entrevistas

Josep Turmo, presidente de la sección de Biomasa APPA
"La complejidad de la tramitación hace que los proyectos de tamaño medio y pequeño acaben siendo inviables"

0
Entrevista publicada en el número 74 de Energías Renovables en papel, de enero de 2009. – ¿Qué tienen la eólica y la fotovoltaica que no tenga la biomasa?
Al revés: qué tiene la biomasa que no tenga la eólica o la fotovoltaica (FV). La biomasa da calidad a la energía producida, porque es regulable. Una planta de biomasa puede trabajar 8.000 horas al año y además puede regular su aportación al sistema.

– ¿Por qué entonces la biomasa sigue pareciendo la pariente pobre de las renovables?
Porque no tiene una tarifa suficiente. Y porque, mientras un proyecto FV o eólico no se tiene que preocupar por el suministro –elegimos un emplazamiento con viento suficiente o con la radiación solar adecuada y ya está–, en un proyecto de biomasa sí tenemos que preocuparnos por garantizar el abastecimiento. Y eso, o lo hacemos integrando el suministro dentro del proyecto, lo cual no es lo habitual en el mercado, o dependemos de una estructura logística. Y eso, hoy, no existe. Esa es la otra limitación.

– ¿Y cuál es la solución?
Pues volvemos a la tarifa. Porque la solución es trabajar en temas técnicos, en la homologación técnica, en la trazabilidad de la biomasa; en potenciar la creación de una estructura de empresas, centros y demás que tenga por misión la logística. El problema es que, para que todo esto se desarrolle, la tarifa debe ser suficiente. En la eólica, el plus de rentabilidad que puso en su día el gobierno ha redundado en que ahora tengamos tecnologías muy maduras. En la biomasa, una tarifa suficiente permitiría lo mismo, que haya iniciativas privadas que vayan desarrollando esto. Porque proyectos… hay muchísimos. El problema es el que es: la insuficiencia tarifaria.

– ¿Y cuál debería ser la tarifa?
La biomasa es la renovable más compleja. Incluye cultivos energéticos; residuos industriales, forestales y agrícolas; biogás. O sea, que… depende. Pero, en todo caso, estaríamos hablando de un incremento del 20%, del veintitantos por ciento. De un incremento, además, ligado a medidas adicionales: relativas a la logística, a la trazabilidad, a la simplificación de los trámites administrativos. La complejidad de la tramitación de un proyecto de biomasa hace que, sobre todo los proyectos de tamaño medio y pequeño, acaben siendo inviables.

– En fin, tarifa…
Sí. Cuando haya tarifa suficiente, y cuando se den aquellas condiciones técnico-administrativas que permitan suministros sostenibles a largo plazo, la biomasa despegará. Si una planta no puede alcanzar un acuerdo de suministro de, como mínimo, cinco o diez años (hablo de lo forestal, por ejemplo), si no es posible un acuerdo que de alguna manera le dé financiabilidad al proyecto, pues ese proyecto no se va a hacer, porque el banco no va a financiar.

– ¿Por qué debo optar por una caldera de biomasa y no por una de gas natural?
El primer argumento es económico. Una caldera de biomasa cuesta más que una de gas, pero el coste de la biomasa con que alimentamos esa caldera es mucho menor. Eso, de entrada. En todo caso, hay subvenciones específicas en la mayoría de las comunidades autónomas para afrontar esa inversión principal, la compra de la caldera. Cierto es que hay que crear un mercado más dinámico, como en los países centroeuropeos… y esa es una asignatura pendiente… Esa es una y otra es que la administración apueste de verdad por las calderas de biomasa en sus propias instalaciones, que predique con el ejemplo.

– ¿Cuál es la prioridad de APPA Biomasa: promover el cultivo de energía o evitar que la basura acabe en el cubo de la basura?
Los dos. Nuestro objetivo es promover cualquier planta de biomasa que aproveche cualquier fuente de suministro disponible, desde cultivos energéticos a residuos forestales, agrícolas, de las industrias paralelas forestal y agrícola, biogás –que puede resolver un problema gravísimo como es el de los residuos de la cabaña ganadera– y, por supuesto, la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos.
Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).