entrevistas

Pascual Polo, director general de ASIT


"La inclusión de la energía solar térmica es fundamental para lograr consumos energéticos casi nulos en los edificios"

0
A lo largo de 2018 se instalaron en España un total de 144 MWth (205.500 M2) en solar térmica, lo cual implica un incremento del 2% respecto del resultado obtenido por el mismo estudio en 2017. Estos resultados nos llevan a superar la cifra de 3 GWth en el acumulado de potencia instalada en nuestro país, o lo que es lo mismo, más de 4,3 Mill de M2 instalados y en operación en España. Pascual Polo, director general de ASIT, la patronal del sector, se muestra convencido de que el mercado va a seguir creciendo de manera significativa en los próximos años.
"La inclusión de la energía solar térmica es fundamental para lograr consumos energéticos casi nulos en los edificios"


¿Cómo valora estas cifras? ¿Estamos antes un cambio de tendencia significativo?
Valoramos los resultados de forma positiva, no sólo por el leve incremento del mercado respecto al año anterior, sino porque nos da la impresión de haber alcanzado cierta estabilidad y seguridad en un mercado maduro que debe seguir creciendo hacia nuevas aplicaciones en grandes consumos de calor en el sector terciario e industrial, una vez afianzado el segmento de mercado relacionado con el sector residencial.
Se consolida el cambio de tendencia en cuanto a viviendas iniciadas en 2018 (unas 100.000 viviendas iniciadas en 2018, frente a las 80.786 de 2017), lo que se traducirá en un cambio de tendencia de la vivienda finalizada en 2019, y esperamos también, de la potencia solar instalada.


¿Cuál ha sido el segmento de mercado que más ha crecido y qué factores han llevado a este crecimiento?
El segmento de mercado del CTE (Código Técnico de la Edificación) ha crecido un 4% respecto a 2017 (180.000 M2 en 2018 vs 173.294 M2 en 2017), crecimiento proporcional al incremento de viviendas finalizadas en 2018 respecto al 2017 (unas 62.000 vs 54.610).

Todo parece indicar que el sector de la edificación va a tener una demanda de unas 100.000 viviendas anuales, y la solar térmica debe ser capaz de demostrar que es la mejor opción para el calentamiento del agua sanitaria. El concepto de edificio de consumo casi cero implica proyectar estos teniendo en cuenta aspectos de ahorro energético, junto con la integración de energías renovables. Respecto al primer aspecto, la reducción de consumo del propio edificio se puede lograr teniendo en cuenta aspectos arquitectónicos (aislamientos, orientación del edificio, etc.) cosa que implicaría reducciones de consumos tanto en climatización como en iluminación.

Sin embargo, no se pueden llevar a cabo acciones efectivas para conseguir la reducción de los consumos de agua caliente sanitaria, esto significa que el consumo energético del edificio para la generación de ACS va a pasar a ser uno de los mayores, sino el mayor, en los edificios del futuro. La inclusión de la energía solar térmica va a resultar fundamental para conseguir que realmente los consumos energéticos sean casi nulos, dado que se trata de una energía gratuita e inagotable, siendo, además, España un país privilegiado en este aspecto por la elevada radiación solar que recibe. Se trata de una tecnología más que madura, en la que existe una gran experiencia tanto por parte de los proyectistas como por parte de los instaladores, con fabricantes que han desarrollado equipos que hacen las instalaciones cada vez más fiables.

La aplicación de la energía solar térmica en las redes de calor y frío puede ser muy interesante, de acuerdo con Solplat (Plataforma de la Energía de Solar Térmica de Baja Temperatura). ¿Ha habido algún cambio a lo largo de este año respecto a este uso o sigue siendo muy minoritario en España?
Desde ASIT estamos promoviendo la energía solar térmica en los procesos industriales y en los proyectos de calefacción de distrito, para lo que estamos pidiendo la colaboración de las distintas CCAA en la organización de reuniones específicas en las que mostrar el potencial de la tecnología solar térmica ante gestores energéticos. Se pretende abrir la posibilidad de que la energía solar térmica sea otro más de los proveedores energéticos de en las redes de calor, además de la biomasa y el gas, partiendo de la ventaja competitiva que ofrece el coste fijo nulo de la solar térmica, solo mantenimiento, respecto de las otras energías que suelen abastecer a las redes de distrito. Así, se está trabajando en dónde puede encajar la solar térmica en nuevos proyectos de redes de calor, sobre cómo hibridar la EST con redes de biomasa, cómo aportar calor solar en el retorno de las redes y los diferentes proyectos existentes.

La solar térmica puede ser una ventaja competitiva a la hora de diseñar redes de calor hibridadas con biomasa, dimensionando la instalación solar para cubrir el 100% de la demanda en verano. De esta forma se consiguen importantes ahorros de biomasa al apagar las calderas en el periodo estival, así como disminuyendo la contaminación por partículas en el entorno de la red, lo cual se está empezando a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones en ayuntamientos europeos. La solar térmica también puede usarse para precalentar el agua de las pérdidas en el retorno o para el rellenado de la red por sus pérdidas, concibiendo esta tecnología como un economizador.

