entrevistas

Luis Mingo, presidente de la Sección Marina de APPA
“España no debería perder el tren de la energía marina, siendo un país privilegiado a nivel mundial”

0
Entrevista publicada en el número 52 de Energías Renovables en papel, de noviembre de 2006. Autora: Adriana Castro Aunque Luis Mingo estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid, su interés por la energía le llevó hasta Galicia, donde comenzó una brillante carrera en cargos de responsabilidad en distintas empresas relacionadas siempre con el medio ambiente y la energía. Atrapado sentimentalmente por la costa gallega, abandera ahora la causa marina, al tener como objetivo el desarrollo en España de una tecnología incipiente, con enorme potencial, que augura un futuro muy prometedor; siempre y cuando no nos durmamos en los laureles y se nos adelanten otros.

– ¿Qué potencial tiene España para la producción de electricidad a partir de energía marina?
Las energías renovables deben de ser utilizadas distribuidamente, porque es distribuidamente como se producen. Yo creo que tenemos que intentar obtener toda la energía en los sitios donde de verdad podemos obtenerla. Tenemos una costa tremenda en España, con enorme potencial, principalmente en todo el norte de la cornisa cantábrica y Galicia, y debemos aprovechar esa energía de las olas y las mareas en el sitio donde se produce. Nuestro país es privilegiado a nivel mundial y europeo junto a Escocia, Irlanda y Portugal. Noruega también tiene potencial, pero algo menos. Y el asunto está en que en España no le estamos dando la importancia que tienen estas tecnologías. Y se nos están adelantando Reino Unido y Portugal. Creo que podemos estar pediendo el tren tecnológico de este tipo de energías y somos de los países con más recursos. Esto lo sabemos en base a estudios a nivel mundial que permiten conocer dónde es mayor la potencia del mar, la potencia de la ola. Estamos hablando de 20 kilovatios por metro lineal, ese es el potencial del que tratamos.

– ¿En qué punto se encuentra entonces el desarrollo de la energía marina, porque ya no es ciencia ficción?
Ciencia ficción no es, quiero decir, que existen en Europa, Estados Unidos e India plantas en funcionamiento. En Islay, Escocia hay una planta onshore (junto a la orilla) de 500 kilovatios, en Hawai existen instalaciones offshore (mar adentro) en funcionamiento, al igual que al sur de Inglaterra. En España de momento estamos en la fase de demostración. Tenemos que demostrar que eso funciona, y que los rendimientos que produce son los necesarios como para que sea suficientemente rentable. Y para eso necesitamos que el Gobierno y las autoridades locales nos ayuden.

– ¿Económicamente son viables esas instalaciones en España?
En las circunstancias que tenemos ahora, no. No podemos pensar que una energía que tiene un coste de inversión y de instalación equiparable a la energía solar fotovoltaica tenga una prima equiparable a energía eólica. Eso no tiene ningún sentido. Lo hemos comentado ya con el Ministerio y las autoridades competentes y son consciente de que eso no puede ser así. Por lo que tenemos que tener un tratamiento especial, con mejoras en cuanto a las ayudas en I+D y a las primas. Pero realmente en este momento nos encontramos en una fase mucho más de investigación y desarrollo que de explotación comercial.

– ¿Cuántas empresas componen la sección Marina de APPA y cómo afrontan su trabajo de cara al futuro?
El número se ha elevado a 11 empresas, que cuentan con dos retos principalmente, por un lado obtener ayudas para I+D, y por otro lado tener ayudas en la retribución del kilovatio producido, además de salvar las barreras administrativas que todavía tenemos. Por otro lado nosotros aportamos trabajo, investigación y por supuesto dinero. Y estamos aportando un entusiasmo, una iniciativa, y una promoción que de otra forma no se haría.

– A nivel nacional, ¿qué proyectos de aprovechamiento de energía marina podría resaltar?
En estos momentos hay un proyecto onshore del Ente Vaso de la Energía en Bilbao, otro proyecto de Iberdrola en Santoña que es offshore, y dos proyectos en Galicia, uno de Sea Energy en A Guarda que es onshore, y otro de Pelamis, que es una tecnología de producción de energía eléctrica con una especia de carcasa que es offshore. Todos son proyectos relacionados con el aprovechamiento de las olas. El aprovechamiento de las mareas necesita mucho espacio, y a nivel medioambiental tiene alguna dificultad mayor que el aprovechamiento de las olas.

– ¿Qué impactos ambientales conllevan estas instalaciones?
El aprovechamiento de las mareas es más conocido, en Galicia hay molinos de agua que funcionaban con las mareas y que se utilizaban hace muchos años para moler maíz, por lo que no es una energía nueva. Lo que pasa es que a nivel comercial y para producción eléctrica si que es relativamente novedosa esta tecnología. Los problemas ambientales que plantea dependen de dónde y cómo. En cuanto al aprovechamiento de las olas, hay que distinguir entre proyectos onshore y offshore. Además, no es los mismo un proyecto onshore en un puerto que en un acantilado.

