biogás

“España necesita establecer un objetivo serio de biometano como en Francia”

0
Xavier Flotats, profesor emérito de Ingeniería Ambiental de la Universidad Politécnica de Cataluña y miembro de honor de la Asociación Española de Biogás, considera que es hora de “definir un objetivo serio y concertado a largo plazo para la incorporación de los gases renovables en el consumo de energía”. Y pone a Francia como ejemplo, donde se establece que en 2028 el biometano ha de cubrir entre el siete y el diez por ciento del consumo total de gas. Y recuerda que hay estudios que plantean llegar al cien por cien en 2050.
“España necesita establecer un objetivo serio de biometano como en Francia”
Planta piloto de biometano en Lleida desarrollada dentro del proyecto LIFE Methamorphosis

Xavier Flotats ha presentado esta mañana en una rueda de prensa virtual, junto a Manuel Calvo, director de Energía y Medio Ambiente de la Fundación Naturgy, el informe de esta última Los gases renovables, un vector energético emergente. El principal objetivo de esta publicación es el de “evaluar tanto su potencial (de gases renovables) en España como su viabilidad económica y de comparar nuestra regulación con la de otros países de la Unión Europea”.

De entrada, Calvo ha recordado que las recientes propuestas de normativas y planes presentados o aprobados en España, “definen objetivos muy ambiciosos de descarbonización y participación de energías renovables en los que tienen que tener cabida todas las posibilidades, incluidas las que ofrecen los gases renovables, por su valor como combustible y en la gestión de residuos”.

El representante de la Fundación Natrugy se refiere al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, la Estrategia de Economía Circular y el proyecto de ley de cambio climático y transición energética. Este último adelanta que “el Gobierno fomentará, mediante la aprobación de planes específicos, la penetración de los gases renovables”. También establecerá un sistema de garantía de origen renovable del gas, algo que se reclamó también en la rueda de prensa como imprescindible para el desarrollo del mercado.

Penúltima, solo por delante de Rumanía
Xavier Flotats, uno de los autores del informe junto a Álvaro Feliu, constata “el enorme retraso que llevamos con respecto al resto de Europa a pesar del potencial de producción de gases renovables que tenemos”. “Ahora mismo estamos a la cola de la Unión Europea, solo por delante de Rumanía, en la producción de electricidad con biogás por habitante”, afirma Flotats echando mano del último informe estadístico de la Asociación Europea de Biogás (EBA en sus siglas en inglés).

“Este retraso obliga a tomar medidas y emprender políticas decididas que incentiven su uso e implantación”, considera Flotats, y cita a Francia como ejemplo a la hora de “definir un objetivo serio y concertado a largo plazo para la incorporación de los gases renovables en el consumo de energía”. Solo así se aprovechará, entiende, un potencial energético que en un escenario de máximos el informe cifra entre 17,21 y 19,45 de miles de millones de metros cúbicos al año (bcm) y el disponible entre 5,26 y 8,19.

Cubrir el 65 por ciento de la demanda de gas con gases renovables
Con estas cifras, se estima que en la banda baja equivaldría a la cuarta parte de la demanda actual de gas en España, pero “podría cubrirse hasta un 65 por ciento de la demanda actual de gas natural con este tipo de gases, siempre que se impulse su desarrollo de forma decidida y sin mayor demora”, explica Flotats.  

El libro, entre otros ejemplos de desarrollo de gases renovables en Europa, expone el de Francia, donde el Gobierno establece que en 2028 la producción de biometano ha de alcanzar entre el siete y el diez por ciento del consumo total de gas, y que su consumo en el transporte en 2023 tiene que ser de 2 TWh y suponer el veinte por ciento del consumo total.  Otra normativa  determina que “el biometano inyectado tiene un precio mínimo garantizado que el productor recibe del comercializador del gas durante quince años”.   

Pero hay más, como también ha recordado Flotats en la rueda de prensa, ya que la Agencia de la Transción Ecológica de Francia, conocida por su acrónimo Ademe, publicó a finales de 2018 un informe en el que se sopesa la viabilidad técnica y económica para que en 2050 el cien por cien del gas que se consuma en Francia sea renovable. “Lógicamente, ha de ser en un escenario de menor consumo, al menos en un 35 por ciento”, apostilla Flotats.

Reducción de más del diez por ciento de las emisiones en 2030 solo con gases renovables
En cuanto a otros aspectos que se plantean en el libro destacan que si España desarrolla todo su potencial de producción de gases renovables podría llegar a reducir unos 35 millones de toneladas de CO2, más del diez por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero previstas para el año 2030.

También se incide en que nuestro país dispone de “una cantidad importante de residuos orgánicos biodegradables y de biomasa agrícola y forestal (cerca del cuarenta por ciento de la superficie española está ocupada por bosques) que no se explota adecuadamente”. Por último, con base en informes como los de la EBA, se apunta que en Europa hay instaladas más de 540 plantas de producción de biometano, mientras que en España sólo hay una.

Todo esto debe cambiar para las autores del libro, sobre todo si se piensa que “este vector energético será, en el futuro, un agente activo como fuente de energía renovable, facilitando la integración de los sistemas gasistas y eléctricos, apoyando la gestión eficaz de residuos y contribuyendo a la economía circular”.

Añadir un comentario