Madrid quiere reducir CO2 con híbridos y eléctricos 

Martes, 12 de febrero de 2013


La Comunidad de Madrid dejará de emitir 1.018 toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones anuales de 1.000 hogares, mediante un programa para el incremento del número de vehículos eléctricos e híbridos entre los años 2013-2016. El plan contempla, en concreto, la adquisición de 166 vehículos eléctricos e híbridos que serán utilizados por la Administración autonómica y otros organismos.

Madrid quiere reducir CO2 con híbridos y eléctricos 

Esta iniciativa ha sido seleccionada uno de los Proyectos Clima 2012 por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente entre los 190 presentados en toda España, de los que definitivamente se han aprobado 40. Concretamente, significará la sustitución de 337 vehículos por otros 166 vehículos eléctricos y 171 vehículos híbridos.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Luis Asúa, ha explicado que “el objetivo de este proyecto es impulsar el despliegue de la movilidad eléctrica en nuestra región para reducir las emisiones de CO2, mediante un compromiso formal de renovación de la flota institucional, no sólo de la Administración autonómica, sino también de otras entidades que se han sumado como el Canal de Isabel II, o ayuntamientos como Madrid, Alcalá de Henares, Alcorcón Getafe, Leganés, Móstoles o Parla”.

Asúa ha añadido que van a pedir la ampliación del proyecto, para lograr “la que fue nuestra ambiciosa primera propuesta; la introducción en la Comunidad de Madrid de 20.000 vehículos híbridos o eléctricos en los cuatro años del proyecto”. De esta forma se incluiría la sustitución de flotas más grandes como las de los taxis, empresas de paquetería, de reparto, o correos, que podrían ser presentadas este año en la nueva convocatoria 2013 de “Proyectos Clima”, cuando estén más identificadas.

La iniciativa se incluirá entre las actuaciones que conforman la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid 2013-2020.

Los Proyectos Clima se enmarcan en la política de compensación voluntaria de emisiones de CO2 que el Estado está desarrollando para los conocidos como “sectores difusos”, es decir, aquellos que no están sujetos al régimen europeo de comercio de derechos de emisión. El MAGRAMA cofinancia estos proyectos mediante la compra de las toneladas de CO2 reducidas (y verificadas por terceros independientes)

+ Añadir un comentario