biomasa

La tecnología española de gasificación de biomasa sigue traspasando fronteras

0
A finales de mayo Ebioss Energy firmaba un contrato marco de colaboración estratégica con el gigante asiático Energy China Group para realizar proyectos internacionales de plantas de gasificación de residuos, biomasa entre ellos. Eqtec Iberia, filial de Ebioss, será la encargada de aportar la tecnología de gasificación y toda la ingeniería y diseño técnico para la construcción de las plantas. Ebioss ha adelantado a Energías Renovables que “el acuerdo no se ciñe a un país concreto; el primer proyecto que estamos estudiando conjuntamente es en el Reino Unido, pero tenemos otros también en fase de estudio en Croacia, Hungría, Tailandia, entre otros países”.
La tecnología española de gasificación de biomasa sigue traspasando fronteras

Desde la compañía española recuerdan que llevan desarrollando diferentes proyectos de gasificación desde 1997, principalmente en Europa (España, Bulgaria, Italia, Francia y Croacia). El proyecto de mayor relevancia es la planta de generación de electricidad con gasificación integrada de biomasa que se instaló en la destilería Mostos, Vinos y Alcoholes (Movialsa) ubicada  en el municipio de Campo de Criptana (Ciudad Real). “Actualmente lleva más de 50.000 horas de operación acumulada en los motores”, asegura Carlos Sánchez, responsable de desarrollo de negocio en Eqtec Iberia.

La planta de Campo de Criptana, de 5.9 MW, es de cogeneración de electricidad, vapor y agua caliente con gasificación integrada de biomasa compuesta por bagazo de uva, orujillo y huesos de aceituna. En el acuerdo con Energy China se habla de gasificación de residuos en general. Sánchez asegura que “no hay limitación en cuanto al tipo de residuo que utilizarán las plantas, puede ser biomasa, residuos de procesos agro-industriales o combustible derivado del residuo (CDR)”.  Concreta que “el primer proyecto que estamos estudiando conjuntamente se basa en la gasificación de astillas de madera de demolición procedentes de residuos industriales (wood chips grade C).”

Nuevas plantas en Reino Unido, Croacia, Hungría y Tailandia
El acuerdo con Energy China, además de conllevar la coordinación entre los dos grupos para realizar esos proyectos internacionales de plantas de gasificación de residuos, supone que Ebioss pone a disposición de la compañía asiática una parte de sus proyectos, para su análisis conjunto, por valor de unos 258 millones de euros, de los cuales una parte significativa están en el Reino Unido. Es en este país donde previsiblemente se construirá la primera planta, aunque afirman que también las tienen en estudio en Croacia, Hungría y Tailandia, entre otros países.

Energy China será la responsable de construir los proyectos llave en mano y de asistir para obtener la financiación mínima del 75% sobre el total de inversión a través de bancos chinos y/o bancos internacionales; se compromete a aportar mínimo el 50% necesario para cada proyecto y Ebioss y/u otros inversores el resto; y subcontratará en exclusiva a Eqtec Iberia para implementar su tecnología de gasificación para todos los proyectos. Por su lado, Ebioss, a través de esta filial, es la responsable de aportar su tecnología de gasificación y, especialmente, toda la ingeniería y el diseño técnico detallado para la construcción de dichas plantas.

A parte de en la de Campo de Criptana, la tecnología de Eqtec Iberia está presente en varias plantas en funcionamiento. Por estas páginas ya pasó la de 4 MW eléctricos instalada en el municipio de Stroevo (Bulgaria), donde se utilizan como biocombustibles astillas de madera y pélets de paja. “Este es el primer proyecto donde implantamos la tercera generación de nuestra tecnología patentada Eqtec Gasifier Technology, que se distingue por su alto rendimiento eléctrico”, apostilla Carlos Sánchez.

Añadir un comentario