entrevistas

Domingo Jiménez Beltrán, miembro del Comité Científico del Observatorio de la Sostenibilidad en España
“Las energías renovables tienen que ser de interés estratégico para el Estado”

0
Entrevista publicada en el número 59 de Energías Renovables en papel, de julio/agosto de 2007. Autor: Javier Rico Está volcado con las renovables. Domingo Jiménez Beltrán ha sido una de las personas que con más ahínco y conocimiento de causa ha trabajado en pos del desarrollo sostenible, en España y en Europa, como técnico y como político. Desde hace tiempo piensa que las energías renovables son el motor indispensable que puede mantener ese desarrollo con garantías.

Ignasi Nieto, secretario general de la Energía; José Luis García Ortega, responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace; Estebán Morrás, director general de Energía de Acciona: Joaquín Nieto, secretario confederal de Medio Ambiente de Comisiones Obreras; Xavier García Casals, máximo responsable del informe «Renovables 100%»; y Pedro Rivero, vicepresidente de UNESA. «Y porque nos ha fallado Luis Atienza, si no... no faltaría nadie».

Domingo Jiménez Beltrán no se anda con medianías. El Observatorio de la Sostenibilidad en España, del que tiene mucha culpa de su creación y funcionamiento aunque modestamente quiera quitarse méritos, ha convocado para su último foro a lo mejor de cada casa en cuestiones de energía. Un buen colofón a las dos jornadas del certamen España Solar, del que también es responsable.

Personalmente supervisa los últimos preparativos del foro («sillas para todos, yo en este extremo, mejor abrimos las cortinas para que entre luz natural, creo que Joaquín se va a retrasar, está preparada toda la documentación...»). Consigo sentarle, centrarle y hablar sobre lo que le mueve principalmente ahora.

– El presidente del Gobierno ha vuelto a apostar públicamente contra el cambio climático y por las energías renovables. Y con medidas concretas. O ahora o nunca.
Está claro, es ahora. El cambio climático no ha hecho más que cargarnos de razones a todos los que pensamos que hay que abordar definitivamente un cambio en el modelo energético mundial y, en especial, en este país. La tarea es inaplazable, aunque haya que arrumbar nuestro modelo de desarrollo; y apoyarlo firmemente tanto en la racionalización de la demanda como en la optimización de la oferta. Digo que es especialmente importante para España porque somos energéticamente ineficientes y dependientes, lo que provoca un profundo desequilibrio en nuestra balanza de pagos. Insisto, la energía va a ser el elemento principal que canalice el cambio hacia el desarrollo sostenible.

– ¿Qué papel desempeñan las energías renovables en ese cambio?
El principal. Las energías renovables tienen que ser de interés estratégico para el Estado. Además, en un escenario a corto y medio plazo frente a Kioto no hay color entre apostar por la energía nuclear, sea de fisión o de fusión, por las centrales térmicas con secuestro y almacenamiento de carbono o por las energías renovables. Ganan siempre éstas porque en los otros casos estamos hablando de décadas de desarrollo y hay que cambiar ya. España tiene el potencial y tiene las tecnologías adecuadas. Podemos alcanzar un liderazgo incluso mundial (ya lo tenemos en algunos apartados) con creación de empleo de calidad. Sólo falta que el mercado apueste decididamente por ellas.

Durante el debate del foro, titulado «Energías de fuentes renovables. Potencial, viabilidad y escenarios de futuro», Domingo asiente con convicción a una de las frases de José Luís García: «Cuando llegue el momento de repartir entre los miembros de la Unión Europea el 20% del consumo procedente de energías renovables para 2020, España tiene que optar por el máximo o más, y pensar que no se está repartiendo una carga sino una oportunidad».

– Real Decreto 661, entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación, empresas que cada vez apuestan con más inversión y medios en las renovables… Parece que estamos en la buena dirección.
Sí, pero hay que seguir luchando. Hace diez años nadie pensaba que llegaríamos al día de hoy con 12.000 MW de eólica y aquí estamos, con una maduración progresiva de todas las tecnologías y con precios comparables a las tecnologías convencionales, que siguen sin internalizar los costes ambientales. Por eso es necesario seguir premiando a la eólica. Está claro, la eólica demuestra como ninguna que el cambio es posible, pero seguimos con retraso en la solar. La fotovoltaica y la térmica están todavía muy por detrás de lo que un país como España posibilita. Falta crear una masa crítica en la que confluyan los intereses de todos los sectores afectados. Hablaba usted del Código Técnico de la Edificación, al que por cierto muchos constructores se han acogido al período transitorio para no dar el paso ya, pero es que en Alemania ya han dado otro paso y están obligando a reformar edificios y a equiparlos con energía solar.