– ¿Qué diferencias existen?
Onshore significa en la costa. Estas tecnologías aprovechan la ola cuando llega a la costa y las otras, offshore, aprovechan el movimiento de la ola según va pasando antes de llegar a la costa. Estas se sitúan a 3 ó 4 millas de la costa mientras que las otras están pegadas a la orilla. Son diferentes al igual que sus impactos, pero en cualquier caso ninguna tiene un impacto significativo. Por poner un ejemplo, el offshore no plantea prácticamente ningún inconveniente, es como si pusiéramos un batea de mejillón, y las tenemos a cientos por Galicia, donde hay grandes polígonos de batea sin problemas. Y las plantas onshore, como puede ser la de Isalay que mencionábamos al principio, está colocada en un isla que es especialmente sensible a nivel ambiental, en la que sus habitantes lo han consentido porque consideraban que el aprovechamiento de las olas tenía mucho menor impacto que otras tecnologías también de renovables. Toda actividad humana tiene un impacto, eso no lo podemos evitar.

– ¿Favorece el actual marco jurídico el desarrollo de las tecnologías de energía marina? ¿Qué opinión le merece la aprobación del Real Decreto Ley 7/2006 de 23 de junio?
Yo solamente opino de la energía marina, y de momento no nos aporta ni nos da nada nuevo , porque la energía marina no es algo que esté considerado dentro de unas primas. Nosotros lo que tenemos que hacer en este momento es pelear porque realmente nos consideren. No tienen ningún sentido que se nos meta en un epígrafe en conjunto la energía de las mareas, de las olas, la energía de la geotérmica, etc. que parece ser que es un cajón desastre en el que cabe cualquier cosa. Eso y nada es todo uno, por lo cual estamos sin consideración. Esperamos que con las nuevas reuniones que estamos manteniendo con el ministerio esto cambie.

– ¿Y en qué se traduciría?
Tenemos que tener un tratamiento especial. No podemos hablar de la energía del mar o de las olas, que en estos momentos no son comparables con ninguna otra energía, ni con la biomasa, ni con la minihidráulica, ni con la eólica. Y en estos momentos no estamos ni siquiera en esa fase de tratamiento.

– ¿Qué respuesta está dando la Administración a esta demanda?
Se ha mostrado interesada. Ni apoya ni desapoya. También es cierto que el IDAE forma parte de los socios que van a promover la planta de Santoña con Iberdrola y con Total, que son dos miembros de nuestra sección. La cuestión está en que eso no significa que a nivel normativo hayan sacado un apoyo real a este sector. Mi opinión es que consideran que esto es más una tecnología de investigación y a nosotros nos parece bien. Tenemos que empezar a trabajar como han hecho los ingleses, que han dado 15 millones de libras para proyectos de demostración, desarrollo y es por ahí por donde debemos de ir.

– ¿Cuál ha sido su experiencia en el sector energético y qué cree que puede aportar a la presidencia de la sección Marina de APPA?
Yo siempre he estado metido de alguna forma en el mundo de la energía, a pesar de haber estudiado Derecho, desde que empecé a trabajar en Foster Weeler hace muchos años. También he estado en Isolux, en Sogama con todo el tema de aprovechamiento de los residuos… siempre he estado muy ligado al sector energético. Y decidí meterme en el mundo de las olas porque creía que lo necesitaba, que alguien tenían que meterse en él. Desde Sea Energy nos decidimos por una tecnología y por una serie de proyectos en Galicia. Como presidente de la sección Marina enfoco el trabajo con una responsabilidad, y es que al fin y al cabo donde solo estábamos Iberdrola y yo hace dos años, ahora ya hay 11 empresas a las que de alguna forma tengo que intentar ayudar, en la medida de las posibilidades que tiene tanto APPA como nuestra pequeña sección. Vamos a hacer todo lo que podamos, al menos vamos a asomar la cabeza.

– ¿En cuánto tiempo la energía marina dejará atrás la fase de investigación en España?
Dependerá mucho del dinero que invirtamos en I+D, del que pongan las autoridades y de las trabas o facilidades que nos puedan poner. Estamos aún muy retrasados en cuanto a tecnología y como sigamos así pueden pasar aún muchos hasta que esto funcione. Desde esta nueva sección Marina nos sentimos muy apoyados por todos nuestros compañeros de las otras secciones de APPA, por lo que estamos muy agradecidos.¿Qué tenemos que hacer urgentemente? Lo que están haciendo en otros países, apoyar las energías marinas si no queremos perder el tren. Nosotros estamos invirtiendo mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Pero es difícil poner un objetivo. Nadie va a meterse en ese mundo a priori. Tenemos que hacer que la energía marina sea rentable, porque si no nadie va a promoverla.

Si te ha parecido interesante, puedes suscribirte gratis a nuestros boletines
Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).