autoconsumo

Los administradores de fincas de Madrid piden eliminar la necesidad de licencia de obra para instalar fotovoltaica

1
Los administradores de fincas de Madrid (CAFMadrid) piden que se elimine la exigencia de licencia de obra para la instalación de placas solares fotovoltaicas en las comunidades de propietarios, auténtica barrera al desarrollo del autoconsumo en edificios residenciales. Ya hay diez comunidades autónomas que han suprimido esta exigencia.
 


Los administradores de fincas de Madrid piden eliminar la necesidad de licencia de obra para instalar fotovoltaica

Transcurridos dos años desde la aprobación del Real Decreto-Ley 15/2018, por el que las comunidades de propietarios podrían beneficiarse del autoconsumo eléctrico, la instalación de placas fotovoltaicas en edificios residenciales es todavía simbólica, según indican desde el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid).
 
“Una de las principales barreras para el desarrollo del autoconsumo fotovoltaico en las comunidades, además de la adopción de un acuerdo en junta de propietarios, es la solicitud de la licencia de obra por los trámites que conlleva. Por eso, desde el Colegio de Administradores de Fincas pedimos a la Comunidad de Madrid la eliminación de esta licencia para favorecer su instalación”, señala Isabel Bajo, presidenta de CAFMadrid. 



Desde esta institución también defienden “el importante ahorro que supone la compensación de la energía autoproducida y no consumida en la factura de la luz, ya que, actualmente, según los datos de la Comunidad de Madrid, un 88% de las instalaciones de autoconsumo tiene un excedente de energía que se vuelca en la red eléctrica”.
 
Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), actualmente son diez las Comunidades Autónomas -entre otras Aragón, Illes Balears, Extremadura, Cataluña y Andalucía- que han eliminado la petición de licencia de obra en sus municipios, lo que suprime barreras administrativas y aumenta las posibilidades para que las comunidades de propietarios se decidan a realizar instalaciones de autoconsumo.
 
Una ley de propiedad horizontal más flexible
Otro inconveniente, explican desde CAFMadrid, es que para acometer este tipo de instalación se requiere de un acuerdo por parte de la comunidad de propietarios. Podrá ser acordada, a petición de cualquier propietario, por un tercio de los integrantes de la comunidad que representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación, lo que es muy complicado. “Desde el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid pedimos que se incluya en una nueva Ley de Propiedad Horizontal un acuerdo comunitario más flexible”, indica Isabel Bajo.
 
Las comunidades de propietarios podrán acceder en las próximas semanas a los 2.000 millones en ayudas que ha anunciado recientemente el Gobierno de España, que irán destinadas a los municipios con menos de 5.000 habitantes para, entre otras acciones, promover la instalación de tejados solares y autoconsumo. “Estas ayudas son fundamentales para las comunidades de propietarios, ya que la inversión en nuevas instalaciones siempre supone, de entrada, cierto rechazo”, recalca la presidenta de CAFMadrid.
 
Además, desde la Comunidad de Madrid se han lanzado dos planes de ayudas de Impulso de Instalaciones de Autoconsumo en el Sector Residencial que se han agotado al poco tiempo y del que se han beneficiado más de 300 inmuebles. En el Ayuntamiento de Madrid también existen bonificaciones del IBI a todos los edificios que instalen sistemas de aprovechamiento de la energía solar.
 
CAFMadrid considera que el autoconsumo, además de proteger el medioambiente y ayudar en la lucha contra el cambio climático, puede convertirse en uno de los principales sectores que ayudarán a la recuperación económica. Por ello, está trabajando en llegar a acuerdos con algunas compañías para ofrecer en condiciones más ventajosas instalaciones fotovoltaicas en comunidades de propietarios gestionadas por administradores de fincas colegiados.
 

Añadir un comentario
Miguel
Se las prometían muy felices con las instalaciones fotovoltaicas compartidas en edificios de pisos. Dos o tres años después, siguen con que hay trabas, que quieren que se suprima la licencia de obras, reducción del IBI, que haya subvenciones, y aún así pocos edificios se deciden a su instalación. Tal vez subestimaron lo difícil que es poner de acuerdo a los inquilinos. Tal vez subestimaron también que la mayoría de la gente no quiere generar su propia energía, sino que la genere una empresa especializada en ello, pero lo que si quiere es que se la vendan lo más barata posible.