Existen numerosos ejemplos de países europeos, con plantas existentes en funcionamiento, que permiten conocer los costes de mantenimiento y operación, las barreras detectadas, las condiciones económicas, las redes de tamaño pequeño y mediano.  En España, tras las reuniones con las empresas promotoras de redes de calor y frío, desde ASIT se ha propuesto realizar un pre-proyecto para hacer un estudio económico, conocer las posibles ayudas y demás requerimientos necesarios para realizar proyectos de referencia en los que pueda incorporarse la energía solar térmica en una red de calor existente.


La actividad exportadora también ha crecido en 2018 respecto a años anteriores. ¿Esto es una buena noticia o se debe a que el mercado español sigue siendo difícil?
El incremento de la actividad exportadora de los fabricantes de captadores solares es sin duda una buena noticia, en primer lugar, porque demuestra la competitividad de sus captadores, y en segundo lugar porque ello les permite seguir creciendo e innovando, diversificando riesgos al multiplicar la presencia de sus productos. Asimismo, el incremento de la actividad exportadora también ha venido acompañada de una mayor presencia de las empresas nacionales en el territorio español, alcanzando una cuota cercana al 35% en los últimos ejercicios.

¿Cómo se reparte la solar térmica instalada por CCAA? ¿Es homogénea o hay claramente regiones con muchos más captadores instalados?
Si analizamos el histórico acumulado, la comunidad autónoma que más energía solar térmica tiene instalada es sin duda Andalucía, que duplica en instalaciones a la segunda en este ranking, Cataluña, e incluso triplica a la tercera, Madrid. En Andalucía ha habido un claro y firme apoyo al sector solar térmico desde el principio de los años 90, lo cual se ha traducido en una importante red de empresas instaladoras solares. Asimismo, en Cataluña se iniciaron las Ordenanzas Solares en 1999, ocho años antes de la entrada del CTE a nivel nacional, lo cual también ha provocado que esta Comunidad se desmarque de las demás. Tras estas tres grandes regiones, cabe destacar la potencia acumulada en las Islas Canarias y en la Comunidad Valenciana.

Si analizamos la potencia anual instalada, en este último año, por primera vez la Comunidad de Madrid es la que más nuevas instalaciones ha realizado, por ser la región donde más nuevas viviendas se construyen en cumplimiento con la sección HE4 del CTE.


¿Se está impulsando el desarrollo de la solar térmica desde la administración central y las locales?
Desde la administración central no se está apoyando actualmente con ninguna medida. En cuanto a los programas de ayudas, ASIT ha pedido que se hicieran algunos cambios para poder promocionar la solar térmica. Actualmente existe el programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios existentes (PAREER II), que incluye, entre las tipologías de actuaciones objeto de las ayudas, la energía solar térmica. Pero uno de los requisitos para solicitar una ayuda es que los proyectos deben tener un coste elegible entre 30.000 € y 4.000.000 €, lo cual deja fuera la gran mayoría de proyectos de instalaciones solares térmicas en viviendas residenciales, ya sean viviendas unifamiliares o colectivas. Por ello propusimos que para la tipología “Sustitución de energía convencional por energía solar térmica” no haya un coste elegible mínimo, de forma que puedan acceder a las ayudas proyectos de pequeñas y medianas instalaciones solares térmicas.
Por otra parte, no pueden ser beneficiarios de esta convocatoria las personas físicas, por lo cual se hace casi imposible que un usuario de una vivienda unifamiliar solicite la ayuda, por ello propusimos que puedan ser beneficiarios de esta convocatoria las personas físicas.

En cuanto a las CCAA, muchas de ellas han publicado convocatorias de ayudas en las que se incentiva la solar térmica, pero siguen siendo acciones temporales de unas cuatro semanas de duración y escasa penetración en el mercado. Cabe destacar la iniciativa que ha emprendido la Comunidad Valenciana, que ha hecho uso de sus competencias y, por lo tanto, regula deducciones propias de aplicación a los contribuyentes que tengan su residencia habitual en este territorio, entre las que se encuentra la deducción por inversiones en instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica o destinadas al aprovechamiento de determinadas fuentes de energía renovables en la vivienda habitual, así como por la cuota de participación en inversiones en instalaciones colectivas donde se ubicase la vivienda habitual, para que los contribuyentes se beneficien de la deducción del 20% en el IRPF.

¿Es ya una tecnología plenamente madura la solar térmica?
La industria solar térmica ha alcanzado un grado de madurez muy notable en los últimos años, logrando instalar soluciones domésticas familiares totalmente garantizadas y ensayadas, así como adaptándose a medianas y grandes instalaciones en viviendas multifamiliares. La energía solar térmica es una tecnología madura y que funciona perfectamente, con un sector preparado para el desarrollo correcto de instalaciones. Contamos con proyectistas e instaladores con sobrada experiencia, y fabricantes con soluciones técnicas cada vez más sencillas, fiables y con menos necesidades de mantenimiento. Las instalaciones que se hacen actualmente funcionan perfectamente bien gracias a la experiencia adquirida durante 10 años de repercusión del CTE, las nuevas instalaciones se diseñan, se ejecutan y se mantienen de manera correcta, esto hace que los usuarios perciban ahorros muy importantes a nivel energético y económico.

