piet holtrop

Presunción de culpabilidad, la otra cara de la reforma eléctrica

2
Hay gente que dice que el Real Decreto 413/2014 tiene como objetivo fomentar el uso de electricidad procedente de fuentes renovables, cogeneración y residuos, y es muy posible que una lectura diagonal del preámbulo de esta disposición provoque esta sensación.
Presunción de culpabilidad, la otra cara de la reforma eléctrica

También hay quienes dicen que esta reforma no tiene nada que ver con lo anterior, ya que tenemos una moratoria vigente y su aplicación es únicamente retroactiva y retrospectiva. Estos últimos creen que su objetivo es meramente recaudatorio. Los dueños de instalaciones que están sufriendo estos días los expedientes de cancelación de su inscripción del nuevo Registro de Régimen Retributivo Específico creado por el nuevo marco regulatorio irían aún más lejos: el objetivo de este nuevo régimen no sólo es recaudatorio sino expiatorio. Si te pueden eliminar del sistema retributivo no hace falta que te recorten.

¿Pero pueden eliminarte del sistema?
Después de todo lo que hemos vivido en el sector de las renovables en España parece que el regulador puede hacer lo que le dé la gana. Pero no es así, y a lo largo de los próximos años se demostrará.

El radar que manda un mensaje indiscriminado todos los que pasan
La Dirección General de Política Energética y Minas (Dgpem) cancela la prima a cualquiera que presente remotos indicios de no haber vendido energía en plazo, aludiendo a información que según ella le consta en los registros de la CNMC, sin aportar dato acreditativo ninguno. Vamos, es como si la DG de Tráfico nos mandase la multa sin la foto. Es decir, sin acreditar que ibas tú en este coche. Esto sí, con el plazo de hacer alegaciones formalitos: 10 días te dan para explicar que vertiste energía hace más de cuatro años.

¿Hace más de cuatro años?
La trampa que están haciendo en la Dgpem y el legislador es la mezcla del anterior régimen con el nuevo pisando los principios del Estado de Derecho. Sin el mínimo respeto a la prescripción de los procedimientos se vuelven a iniciar procedimientos de cancelación a instalaciones con una inscripción en el Registro de Preasignación que supera los cuatro años de antigüedad, que han superado anteriores inspecciones o que han tenido procedimientos caducados. La generación de inseguridad jurídica en esta situación parece un daño colateral deseado como uno de los objetivos principales de la norma. Es otro capítulo del acoso permanente a las renovables y concretamente a la fotovoltaica en nuestro país.

¿Pero qué mezclan?  
La disposición transitoria primera de Real Decreto 413/2014 dispone la automática inscripción de las instalaciones existentes en el nuevo Registro de Régimen Retributivo Específico, aplicándoles las disposiciones adicionales sexta, séptima y octava, que tienen como objetivo principal regular la cancelación de esta inscripción. De esta forma se saltan la falta de competencias que tenían hasta la fecha para cancelar las inscripciones hechas por las comunidades autonómicas en los Ripre.

No sólo pretenden reducir la retribución de todas las instalaciones del extinto régimen especial de forma retroactiva, sino su expulsión del sistema retributivo con efectos retroactivos, cuando en el momento de efectuar estas inscripciones originarias ni siquiera tenían competencias territoriales para hacerlo. Pensaba que desde el fracaso de la doctrina Parot ya se sabía en los círculos del Gobierno que no se puede castigar con efectos retroactivos.

Bullying
Este episodio es otro más en la caza de brujas en el sector eléctrico y las formas de actuar parecen de la Inquisición Española. Sé que eres culpable, tengo que torturarte para ayudarte y que puedas confesar que eres un infiel. Te digo que has incumplido, no te aporto pruebas y ahora me tienes que mostrar que eres inocente. Lo repetiré las veces que me dé la gana hasta romperte la moral. Hasta que el conejo confiese que es un cerdo. La tortura aquí no es un medio para la confesión, ya que el objetivo es la confesión de los no interrogados. En términos actuales: el objetivo es eliminar la seguridad jurídica del sistema y expulsar a cualquiera que no pueda existir sin ella. Una doctrina tarot, digamos.

El fondo del asunto
Cuestiones formales de lado, lo crucial de todo esto es su manifiesto despropósito: si una instalación no ha vendido su energía a tiempo en las opciones de su sistema de apoyo, por las razones que fueran, significa que no ha percibido ninguna retribución económica por la energía vertida a la red. Esto es contrario al artículo 13.1.d de la Directiva 2009/28/CE de la Unión Europea: los Estados Miembros adoptarán las medidas apropiadas para garantizar que las normas que regulen la autorización sean proporcionadas.

Así que incluso si aceptásemos a efectos hipotéticos que la administración pudiese actuar como lo está haciendo, en el fondo del asunto tampoco tiene base. Quitarte un derecho porque no lo has utilizado instantáneamente en el momento que te ha sido otorgado, cuando sí has cumplido todos los requisitos para gozar de él en este mismo momento, es evidentemente desproporcionado. Y más aún si se tiene en cuenta que el requisito principal siempre ha sido estar inscrito en los registros pertinentes, siendo requisito para ello tener la instalación terminada, por supuesto.

Lo que según el Tribunal Supremo de España siempre ha sido sólo un indicio para suponer esta terminación en plazo, ahora se ha convertido en un requisito independiente y acumulativo, no siendo suficiente la inscripción en el Ripre en plazo y la finalización de la instalación. Sin embargo, se trata de un requisito disparatado, porque si la instalación está terminada y registrada, es evidente que un productor que pueda producir lo hará. Si no produce, será por razones ajenas a su voluntad y, normalmente, relacionadas con la distribuidora o el transportista. En definitiva, no es aceptable ni conforme a derecho crear una presunción de culpabilidad contra el productor.

Añadir un comentario
Enrique
Totalmente de acuerdo con María. Pero lo que me preocupa realmente es que no sé si algún otro partido no se dedicaría a lo mismo. El tiempo lo dirá, espero.
María
Si algún político en nuestro país se dedicara a hacer algo por una política energética inteligente y con visión de futuro..os aseguro que PSOE y PP se dedicarían a hundirlo.