ahorro

Las calderas de gas y gasoil deben desaparecer en cinco años para alcanzar la neutralidad climática

11
La eliminación progresiva de nuevas calderas de gas y gasoil para 2025 podría ahorrar hasta 110 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año en Europa para el 2050, según demuestra un nuevo informe de Coolproducts, coalición europea de la que forma parte Ecodes. Estos ahorros supondrían dos tercios de la reducción total de las emisiones necesaria para lograr la neutralidad climática en edificios residenciales y públicos.  

Las calderas de gas y gasoil deben desaparecer en cinco años para alcanzar la neutralidad climática

Si se pone fin a la instalación de nuevas calderas de gas, gasoil y carbón en la Unión Europea (UE) a partir de 2025, se ahorrarían un total de 30 Mt de emisiones anuales de CO2 para 2030, 90 Mt para 2040 y 110 Mt para 2050. Aproximadamente un tercio de las emisiones anuales de CO2 de España, indica la coalición, que pide a la UE que utilice los reglamentos de ecodiseño y etiquetado energético para eliminar gradualmente las calderas de combustibles fósiles, asignándolas primero a las dos categorías más bajas de la etiqueta energética (F y G); y retirándolas luego progresivamente del mercado.

 “Se espera que la rehabilitación energética de viviendas reciba especial atención dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que España ya ha presentado pero que tiene que llenar de detalles. Necesitamos apostar por sistemas de calefacción que no sean fósiles, si realmente queremos garantizar la transición energética de nuestro parqué de viviendas” dice Monica Vidal, directora de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de Ecodes. “España y por supuesto el resto de Europa tendría que dar señales claras impidiendo  la instalación de nuevos sistemas de calefacción que utilicen combustibles fósiles, empezando con los edificios de nueva construcción”, añade.

Mélissa Zill, directora de Programa de ECOS, recuerda que las calderas de gas tienen una vida media de unos 25 años. "Si seguimos instalando calderas de combustibles fósiles después de 2025, Europa no será climáticamente neutra en 2050 y los líderes de la Unión Europea no cumplirán con su promesa. Es una cuestión de voluntad política, ya existen alternativas de calefacción limpias como las bombas de calor y la energía solar térmica. Los gobiernos deben darles un impulso definitivo", indica.


La pieza que falta en el rompecabezas
Davide Sabbadin, experto en Política climática y Economía Circular de la Oficina Europea del Medio Ambiente, asegura que “la prohibición de nuevas calderas de combustible fósil es la única manera de asegurar la descarbonización de nuestros hogares y edificios públicos. Cuando vemos los miles de millones de euros que la UE prometió invertir en la renovación de edificios, la eliminación gradual del gas y el petróleo de nuestros sistemas de calefacción destaca como la pieza que falta en el rompecabezas".



A fecha de hoy, el 28% del total de la energía consumida en la UE se utiliza para calentar espacio y agua en edificios. En el sector residencial, el 75% de esta energía proviene de combustibles fósiles como el gas, el gasoil o el carbón. Además, la mitad de los edificios están equipados con calderas instaladas antes del 1992. De los 129 millones de calderas instaladas en la UE, más del 50% de todas ellas son muy ineficientes, clasificadas en las clases de energía C o inferiores. 

Lo bueno es que ya es posible calentar nuestros hogares sin calentar el planeta: las bombas de calor o la energía solar térmica pueden hacerlo de una manera mucho más limpia.

De momento, sólo un 17,3% de los aparatos de calefacción instalados en los hogares europeos usan electricidad o fuentes de energía limpia. Sin embargo, las regulaciones de ecodiseño y etiquetado energético de calderas y calentadores de agua son herramientas muy potentes para descarbonizar rápidamente la calefacción. En vigor desde 2013, solo este año de 2020 han permitido un ahorro de CO2 de unos 20 millones de toneladas, según Coolproducts. 



La coalición plantea que la UE elimine los viejos aparatos en dos etapas: a partir de 2023, retirar del mercado los de peor rendimiento, los de clase G; y en 2025, hacer otro tanto con las calderas de clase F. Al mismo tiempo, las clases más altas de la etiqueta deben reservarse sólo para las tecnologías de mejor rendimiento, de modo que los compradores puedan entender fácilmente cuales son las opciones más eficientes.