Todas las instalaciones (no solo las solares) requieren de un mantenimiento preventivo y correctivo si se pretende que estas funcionen correctamente. Si el usuario dejara de tener agua caliente o supiera lo que realmente está dejando de ahorrarse, estaría más preocupado por contratar un mantenimiento para su instalación que garantizara la eficiencia de la instalación. Por ello debemos hacer difusión sobre la necesidad del mantenimiento de las instalaciones solares, defendiendo las bondades de la energía solar térmica en el sector doméstico, la sencillez, el bajo coste y las ventajas para el cliente que tenga el mantenimiento de la instalación, para luchar contra la cultura del “no mantenimiento”.

¿Cómo aborda ASIT el futuro? ¿El reciente cambio de gobierno en Andalucía puede afectar de alguna manera al crecimiento del sector? ¿Y un posible cambio del gobierno central?
Desde ASIT pretendemos contribuir activamente a la realización del potencial de la energía solar térmica, y siempre hemos tenido la suerte de ser bien recibidos en todas las administraciones. El sector solar térmico en Andalucía sufrió un descenso notable del número de instalaciones solares térmicas hace ya un par de años, por la desaparición del programa Prosol, ya que el nuevo mecanismo de ayudas, Construcción Sostenible, no es tan beneficioso para las instalaciones solares domésticas familiares. Con esto quiero decir que puede haber notables cambios en el sector sin que haya cambio de Gobierno, incluso en la región que más se ha apoyado a nuestro sector.

Necesitamos un Gobierno responsable que quiera cumplir los objetivos comprometidos con la UE y cuente con nosotros para ello. Es obvio que un cambio de modelo energético es posible y necesario, pero para ello, más allá de la capacidad tecnológica más que demostrada de las energías renovables y su potencial, hace falta voluntad política, y estando más que demostrado que las inversiones en renovables son positivas por su retorno económico y social, debemos seguir exigiendo que se lleven a cabo medidas que desarrollen el sector solar térmico en España, medidas que ya están perfectamente detectadas y sobradamente justificadas. El nuevo gobierno debe apostar por las EERR en general y la solar térmica en particular, lo que supondría un importantísimo nicho de nuevos empleos cualificados que sin duda beneficiaría al conjunto de la sociedad, más allá de los más que probados beneficios ambientales y económicos por el ahorro energético que se produciría.

¿Están siendo infravaloradas las renovables térmicas?

Efectivamente,  así es. Están siendo infravaloradas respecto a su potencial dentro del discurso político y social, un discurso que pretende electrificar todo el consumo y la generación, pero no debemos olvidar que el 50% de la energía en Europa se utiliza para calefacción y refrigeración de edificios, la mayoría de los cuales proceden de combustibles fósiles, y para cambiar dicho escenario será imprescindible contar con las renovables térmicas.

Las líneas en que se fundamenta el futuro de la Energía Solar Térmica de España son:
• La energía solartérmica es también autoconsumo, en este caso térmico. Es la tecnología renovable más eficiente para el calentamiento de ACS y de piscinas.
• La capacidad de hibridación con cualquier otra tecnología del calor, hace que sea una tecnología fundamental de cara a alcanzar los objetivos de energías renovables en España.
• La solar térmica tiene un gran potencial en nuevas aplicaciones como el calor de distrito, así como en procesos industriales y sector terciario.
• Es una tecnología madura y que funciona perfectamente, con un sector preparado para el desarrollo correcto de instalaciones.

ASIT propone diferentes medidas para promover instalaciones solares térmicas, ¿podría indicarnos cuáles?


Proponemos medidas para la incorporación del sistema financiero a la financiación de proyectos y promoción de las ESE dentro del ámbito de las EERR térmicas, así como un sistema de ayudas a la inversión de EERR térmicas, además de medidas fiscales. También proponemos el impulso de proyectos para la optimización de las instalaciones solares térmicas que incluyan soluciones integrales (ACS, calefacción y refrigeración), restricciones en las emisiones e CO2 en edificios terciarios e industria y estipular una cuota de energías renovables en los consumos de las industrias. Por otro lado, la Administración pública debe dar ejemplo, con instalaciones en edificios de su atrimonio. Por último hacen falta medidas para la profesionalización del sector y para el fomento del cambio de percepción de los usuarios mediante la difusión de las ventajas de la energía solar, así como de los derechos y obligaciones de sus usuarios.

¿En qué números debería estar la solar térmica para responder a los objetivos inicialmente planteados para esta tecnología?
En España deberíamos estar instalando 500.000 M2 anuales. Con las medidas expuestas en la pregunta anterior, se generarían grandes expectativas en los siguientes segmentos de mercado en la próxima década:

1 Mercado Instalaciones a través de ESEs
2 Mercado Residencial, Programas de Ayudas de las CC.AA.
3 Mercado Código Técnico de la Edificación
4 Mercado Calor Procesos Industriales
5 Mercado Solar District Heating & Cooling

Esta entrevista ha sido publicada en el número de marzo de 2019 (ER179)





Añadir un comentario