eólica

El proyecto se propone exportar electricidad a Indonesia y Singapur

Australia planea un megaparque eólico-solar de 6.000 megavatios de potencia

0
Asian Renewable Energy Hub (AREH) es el nombre de un proyecto que implica la instalación de 6.000 megavatios (de potencia eólica y solar) en la región de Pilbara (Australia Occidental). Su objetivo es generar electricidad limpia para exportarla a Indonesia a través de cables submarinos. El proyecto AREH está siendo desarrollado por la compañía danesa Vestas, la firma CWP Energy Asia (primer promotor de energías renovables de Australia) e InterContinental Energy (promotor con sede en Masachusets).
Australia planea un megaparque eólico-solar de 6.000 megavatios de potencia

Vestas acaba de anunciar su participación en esta "iniciativa pionera", cuyo objetivo primero es proveer de energía eléctrica de origen renovable a Indonesia a un coste competitivo (el objetivo final -explica la compañía en un comunicado- sería que el país de las 17.000 islas pueda atender la creciente demanda de electricidad de sus 260 millones de habitantes a la par que cumple con sus compromisos internacionales en materia de emisiones de gases de efecto invernadero).

Según Vestas, otra de las grandes ventajas que oferta a Indonesia un proyecto de estas características es su contribución a la seguridad de suministro a largo plazo a precios estables, algo que -según los daneses- la energía eólica y la solar pueden hacer, ya que no están expuestas a las oscilaciones características del mercado global de los combustibles fósiles. Vestas, CWP Energy Asia e InterContinental Energy han pasado dos años recorriendo la costa del noroeste de Australia para localizar el emplazamiento idóneo en el que ejecutar su proyecto híbrido, que pretende combinar/complementar el aprovechamiento de la energía eólica (durante la tarde-noche) con el de la energía solar (durante el día) para que la estabilidad en el suministro sea máxima (véase abajo el gráfico).

Según el director gerente de InterContinental Energy, Alexander Tancock, el primer paso clave de esta iniciativa ha estado vinculado precisamente a ese ítem: la localización del emplazamiento en el que será ejecutado AREH. "Invertimos dos años -ha dicho- en recorrer todo el noroeste de la costa australiana hasta encontrar este emplazamiento increíble". Según Tancock, "la geografía y la topografía son únicas y van a proporcionarnos unos recursos eólicos y solares muy superiores a los registrados en la zona, recursos que además son complementarios, pues habrá mucho sol durante el día y vientos de velocidades elevadas durante la tarde y la noche. Es así como seremos capaces de proporcionarle electricidad a precio competitivo a Indonesia".

Datos clave del proyecto
• Cuatro mil megavatios de potencia eólica (4.000 MW) y dos mil megavatios de potencia solar (2.000 MW).
• Dos cables submarinos que conectarán Australia con Yakarta y Singapur.
• Más de quince teravatios hora exportados cada año (+15 TWh). AREH prácticamente doblará la producción de la central nuclear de Cofrentes.
• La instalación está siendo diseñada para operar durante sesenta años.

Vestas explica que la proximidad de AREH a Indonesia, combinada con los avances en la tecnología de cables submarinos, hace posible "la transmisión económicamente eficiente de electricidad a muy grandes distancias, todo lo cual resulta en una oportunidad para conectar la región del sureste asiático". Todo ello -apuntan desde Vestas- sostiene un proyecto de estas dimensiones (6.000 megavatios de potencia eólica y solar). Según la multinacional danesa, "la primera fase del proyecto Asian Renewable Energy Hub (AREH) tiene un coste inicial estimado de 10.000 millones de dólares estadounidenses". La compañía europea ya ha anunciado que, tras esa fase inicial, la idea es "suministrar energía renovable a otros países del sureste asiático".

El impacto socio-laboral de este proyecto en la región
Vestas explica en su comunicado que AREH tiene una envergadura suficiente como para justificar la instalación de fábricas en Indonesia, lo que propiciará "la creación de una importante base industrial llamada a reducir el coste de la electricidad en todo el país y, así mismo, en las naciones aledañas". La instalación en la región de industrias renovables además augura la creación "de miles de puestos de trabajo de elevada cualificación".

Los promotores ya han comenzado a elaborar los correspondientes estudios de viabilidad, tanto terrestres como marinos, y están ahora mismo buscando socios industriales e inversores. Se ha vinculado ya a esta iniciativa Prysmian, que pasa por ser la marca número uno del mundo en cables submarinos. Según fuentes de AREH, "sus nuevos cables de tecnología HVDC pueden transmitir más de 1,5 gigavatios de electricidad con pérdidas de menos del 6% a distancias de más de 2.000 kilómetros". También se han vinculado a AREH -informa Vestas- el promotor marino Swire Pacific Offshore (de Singapur) y los gobiernos de Australia, Indonesia y Dinamarca. De momento, los responsables de AREH ya han enviado a las autoridades australianas el estudio ambiental.

Según el director gerente de CWP Energy Asia, Alexander Hewitt, "la eólica y la solar, juntas, tienen un enorme potencial para suministrar energía renovable de manera fiable y a un precio plenamente competitivo en toda la región". Hewitt también ha destacado la dimensión socio-económica de este proyecto, que inducirá -asegura- la instalación en Indonesia de industrias del sector de las energías renovables. En el mismo sentido se ha pronunciado el presidente de Vestas Asia Pacífico, Clive Turton, que sostiene que las energías renovables no solo están capacitadas ya para vencer a los combustibles fósiles en la carrera de la competitividad, sino que, además, "son cada vez más y más atractivas como fuente de empleo e inversión".

Añadir un comentario