– ¿Pergeñar, gestar y dar a luz a «España Solar» se enmarca entonces en esa necesaria búsqueda de masa crítica en torno a las renovables?
Bueno, la iniciativa es el resultado de muchas complicidades que se han ido cocinando desde el comienzo de la presente legislatura (Jiménez Beltrán formó parte del equipo de asesores de Presidencia del Gobierno). Pero sí, una de las señas de identidad es crear esa masa crítica aglutinando el desarrollo industrial y el tecnológico con la participación de la sociedad. El cambio del que hablamos también tiene que ser cultural, una Tercera Revolución Industrial que deje atrás las del carbón y el petróleo. La celebración de «España Solar» es un «happening» que tiene su epicentro en los solsticios de verano y que da oportunidades de expresarse a todos los sectores implicados. Y queremos además que la gente se ilusione, de ahí lo de incluir conciertos de música popular y otros espectáculos culturales.

– ¿Pero, cree que la gente de a pie está dispuesta a colaborar de verdad, a tomar conciencia y a actuar desde sus hogares y su conducta cotidiana?
Sí, si eliminamos los mensajes negativos, incluidos los que hablan de hecatombes continuas con respecto al cambio climático. Es verdad que a «España Solar» le puede faltar todavía la dimensión de las personas, pero tenemos que insistir en cambiar el discurso. En lugar de decirles «oiga, no haga usted de eso», hay que decirles: «lo puede hacer, pero de otra manera». A los ciudadanos no se les han dado todas las alternativas reales y, entre otras medidas, se deberían repartir de forma gratuita bombillas de bajo consumo. Es indispensable que participen en el apartado del ahorro y la eficiencia energética, pero también en la demanda de biocombustibles. Hay que ser conscientes también de que, todavía hoy, en España, cuesta mucho sudor colocar placas fotovoltaicas conectadas a red en una vivienda, y quien lo emprende realiza una labor titánica.

– ¿Y cuál es el recorrido de «España Solar». Se va a quedar solo en ese «happening»?
No, será muchas cosas más. En la línea de lo que comentábamos se creará un centro, la Casa Solar Española, para todo aquel que quiera acercarse a saber y conocer cualquier cuestión relacionada con las energías renovables, desde altas tecnologías y políticas a pequeños utensilios que demuestran que puedo cargar mi teléfono móvil prescindiendo de la energía eléctrica y echar mano del sol. Pero también ducha solar, ollas solares, hornos solares... Algo así como «todo lo que quisiste saber sobre las renovables y nunca te atreviste a preguntar». En definitiva, se mantiene el hito anual haciéndolo coincidir con el solsticio de verano, pero habrá una estructura de acompañamiento permanente, donde también cuentan seminarios, congresos y una llamada a la participación activa de los ciudadanos a través de concursos de dibujo, póster, etcétera.

– Usted, de momento, ¿predica con el ejemplo desde su vivienda en Águilas?
Es curioso, porque ya han pasado por televisión dos veces un reportaje sobre mi casa y, a raíz del mismo, tanto a mí como a Televisión Española (se ha emitido en «La Aventura del Saber») nos llegaron varios mensajes y llamadas de gente interesada en saber si esos paneles solares que yo había instalado (térmicos y fotovoltaicos) y el aerogenerador los podían montar en sus viviendas. Pues claro, les explicábamos, e incidía en que aparte de otras consideraciones, lo más grande es saber que estás contribuyendo a la salud del Planeta duchándote con agua que procede de la energía solar en lugar de la quema de gasóleo.

– Y luego está el colegio público de su pueblo natal, en Calatorao (Huesca), al que le pusieron su nombre en sustitución del de Primo de Rivera.
Allí también estamos trabajando por las renovables. Les he mandado ahora una cocina solar y queremos construir un invernadero que lo pueda utilizar también el resto del pueblo. Es un invernadero de paseo, es decir, que si llueve o hace frío, los niños, pero también los abuelos, pueden entrar en él a pasear o a sentarse en los bancos. Lo vamos a llamar SolEdad. También queremos montar una planta potabilizadora que consumirá la misma energía que la producida por unos paneles fotovoltaicos.

Tras este salto en el espacio, Domingo vuelve a retomar los preparativos del foro, «no nos podemos parar, porque esto es como montar en bicicleta, si te paras... te caes». Lo dice alguien que, desde prácticamente el primer gobierno socialista de Felipe González, ya andaba por el ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), intentando inculcar raciocinio ambiental entre tanto cemento. Las direcciones de la Política Ambiental del ministerio de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente (MOPTMA) en posteriores gobiernos y de la Agencia Europea del Medio Ambiente, entre 1994 y 2002, acabaron por cuajar una carrera en la que, efectivamente, las pedaladas son continuas.
Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).