piet holtrop

Unbelieveable but true

0
Escribo estas líneas el día de Navidad, exactamente cuatro años después de escribir sobre el recorte radical a las instalaciones fotovoltaicas del Real Decreto–Ley 14/2010. Todavía no hemos llegado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea por este recorte, y me parece increíble que en un Estado miembro de la Unión esto pueda tardar casi cuatro años.
Unbelieveable but true

Es uno de los motivos por los cuales estamos gestionando con un grupo de parlamentarios europeos y con diferentes patronales nacionales (APPA, UNEF y Protermosolar, entre ellas) un encuentro con el primer vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, responsable de Rule of Law. Digamos que es quien tiene que vigilar el Estado de Derecho en nuestra Unión. Tenemos que hablar con él de las reformas que actualmente están en camino, de las ya aprobadas, de las que ya han sido derogadas. No podemos aceptar una táctica regulatoria del “objeto sobrevenido” una vez que alcancemos el juez competente.

Aprovecharemos para entregarle varios documentos, entre ellos la enésima denuncia que hemos tenido que formular como abogados voluntarios de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ante el guardián de los Tratados de la Unión Europea: la denuncia por la increíble sobrecompensación de los Costes de Transición a la Competencia (CTC).

Esta compensación fue notificada a la Comisión Europea y autorizada por la misma, condicionada a que no se permitiría sobrecompensación. La abogacía del Estado firmó un informe donde, de forma inequívoca, se llega a esta conclusión. Posteriormente se redactó un borrador de Orden Ministerial para la devolución de esta sobre–retribución, pero se ve que al ministro de entonces prefería recortar a las tecnologías renovables antes de insistir en la devolución de estas cantidades percibidas de forma indebida por las grandes eléctricas. Todos los ministros últimamente nos quieren hacer creer que las renovables son las culpables del déficit tarifario, y en cualquier caso sobre–retribuidas.

El "Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España” de APPA es otro documento que llevaremos a Bruselas. Estamos trabajando en la versión inglesa de este informe en estos momentos. Demuestra empíricamente que la retribución a los renovables no sólo nada tiene que ver con el déficit tarifario, además subraya que su efecto en el mercado mayorista en sí ha sido suficiente para neutralizar económicamente su impacto en el sistema eléctrico desde 2009 hasta la actualidad. Esto se demuestra con datos públicos contrastados y no discutibles, por lo tanto difícilmente puede ser negado, ni basado en creencia.

El tema de esta entrada es “increíble pero cierto”, unbelieveable but true, y guarda nexo con el archivo de nuestra denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción de España por la causa explicada en el anterior párrafo. Una de las reacciones que recibí decía simplemente “Unbelieveable!”. La referencia vale para todo el conjunto de la gestión de los CTC. Es como si me hubiesen puesto en la notificación que recibí desde la Fiscalía Anticorrupción que Santa Claus existe. No hay que tratar a los ciudadanos como menores de siete años, con todo el respeto a estos menores. Para nosotros tanto la legalidad de la sobrecompensación de los CTC como Santa Claus son conceptos en los que un adulto con juicio sano no puede creer.

Otra cosa que nos quieren hacer creer es que los informes de Roland Berger y Boston Consulting Group no forman parte del expediente administrativo de la Orden Ministerial IET/1045/2014. Ahora también tenemos que creer en el conejo de pascua.

Como abogados de APPA en la impugnación de esta Orden de proyectos tipo hemos insistido vehementemente en la aportación de estos informes. El informe que hicieron nuestros peritos Jorge Morales y Alberto Ceña para la impugnación de la misma orden en representación de nuestros clientes individuales lo despeja de dudas: los proyectos tipo están hechos de forma arbitraria sin coherencia interna.

No han conseguido hacernos creer que los informes de citadas consultoras apoyan esta metodología. La versión inglesa de este peritaje sobre casi 2.000 instalaciones de diferentes tecnologías de nuestros clientes estará en nuestro equipaje a Bruselas.

Creemos en las instituciones Europeas, concretamente el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y, sobre todo, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Esperamos que 2015 nos traiga la oportunidad de exponer nuestro entendimiento del Estado de Derecho, concretamente el próximo 27 de enero ante la comisión de peticiones del mismo. El Parlamento Europeo demuestra que después de las últimas elecciones sigue tomándose en serio las energías renovables.

Mientras tanto el gobierno Español sigue legislando a bandazos acumulando al mismo ritmo denuncias ante la Comisión Europea, arbitrajes Internacionales e impugnaciones ante tribunales españoles que, antes o después, inevitablemente van a parar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Tengo una convicción racional basada en la jurisprudencia europea de que el destino de gran parte de las reformas promovidas en estos últimos cuatro años será la papelera. Mi fe en el Estado de Derecho es profunda y sólida, por lo demás decir que renos con trineos no pueden volar y los CTC tienen que liquidarse en un plazo de diez años a partir de ahora.

Añadir un comentario