termosolar

China será pronto el mercado más grande del mundo para la termosolar

0
China está demostrando ser uno de los mejores destinos para el desarrollo de la energía termosolar (concentrated solar power, CSP). Actualmente cuenta con 525 MW en proceso de construcción y 2.379 MW bajo desarrollo y planificación, de acuerdo con la información contenida en el Registro Global de CSP Today. Es un artículo de Heba Hashem.
China será pronto el mercado más grande del mundo para la termosolar

El aumento de la demanda, junto con una voluntad política encaminada hacia una vía baja en carbono, han logrado poner a la termosolar en primer lugar de la lista de prioridades de China. El país ha registrado un incremento de la demanda de energía global de casi un 50% entre los años 2000 y 2014, de acuerdo con el último informe The Outlook for Energy: A View to 2040, elaborado por Exxon Mobil. El estudio pronostica también que prácticamente la mitad del crecimiento de la demanda de energía global en 2040 se dedicará a abastecer las necesidad de China e India.

Ocho veces más potencia que hace un año
Mientras que los costes de generación de la termosolar continúan en descenso, las expectativas de desarrollo en China mejoran de forma considerable. A día de hoy, siete proyectos se encuentran en fase de construcción. Suman un total de 525 MW y utilizan distintas tecnologías, como puede verse en la tabla. Además, con una superficie propicia para la termosolar de hasta 900.000 km2 (un 10% del territorio), el país podría generar de 51.000 a 71.000 TWh/año de electricidad basada en energía CSP, de acuerdo con el Banco Asiático de Desarrollo. De hecho, la potencia termosolar instalada en China se ha multiplicado por ocho en los últimos 12 meses, con un incremento de 3,5 MWe a 27,31 MW en septiembre de 2016.

China. Mapa de radiación solar directa

El último proyecto en comenzar a operar fue el Supcon Delingha Fase II, en la provincial de Qinghai. Desarrollada por Zhejiang Supcon Solar Technology, la planta se conectó a la red el 21 de agosto de este año y pasó a ser la primera central de torre con un sistema de almacenamiento de sales fundidas de China y la tercera del mundo de estas características. El proyecto llegará a los 50 MW en 2018, cuando se hayan construido las cinco torres solares de 10 MW cada una.

Fase de demostración
Cuando se habla de energía solar China tiene grandes ambiciones. El país aspira a triplicar su potencia fotovoltaica instalada desde los actuales 43,2 GW hasta los 143 GW en 2020, sumando una media anual de entre 15 y 20 GW, de acuerdo con Nur Bekri, director de la Administración Nacional de Energía de China (NEA, por sus siglas en inglés).

En lo que respecta la CSP, la NEA apunta a los 10 GW de cara a 2020, tal y como se ha recogido en el 13 Plan Quinquenal (2016-2020). Estas metas son significantemente más altas que las de 1 GW para 2015 y 3 GW para 2020 que se propusieron en el plan anterior, el 12. El crecimiento previsto para los próximos cuatro años triplicaría la capacidad global instalada hasta los 15 GW y permitiría reducir los costes de generación de energía.

China. Proyectos CSP fase construcción 2016

Para lograr que la industria local arranque y adquiera experiencia, la NEA lanzó una licitación de proyectos de experimentación en septiembre de 2015, mediante la cual invita a desarrolladores locales e internacionales a presentar propuestas de plantas de 50 MW o de mayor capacidad. En septiembre de 2016, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma lanzó formalmente la esperada prima para proyectos de demostración: 1,15 yuanes/kWh con tasas incluidas (un yuan chino equivale a 0,133 euros). “China todavía no ha anunciado el listado de proyectos de demostración, pero la potencia total será de 1 GW y habrá alrededor de 20 proyectos”, ha declarado Fengli Du, vicesecretario general de la Alianza Nacional de Energía Termosolar de China, a CSP Today. Se espera que el primer lote de proyectos comience a operar en 2018 y que se construyan en áreas en las que la radiación directa normal supere los 1.600 kWh/m2 anualmente.

Ese primer lote está formado por 20 instalaciones que suman 1,35 GW de potencia. De estos proyectos, nueve corresponden a centrales de torre, siete son centrales cilindro-parabólicas y cuatro utilizan la tecnología Fresnel. Todas las instalaciones seleccionadas incluyen sistemas de almacenamiento.

En su desarrollo participarán las mayores compañías energéticas del país: China General Nuclear Power Group (CGN), China Huadian Corp, China Huaneng Group, China Guodian Corp (CGC), PowerChina, China Three Gorges and China Energy Conservation & Environmental Protection (CECEP) Group. La NEA ha hecho un llamamiento a todas ellas, así como a las autoridades locales y las empresas eléctricas, para trabajar juntos a fin de completar los proyectos a tiempo. Se ubicarán en las provincias de Qinghai, Gansu y Hebei, y en las regiones autónomas de Mongolia Interior y Xinjiang Uygur, según el comunicado emitido por el organismo.

Como se ha dicho, el precio para la energía termosolar acaba de ser establecido en China y afecta a estos 20 proyectos de demostración, ya que solo los que entren en funcionamiento antes de 2019 podrán beneficiarse de ese precio de referencia fijado:  1,15 yuanes (0,15 €) el kWh.

