biomasa

Comisiones Obreras redobla su apuesta por la biomasa en comarcas mineras de Asturias

2
Un informe titulado La biomasa forestal y su potencial de desarrollo en Asturias y unas jornadas sobre biomasa celebradas en Mieres han servido para que Comisiones Obreras (CCOO) reafirme su apuesta por el sector. Damián Manzano, secretario general de la Federación Regional de Industria, considera que “Asturias debe desarrollar esta actividad para poder convertirse en una región que genere empleo y que permita anclar población en el entorno rural”. El informe cifra en 78 megavatios eléctricos los actualmente instalados y recuerda que hay 108 por instalar.
Comisiones Obreras redobla su apuesta por la biomasa en comarcas mineras de Asturias
Imagen de una explotación forestal cedida por CCOO asociada al informe que presentó la semana pasada

CCOO organizó el pasado viernes en el Campus de Investigación de Mieres unas jornadas sobre la biomasa en las que principalmente se puso de relieve el potencial de Asturias en este sentido. La cita tuvo lugar pocos días después de la presentación de un informe en el mismo sentido que concluye que “la producción de energía mediante la utilización de este recurso (biomasa) puede convertirse en un motor dinamizador de la economía de algunas comarcas que atraviesan una situación delicada, impactando positivamente en su desarrollo económico”.

En las jornadas de Mieres, Damian Manzano, aseguró que “en Asturias existe una potencialidad de biomasa en todos sus componentes, desde el recurso en forma de materia prima, la tecnología netamente asturiana pendiente de su desarrollo y la capacidad para entrar dentro del mix energético”. Por eso considera que se “debe desarrollar para poder convertirse en una región que genere empleo y que permita anclar población en el entorno rural”.

En la misma nota de prensa difundida por CCOO de Asturias se resalta que “la federación de Industria estima que la biomasa puede generar unos 2.000 puestos de trabajo directos, casi diez directos por megavatio instalado”. Para eso deben desarrollarse los proyectos más inminentes que se citan en el informe La biomasa forestal y su potencial de desarrollo en Asturias.

108 megavatios más de biomasa eléctrica a la vista
El informe, publicado en septiembre, pero presentado la pasada semana, recopila datos de diferentes fuentes para concluir que “en la actualidad hay seis proyectos relacionados con la producción eléctrica con biomasa, que supondrán una potencia de 108 megavatios (MW)”.

Entre ellos citan la planta de dos megavatios de El Sueve Mediambiente en Colunga, que se estima que consuma 11.200 toneladas/año de biomasa procedente de los eucaliptos existentes en la zona. Añaden que “la empresa promotora también informa en su web que se encuentra en trámites para la implantación de otra planta en Ibias”.

CCOO cita en la misma publicación que “Greenalia pretende reactivar sus proyectos para construir centrales eléctricas de biomasa en La Espina, en el polígono de La Curiscada (Tineo) y en La Rasa de Selorio (Villaviciosa). Serían dos centrales de 15,40 MW de potencia cada una que aprovecharían residuos forestales procedentes de los restos de cortas”.

Plantas de Greenalia y Hunosa
Lo cierto es que la única planta de Greenalia por la que oficialmente está apostando es la que se instalaría en el polígono industrial de Zalia en Gijón. El informe precisa que “ha manifestado su interés en adquirir 80.000 metros cuadrados en la Zalia para construir una planta de biomasa de 49,91 MW, que conllevaría una inversión de 70 millones de euros”. “El combustible serían restos de cortas efectuadas en un radio de 100 o de 150 kilómetros de cada planta, en este caso de eucalipto y pino”.

Por último, recuerdan que “Hunosa está estudiando retomar el proyecto para poner en marcha una central térmica alimentada con biomasa forestal, anunciado en 2012 por la anterior dirección, que preveía su emplazamiento en Mieres, y que fue posteriormente descartado”. Este mismo año, en febrero de 2019, junto al Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias (SOMA-UGT), CCOO planteó a Hunosa que cumpla con ese compromiso de construir dicha central en la escombrera de Reicastro (Mieres).

Biomasa dentro de la transición justa
La biomasa es una de las alternativas que se manejan desde diferentes frentes para consolidar la regeneración de las comarcas mineras y apostar por ello dentro de la Estrategia de Transición Justa del Ministerio para la Transición Ecológica. Así se señala también en el informe de CCOO.

“En el contexto actual, de pérdida de potencia instalada por el cierre de las térmicas, y habida cuenta de la existencia de una importante demanda por parte de la industria electrointensiva y de la industria en general, la biomasa constituye una prometedora fuente renovable, cien por cien gestionable, alternativa al carbón, que puede contribuir a cumplir con los requisitos de la demanda de energía y con las exigencias respecto de esta última establecidas por la UE”, señala el informe.

Para aprovechar este potencial, CCOO hace tres propuestas. La primera es que “el Principado de Asturias elabore su propio Plan de Energías Renovables estableciendo su contribución a esos objetivos estatales y aprobando medidas para el fomento de las diferentes tecnologías”.

Subastas específicas por regiones, tecnología y tamaño
La segunda propuesta se centra en la necesidad de promover nuevas subastas que sean específicas por regiones según el recurso renovable disponible, que den prioridad a las regiones mineras o en las que se prevean cierres de centrales térmicas de carbón y que también sean específicas por tecnología y tamaño, porque consideran que “en Asturias las instalaciones pequeñas son las más viables".

En la última propuesta piden crear “un ente gestor por parte de las administraciones públicas destinado a ser el receptor, coordinador y formador, muy especialmente entre los profesionales del sector agro-ganadero asturiano y los propietarios forestales, de todos aquellos recursos que pudiendo ser destinados a la explotación de la biomasa para su uso en la generación de energía eléctrica en este momento están siendo en el mejor de los casos infrautilizados o, directamente, se encuentran sin aprovechamiento alguno”.

Buena parte de los contenidos de este informe ya estaban presentes en otro titulado  El potencial de las energías renovables y su industria asociada en Asturias, publicado en julio por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (Istas), fundación autónoma de carácter técnico-sindical promovida por CCOO, donde ya se pedía un impulso decidido y sostenible al desarrollo de la biomasa como una de las formas de consolidar alternativas a la industria del carbón.

Añadir un comentario
Agosto
Gestionar la biomasa implica gestionar los bosques, los incendios y crear bosques donde no los hay, eliminando el transporte al ser aprovechadas \"in situ\".
Julio
No se debiera llamar biomasa a quemar madera. Hay otras formas de producir electricidad más sostenibles. Los sindicatos están vendidos