La Comisión Europea está revisando actualmente los reglamentos de ecodiseño ecológico y etiquetado energético para los aparatos de calefacción y los calentadores de agua, un proceso que comenzó en 2018.

Añadir un comentario
Fernando
Éstoy de acuerdo con comentarios anteriores, el más acertado el de Santiago creo que es consumir menos. No se pueden comparar de esa forma energías todas contaminantes por cierto. La eléctrica porque no distingue de donde proviene la luz (carbón, petróleo y derivados, nuclear, Hidráulica, solar...) simplemente la coge. El gasóleo por sus emisiones tanto de fabricación como de transporte, consumo. El gas emisiones también especialmente consumo porque si se transporta por gasoducto o tubería desde origen en teoría de transporte genera poca emisión en operaciones de traslado. De todas formas la buena noticia es que el mayor ayuntamiento de España ha creado un plan para acabar con calderas de carbón y a medio plazo de gasoil. Haber si se convierte en hechos tras serlo en palabras.
JMT
Buf, vaya comenarios más desafortunados, cuando no interesados. ¿Que por qué tipos de calderas sustituimos las actuales de gas y otros combustibles fósiles? Por termos con bomba de calor, mucho más eficientes que el gas, no digamos los demás combustibles. Que la electricidad también es contaminante? Muchísimo menos que los combustibles fósiles directos, y de hecho cada vez menos. Somos uno de los países con energía eléctrica más limpia, y mejorando rápidamente. El que no se lo crea, que entre en http://electricitymap.org/ y lo compruebe por sí mismo (información en tiempo real proporcionada por REE en el caso de España). Y ya el colmo es lo del uranio y Ucrania. Vamos, como si las centrales nucleares fuesen a apagarse de repente gracias a usar calderas de gas. Esas centrales funcionan de manera (casi) continua hasta su fin del ciclo de vida. Es cierto que la tendencia es a desmantelarlas y desde luego no montar nuevas. Pero mientras están, están, nos guste o no. No se pueden apagar y encender. Aprovechemos que no producen CO2 y no contribuyen por tanto al cambio climático. Yo en mi casa tengo calefacción a gas y bomba de calor. Con el gas era la ruina en invierno. Con la bomba de calor el consumo es de un tercio o menos para la misma temperatura, nada que ver. El calentador todavía es de gas, pero pronto lo vamos a cambiar por un termo también con bomba de calor, que son una maravilla de la eficiencia. No he querido ofender a nadie, espero que el comentario resulte útil para los que quieren contribuir a un mundo más limpio.
Pablo Ruiz
Este es un tema interesante: ¿Cómo pueden los edificios contaminar menos? El agua caliente i la calefacción consumen más del 60 % de la Energía del ámbito residencial (que significaba un 13% del total de energía final). Y la calefacción es el segundo consumo importante, detrás de la iluminación, en el sector servicios... ¿Cómo se pueden reducir estos consumos? Rehabilitación energética, arquitectura solar pasiva, passivehaus,... ¿Qué equipos de producción de calor se deben promover? Biomasa (a lo mejor no en las ciudades), Placas solares, Bombas de calor aire/aire o aire/agua o geotérmicas, con un COP de 2 a 4; Calderas de gas de condensación, con sistemas de baja temperatura; Buenas regulaciones con temperaturas de confort de 19-20ºC i de mantenimiento de 17, Buenos hábitos en la gestión de la energía,... Todo suma. Un saludo.
MB
de paso que nos prohíban quemar la leña.... todo con luz es mejor y mas limpio..... enfin
Alberto R.
