La eólica genera en España 3,5 veces más riqueza que los ciclos combinados

Pepa Mosquera Domingo, 14 de octubre de 2012


Con el objetivo de ayudar a los políticos a tomar decisiones fundadas sobre las oportunidades que ofrece el apoyo a la generación con renovables y a petición de Acciona y EDP, Ernst & Young ha analizado el potencial de creación de valor de dos tecnologías: la eólica y los ciclos combinados (CTCC). ¿El resultado? En España, los costes para producir 1 MWh con eólica generan 56 € de Valor Añadido Bruto, frente a los 16 € por 1 MWh producido con CTCC. La energía del viento crea, además, el doble de empleo.

La eólica genera en España 3,5 veces más riqueza que los ciclos combinados

 “Análisis del potencial de creación de valor de las políticas de energía eólica”. Así se llama el estudio realizado por Ernst & Young, que ha tenido en cuenta a la hora de realizarlo factores que no se suelen contemplar en estos análisis, como los costes directos de cada una de estas tecnologías y su impacto sobre la economía en términos de creación de empleo, contribución al PIB, seguridad energética, costes de integración en la red, emisiones de CO2 e impacto de la energía eólica en los precios del pool eléctrico. El estudio también valora los costes que conlleva la integración en la red de la energía eólica.

La consultora, que ha utilizado la información proporcionada por fuentes de información pública y los datos medios de partida, ha llegado a la conclusión de que en la mayoría de los países analizados (España, Francia, Reino Unido, Alemania. Polonia, Portugal y la UE27 en conjunto),  cada euro invertido en energía eólica genera retornos positivos para la economía nacional en términos de Valor Añadido Bruto, creación de empleo y seguridad energética  mayores que los generados con CTCC. Un “potencial que no está suficientemente identificado en la actualidad en los círculos de decisión política”, señala Ernst & Young.

Así,  en España, "los costes necesarios para producir 1 MWh con eólica generarán 56 € de Valor Añadido Bruto, frente a los 16 € por 1 MWh producido con CTCC".  La explicación se encuentra en que “el gas natural es, en gran medida, importado en la mayor parte de los países europeos y este desembolso supone ventajas muy limitadas para las economías nacionales”, explica Ernst & Young. Es decir, el pago por el combustible va directamente a los países productores de gas y, por lo tanto, no beneficia a la economía nacional. Además, “las industrias y servicios que forman parte de la cadena de valor de la energía eólica poseen, en términos globales, mayor valor añadido local que en el caso de la generación con CTCC”.

El estudio concluye que una vez incluidos todos los costes y los beneficios, el coste “neto” de la energía eólica es inferior al coste equivalente de CTCC.

“La energía eólica muestra un coste normalizado más alto por MWh (LCOE) que la generación CTCC, con unos 81 € por MWh generado en comparación con los 74 € por MWh (incluidos 5,25 € de CO2) para CTCC. Esto se debe principalmente a que requiere mayores gastos de capital (CAPEX)”. Estos costes CAPEX y OPEX (operativos) de la energía eólica “suponen una contribución significativa a la creación de PIB en la economía nacional”. De hecho, de acuerdo con Ernst & Young, el “coste neto” de 1 MWh por CTCC es más del doble que el de la energía eólica en todos los países de la UE de los 27.

Empleo e ingresos fiscales
Los resultados referidos a la creación de PIB también se aplican a la creación de empleo. Así, el estudio pone de relieve que la eólica “genera empleos en las empresas nacionales que proporcionan bienes y servicios relacionados con el capital (turbinas, por ejemplo) y servicios operativos (empleos directos en operación y mantenimiento), en proveedores (empleos indirectos) y en la economía en general debido a los ingresos adicionales generados en toda la cadena de suministro (empleos inducidos)”. En España, señala Ernst & Young, la energía eólica crea el doble de empleos que las CTCC por millón de euros invertidos.

De forma similar al PIB, la diferencia en creación de empleo se explica por el hecho de que un alto porcentaje de los costes de generación de electricidad con CTCC se “exporta” vía costes de combustible, apostilla la consultora..

Por otra parte, al crear valor y empleos locales, ambas fuentes energéticas generan ingresos fiscales. Los cálculos del modelo de Ernst & Young muestran que 1 € invertido en electricidad eólica genera entre 27 y 52 céntimos de euro en ingresos fiscales en Europa, según sea la política tributaria en cada país. En Francia y Alemania, por ejemplo, el "retorno fiscal" supera los 50 céntimos de euro. En España, en torno a 33 céntimos de euro.

Con todo, Ernst & Young “aclara” que “los desafíos energéticos que afrontan las economías europeas requerirán un mix diversificado de generación de electricidad”  y que tanto “la generación con CTCC como la energía eólica cuentan con sólidas perspectivas de desarrollo”.  En cuanto a por qué decidió comparar eólica y ciclos combinados, explica que se debe a que “el gas natural está convirtiéndose progresivamente en una importante fuente de generación de electricidad debido a sus menores emisiones de CO2 en comparación con otros combustibles fósiles y a su competitividad de precios”.  Y agrega que  “el análisis presentado en este informe podría ampliarse a otras fuentes de energía renovable o de energía convencional.

Movilizar la inversión
La Directiva 2009/28/CE establece como objetivo alcanzar un 20% de consumo final de energía a través de fuentes renovables en el año 2020.  Según un estudio anterior realizado en 2010 por la misma consultora para la Comisión Europea, para lograr este objetivo falta movilizar una enorme inversión en energías renovables durante la próxima década. En concreto, Enrst & Young  estima que la financiación adicional necesaria es, grosso modo,  de unos 35.000 millones de euros al año durante un periodo de 10 años hasta 2020. Es decir, unos 350.000 millones de euros a lo largo de la década.

+ Añadir un comentario