energético y promover su independencia energética y ha anunciado hasta 8.000 MW de capacidad instalada en alta mar para 2030. El Mar Báltico tiene un potencial de energía eólica marina de 93.000 MW y 28.000 MW de ellos se encuentran en aguas polacas. Según Iberdrola, Sea Wind cuenta "con un equipo experimentado en el desarrollo de proyectos eólicos marinos y un profundo conocimiento del mercado polaco", que la compañía incluye entre los "mercados con un entorno favorable a la inversión: rating de A" y que además se encuentra, en lo que se refiere a la eólica marina, en una etapa inicial de desarrollo y "con gran potencial de crecimiento en las próximas décadas".

A lo largo de los últimos años, Iberdrola ha participado en el desarrollo de parques eólicos marinos en el mar Báltico alemán (Wikinger y Baltic Eagle), en el Mar del Norte (East Anglia ONE), el Mar de Irlanda (West of Duddon Sands), la costa de Massachusetts (Vineyard Wind), la francesa (Saint Brieuc) y, más recientemente, ha accedido "a capacidades en etapas iniciales" por valor de 9.000 megavatios en Suecia y más de 3.000 megas en Japón. Hasta el momento, y antes de esta última transacción, la compañía contaba con una cartera de proyectos eólicos marinos de 20.200 megavatios (MW).

Frenesí en el año del Covid
Iberdrola
firma con esta alianza en Polonia su décima operación corporativa en lo que va de año. A las transacciones en eólica marina en Francia, Suecia y Japón se suma la adquisición de la empresa francesa de energías renovables Aalto Power; los acuerdos para desarrollar 165 MW eólicos terrestres en Escocia y 400 MW en Brasil; el refuerzo hasta el 100% del proyecto eólico marino Saint Brieuc; la compra de Infigen Energy -que la convertido en uno de los operadores líderes del mercado australiano de energía renovable-; la de PNM Resources -compañía eléctrica en Nuevo México y Texas- y, más recientemente, la adquisición de la distribuidora brasileña de Brasilia CEB-D.

La compañía lanzó hace unas semanas un plan de inversión por valor de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025, "con el objetivo de duplicar su capacidad renovable y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo".

Añadir un comentario