Muchos se preguntan. Cómo vamos a reducir las emisiones de CO2 de Europa hasta un 55 % para 2030 (que lo tenemos ya a la vuelta de la esquina). Otros se preguntan, con qué vamos a sustituir las calderas de gasoil y de gas natural para reducir el CO2? La respuesta a la 1ra pregunta es simple: destruyendo la economía. Dejando Europa como un erial. De esta forma se logrará ese súper ambicioso hito. A parte de reducir la esperanza de vida de la gente no productiva (mediante eutanasias) y de reducir la población (mediante abortos masivos y más invierno demográfico, si cabe) La respuesta a la segunda pregunta, de nuevo, muy fácil. Prohibiendo ese tipo de instalaciones de una forma dictatorial. Si existe en el mercado en ese momento una tecnología que pueda sustituir esas instalaciones pues genial. Uno se gastará el dinero en actualizar su sistema de calefacción y agua caliente sanitaria (quien pueda y quien no que le den). Sin embargo, si la tecnología quw haya no sea del todo satisfactoria y no pueda suplir con la misma eficacia a la tecnogía antigua, pues que nos den y a ducharnos con agua fría o tíbia y a pasar frio en invierno). Se han puesto de un modo dictatorial que da miedo. Parecen talibanes de la ecología
Arantzazu
De vergüenza el artículo, no se de dónde se ha sacado los datos, lo primero trabajo calle center de mantenimiento de calderas y calentadores a nivel nacional y los 25 años son los aparatos que más duraban para ser exactos aparatos estancos de marca Junkers y Saunier Duval; segundo de dónde sale que la electricidad es no contaminante ....k se lo digan a los de Chernobil ....claro a los que lo pueden contar....que se alimentan de Uranio y es muy contaminante tardan muchos años en desaparecer y por ello el cuidado con el que se trata. Tercero que ha pasado con el dinero que se derrochó en fomentar autoproductores con placas solares....vendannos energías renovables pero con argumentos que se sustenten y no como todo una gran mentira....señores que muchos de nuestros abuelos no tenían cultura y creían todos pero afortunadamente mucha población ya tiene carreras y estamos más capacitados que muchos de sus dirigentes
Santiago
Señores, seamos serios. No hay sistema bueno, todo implica una contaminación aunque sea en la fabricación. Lo mejor sería no consumir. Así que busquemos el mal menor...
Frank
Estoy totalmente de acuerdo con algunos de los comentarios que se han vertido, no se puede poner en la misma balanza comparativa al gasóleo, gases combustibles, o al carbón, pero tampoco se puede hablar de energías limpias y meter en este saco a la electricidad, pues he incitar a la población al cosumo de de esta, es un grave error, a parte de falsear la verdad, pues las enegias mas contaminantes por este orden son: Nuclear, combustibles solidos (Carbón), E. ELECTRICA, derivados del petroleo; Gasoil, G,L,P; Gas N, E. RENOVABLES. No olvidemos que la reproducción de electricidad, es la mas contaminate, salvo que esta fuese producida mediante E. Solar Fotovoltaica. Pero si lo que quieren es aparentar que es la mas limpia en los hogares, desde luego que sí. SOLUCIÓN Si queremos un planeta limpio, equilibrado, eficientemente energetico, tenemos que irnos al HIDRÓGENO. Que pasa con el HIDROGNO? por que no se saca al mercado de una vez por todas, los intereses economicos a niveles.de estados son mas fuertes que la solucion al planeta??? La reproducción de los P.D.C de la combustión del HIDRÓGENO es H2O (AGUA) Se cierra el ciclo. Ahí lo dejo.
Álex
Y por qué calderas las vamos a sustituir? Porque la calefacción eléctrica al final está consumiendo electricidad generada en centrales de combustibles fósiles en gran medida... No pongamos la carreta delante de los bueyes. Primero una alternativa viable, asequible, para sustituir millones de calderas y luego ya hablamos de sustituirlas.
Fernando
El gas, gasoil... cómo ha puesto Alberto no se pueden comparar. Además con las nuevas energías no se cuentan algunos detalles. Como la alta necesidad de minerales llamados raros para su fabricación. Que implica explotación minera y aumentar la dependencia de China. Al tener buena parte del pastel de estos minerales llamados \"raros\". Igualmente las limitaciones de emisiones en ciertos países de la UE puede provocar un aumento de la energía nuclear que genera residuos costosos de tratar. En resumen, lo mejor pienso es consumir sólo lo necesario, fabricar los productos teniendo en cuenta en su diseño... su futuro reciclado y sacar el mayor aprovechamiento de los residuos para parecernos al ciclo circular de la naturaleza que no genera basura y todo se aprovecha.
1 2
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).