ahorro

Ecobonos, una herramienta que hace más asequible la rehabilitación energética de edificios

0
La empresa de capital ecológico Greenward Partners aboga por traer a España los ecobonos. Una herramienta concebida como crédito fiscal y transferible al inversor que financie la rehabilitación, que se utiliza ya en otros países y ayuda a que estos proyectos sean accesibles a los propietarios y colectivos con rentas más bajas.

Ecobonos, una herramienta que hace más asequible la rehabilitación energética de edificios

La reforma integral de un edificio de 20 viviendas de 100 m2 con finalidad de eficiencia energética, incluyendo envolvente, calderas y otros elementos, supera fácilmente los 300.000 euros, indican desde Greenward Partners. Los ecobonos, que ya se utilizan en países como Italia, pueden ser una vía para incrementar la eficacia de las deducciones en el IRPF anunciadas por el Gobierno para la rehabilitación de viviendas.


Como explica Eduardo Brunet, fundador y CEO de la compañía, “el anuncio realizado por el Gobierno sobre los incentivos fiscales con deducciones en el IRPF de hasta el 60% de las cantidades que inviertan los particulares en obras para mejorar la sostenibilidad de su vivienda nos parece una magnífica noticia. Pero la medida ganaría efectividad y alcance si se contemplaran estas bonificaciones fiscales a través de ecobonos, con los que el reconocimiento de esa desgravación o crédito fiscal por el importe de la inversión en la renovación energética pueda transferirse a inversores que financien la obra y que tengan base imponible suficiente para aprovecharlos”. 

Con ello, continua Brunet, "se consigue aligerar significativamente el peso de la inversión para el particular, al poder disponer de los fondos anticipadamente en lugar de esperar a obtener su compensación como deducción futura del impuesto de la renta".

A esto se suma que "la pérdida de recaudación por el crédito fiscal se compensa ampliamente mediante el modelo de ecobonos con una mayor recaudación por impuestos indirectos, el impulso a la actividad económica del país y el aporte de importantes contribuciones sociales dada la enorme cantidad de puestos de trabajo y flujo de tráfico mercantil que crea, especialmente en el entorno pyme".
 
Greenward Partners está haciendo propuestas a diversas administraciones para extrapolar a España este modelo que ya ha demostrado un gran éxito en Italia.
 
Marco regulatorio

A los incentivos fiscales para la rehabilitación integral de viviendas se suma la decisión del Gobierno de  incluir en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 una partida de 27.000 millones de euros procedentes de los fondos del Plan de Recuperación de la UE. Una cantidad que, según indican desde Greenward Partners, "ayudarán a hacer realidad los objetivos del PNIEC de avanzar en la descarbonización mediante la rehabilitación energética de edificios y supondrán un impulso a la Estrategia a Largo Plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESEE)".
 
La compañía considera, no obstante, que esa cantidad y las ayudas fiscales recién anunciadas siguen siendo insuficientes para cubrir las necesidades reales. Afirma, además, que estas ayudas fiscales "plantean problemas de plazo (se monetizarían al año siguiente de incurrir en la inversión), y adjudicación (especialmente en comunidades de propietarios), que puede dilatarse en el tiempo por su complejidad dada la amplia variedad de estructuras jurídicas que pueden ostentar la propiedad y posesión de cada inmueble.
 
“Actualmente no existen en el mercado español productos y estructuras que faciliten la financiación del 100% del coste de un proyecto de rehabilitación integral, a largo plazo, a tipos competitivos y bajo modelos estandarizables que disminuyan el riesgo de la operación y permitan su escala. Esa ausencia de instrumentos eficientes de financiación y la incertidumbre sobre la consecución real de los ahorros estimados son importantes barreras para que los propietarios, especialmente los de rentas más bajas, se decidan a acometer los necesarios proyectos de rehabilitación para la mejora de la eficiencia energética”, puntualiza Eduardo Brunet.
 
“El nuevo mantra de la financiación verde o sostenible que envía Bruselas es el `blended finance´ o la eficiente interacción entre subvenciones, ayudas, garantías y créditos blandos del sector público con financiación en escala desde el sector privado. Solo la correcta e inteligente articulación de estos mecanismos será capaz de atraer los ingentes recursos financieros necesarios en este campo de la rehabilitación energética de edificios Es necesario apostar por vías innovadoras y facilitar la financiación para la rehabilitación energética mediante créditos u otras fórmulas a los propietarios de inmuebles, sobre todo a los de menor poder adquisitivo, y enfocar las ayudas públicas a las situaciones de mayor necesidad”,  concluye Brunet.

Añadir un comentario