entrevistas

David Serrano, Director de IMDEA Energía
"La biología tiene mucho que decir en el mundo de la energía, mucho más de lo que ha aportado hasta ahora"

0
Entrevista publicada en el número 72 de Energías Renovables en papel, de noviembre de 2008. Autor: Aday Tacoronte MDEA Energía se ha unido este año al club de los centros de investigación científica y tecnológica españoles. Quiere promover actividades de I+D relacionadas con las energías renovables. De momento, ha comenzado a caminar por las autopistas del hidrógeno. Su objetivo es producirlo de dos maneras: con un sistema biológico, que consiste en la optimización de una enzima, la nitrogenasa, y con ciclos termoquímicos alimentados por energía solar.

¿Cómo surge la necesidad de crear IMDEA Energía?
La Comunidad de Madrid concentra gran parte de los centros y organismos que realizan I+D en España: Ciemat, Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Universidad Nacional de Educación a Distancia y otras seis universidades públicas. Sin embargo, con la excepción de las universidades públicas, apenas dispone de organismos de investigación que posean una vinculación directa con la administración regional. Por ello, entre otras razones, surge la necesidad de crear esta red de institutos. La administración madrileña quería tener una punta de lanza en materia de investigación, caracterizada por la excelencia científica y la proyección internacional.

IMDEA Energía parece tener muy claro que es absolutamente necesario trabajar de cerca con la empresa privada, ¿o me equivoco?
En efecto. La falta de conexión entre los centros de investigación y el mundo empresarial es uno de los grandes cuellos de botella que tiene el sistema de I+D de nuestro país. Es verdad que en los últimos años se ha mejorado bastante, pero nos va a costar mucho tiempo solventar este déficit. Nosotros queremos establecer esos puentes. Se trata de hacer ciencia y tecnología, es decir, de hacer una investigación científica de calidad muy orientada a la aplicación práctica de la tecnología. En España es muy frecuente ver centros focalizados en el desarrollo tecnológico, pero muy alejados de la ciencia, y al revés, centros de fuerte carácter científico con poca orientación aplicada. Y eso es precisamente lo que queremos evitar en IMDEA Energía.

¿Se plantea la presencia de científicos extranjeros como una prioridad?
IMDEA Energía tiene vocación internacional. Nuestro objetivo no es recolocar a investigadores de la Comunidad de Madrid sino incrementar los recursos humanos de esta autonomía con personal que viene de fuera de Madrid y, a ser posible, de fuera de España. El consejo científico del centro está formado por once miembros. Ocho de ellos son extranjeros y, de esos ocho, cinco están además en el patronato, que es el lugar donde se toman las decisiones. Fíjese también que el presidente del patronato no es un representante de la administración regional, sino un científico alemán que dirige dos centros de investigación en su país.

¿Cuáles son las prioridades de su programa científico?
El campo de la energía es muy amplio y nosotros no queremos ser un Ciemat II, no pretendemos abarcar todo. Por eso hemos identificado ámbitos en los que pensamos que podemos ser punteros. Tenemos seis temáticas definidas en el programa. Una, la energía solar de concentración, que tiene bastante futuro y ya se aplica a gran escala, aunque aún presenta bastantes problemas tecnológicos que hay que abordar. Dos, los combustibles sostenibles. En primer lugar, el hidrógeno, y en segundo lugar, los biocombustibles de segunda generación, especialmente los obtenidos a partir de microalgas. Tres, el desarrollo de sistemas de almacenamiento de la energía que no se consume por desacoplamiento entre la oferta y la demanda. Cuatro, sistemas energéticos de elevada eficiencia, me refiero a pilas de combustibles y sistemas de poligeneración. Cinco, la gestión inteligente de la demanda y oferta de la energía eléctrica. Y seis, la valorización del CO2.

¿Valorizar el CO2 es reutilizarlo para convertirlo en otro producto?
Sí, eso es. Actualmente existen muchos investigadores trabajando en la captación y almacenamiento del dióxido de carbono, pero no en su reutilización como productos de utilidad. Nuestro objetivo es transformar el CO2 en productos, por ejemplo, alcoholes que se puedan usar como combustibles a partir de un aporte energético renovable. Esa es la clave.

A medio plazo, ¿será IMDEA Energía un centro de referencia internacional?
Como mínimo se necesitan cinco años. Cuando el centro esté plenamente desarrollado tendremos entre 150 y 170 personas trabajando. No se puede pasar de cero a cien en dos segundos. Se requiere tiempo. Estamos muy contentos porque los comienzos están siendo bastante significativos. Al final, la clave del éxito de un centro de I+D radica en el personal. Puedes tener recursos y un edificio maravilloso, pero lo más importante es que tus investigadores sean competitivos.

Craig Venter, científico pionero en investigación del genoma humano, afirma que, en veinte años, los combustibles podrían ser de producción biológica gracias a las bacterias. ¿Será así?
La biología tiene mucho que decir en el mundo de la energía, mucho más de lo que ha aportado hasta ahora. Tenemos por un lado el tema de microorganismos que producen biocombustibles; hay microalgas que pueden llegar a contener hasta un sesenta por ciento de su peso en aceite. También existen bacterias que pueden acumular aceite en sus células y también están los hongos oleaginosos. Además, existe un campo amplio para la modificación y alteración de esos microorganismos para producir biocombustibles. Es un terreno en el que se ha explorado hasta ahora relativamente poco, pero que ofrece unas posibilidades inmensas.

Más información
www.imdea.org
Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).