En la conferencia de CSP Today Sevilla 2016, que se celebra el 9-10 de noviembre, se ofrecerá una puesta al día completa en lo que respecta a las tarifas y cómo estas afectarán al desarrollo de la tecnología en el país.

Afluencia de desarrolladores extranjeros
La radiación directa normal de China varía desde alrededor de 2.500 kWh/m2 en el oeste del país, abarcando partes de Qinghai, Gansu, el interior de Mongolia, Xinjiang y el Tíbet, a menos de 700 kWh por metro cuadrado en el sureste. Mientras que no todas las regiones presentan niveles idóneos de radiación directa normal, se puede obtener beneficio de varias áreas deshabitadas a través de la optimización de la capacidad de fabricación china. Durante el último año, los desarrolladores de proyectos de energía solar estadounidenses de SolarReserve, BrightSource Energy y 247Solar, así como la sueca Cleanergy, la alemana Frenell y la israelí Ener-T han anunciado su participación en el programa de CSP de China con miras a optimizar las oportunidades que ofrece toda la cadena de suministro.

“Desde el principio, hemos observado el enfoque que han tomado la eólica y la fotovoltaica así como el modo en que han logrado reducir sus costes mediante economías de escala en la fabricación. Así que hemos adoptado por un enfoque de producción en masa”, señala Bruce Anderson, director ejecutivo de 247Solar, a CSP Today. En abril, 247Solar anunció que emprendía un proyecto conjunto con Shenzhen Enesoon Science & Technology para la construcción de proyectos de 1.000 MW en China para 2021. El proyecto obtuvo autorización para convertirse en fabricante exclusivo de los módulos de 247Solar, permitiéndole construir centrales eléctricas y vender componentes a otros desarrolladores del país. “Creemos que mediante la construcción de 1.000 MW de plantas termosolares en China, deberíamos ser realmente capaces de empezar a operar con el rango de 6– 8 céntimos/kWh en 2021”, añade Anderson.

Incentivos de localización
La empresa alemana de Frenell también planea introducir su tecnología de energía directa de sales fundidas en China así como capitalizar la capacidad de fabricación del país. Establecido por los fundadores de Novatec Solar, la empresa estima que su sistema modular de CSP puede suministrar electricidad por 0,4–0,8 yuanes/kWh en condiciones de radiación china. Frenell espera que la capacidad china de producción en masa de tubos de absorción de vacío apoye la fabricación de la tecnología para elementos reflectores primarios. La capacidad existente debería asegurar que todos los componentes de los campos solares puedan ser producidos en masa en China, apunta Max Mertins, jefe de tecnología de Frenell.

Para SkyFuel, cuyos representantes participarán en la conferencia de CSP Today Sevilla en noviembre, la localización es esencial para lograr el éxito a largo plazo en China. “Al establecer una localización puedes reducir los costes del porte y la tasa de importación. Sin embargo, lo realmente importante del mercado chino es el hecho de que existen muchos incentivos por el desarrollo de la manufacturación”, ha explicado a CSP Today Eric Fracier, vicepresidente del desarrollo de la empresa de Skyfuel. Entre los incentivos se incluyen terrenos gratuitos, concesiones, deducción de tasas y preferencia del servicio prestado en una región. “Necesitamos identificarnos y utilizar estos incentivos con el fin de reducir de forma drástica los costes de instalación y construcción de una planta de producción en China”, dice Frazier.

La planta de Qinghai Delingha de 50 MW de la corporación de China General Nuclear Power Group (CGN) ya está haciendo uso de una gran parte de las oportunidades locales. La planta se encuentra en construcción y se convertirá en la primera termosolar comercial de China cuando empiece a operar en 2017. Dongfang Electric proporcionó la turbina para Delingha, Harbin Turbin contribuirá con el generador de vapor y Shandong Sunway Petrochemical Engineering hará su aportación mediante un contrato “llave en mano”, y se hará cargo de los fluidos de transferencia de calor y del sistema de almacenamiento térmico.

En CSP Today Sevilla, Joaquín Gómez, director de desarrollo comercial de Ingeteam, analizará al detalle el proyecto de Qinghai Delingha y proporcionará las últimas novedades junto con una guía de proyectos de llave en mano para China.

Seguimiento del progreso
En 2015, China gastó la asombrosa cantidad de 103.000 millones de dólares, el 36% del total mundial, en nueva potencia instalada con energías renovables. La inversión fue tanta como la de EEUU (44.100 millones de dólares), Reino Unido (22.200 millones) y Japón (36.200 millones) juntos, tal y como reconoce el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas en el informe anual sobre Tendencias Globales de la Inversión en Energías Renovables. “La inversión termosolar en China beneficiará a la industria a través de la disminución del coste nivelado de la electricidad, de la reducción del riesgo de la tecnología mediante su implementación y también mediante el avance de nuevos desarrollos”.

Sin embargo, la realidad es que el país no alcanzó su objetivo de 1 GW de potencia termosolar en 2015. Daniel Hui, jefe de ventas internacionales y desarrollo comercial de Sundhy (Chengdu) Solar Power Co, recomienda fijarse en cómo avanza la primera instalación CSP comercial. “Si este proyecto va bien, puede que el futuro pinte bien”, ha dicho.

* Los días 9 y 10 de noviembre se celebra en Sevilla CSP Today Sevilla 2016, la 10 Cumbre Internacional de Concentración Solar Termoeléctrica.

Añadir un comentario