panorama

Y si Donald Trump es presidente ¿qué pasará con las renovables?

1
El ya prácticamente designado candidato a presidente de los republicanos ha dejado de ser una nota de color, un hecho pintoresco durante las elecciones primarias de su partido para solidificarse como una posibilidad más que cierta. Su discurso tiene una particularidad notable, carece de medias tintas, claramente fija qué le parece bien y qué no, aunque eso signifique dejar en el camino dosis de sentido común que algunos juzgan excesivas.
Y si Donald Trump es presidente ¿qué pasará con las renovables?
El casi candidato republicano a la presidencia estadounidense, Donald Trump.

Según los analistas, lo que ocurre es que Donald Trump, un personaje en sí mismo mucho antes de candidatearse a una elecciones internas republicanas en las que sólo él confiaba en triunfar, está aunando tras de sí el voto de la población blanca. En el sentido demográfico eso todavía tiene su peso en Estados Unidos; posiblemente todo cambie en dos o tres décadas, cuando el votante con herencia latina sea con toda seguridad primera mayoría. Mientras tanto, el mediático, el exitoso empresario, el verborrágico y nada vergonzoso Trump parece tener una gran poder para que muchos más de los esperados crean en él.

Si hacemos un poco de política ficción, en caso de que el próximo 20 de enero asuma la presidencia de la primera potencia mundial (con perdón de China), muchas de las políticas que hasta ahora ha llevado adelante el demócrata Barack Obama serán con toda seguridad total y absolutamente revertidas. ¿Y qué pasará entonces con la política hacia las energías renovables?

Antes de entrar en lo que el archivo permite recoger de las posturas de Donald Trump al respecto, una noticia: cuatro días atrás ha elegido como energy-advisor, es decir consejero principal en temas energéticos y virtual Secretario de Energía en caso de triunfar, al parlamentario Kevin Cramer, quien se autocalifica como escéptico del cambio climático, al que considera un producto del "populismo político".

Sin embargo, Cramer sí es partidario de fijar un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono. Eso sí, no para destinarlo a seguir impulsando la renovables precisamente. "Mi idea de un impuesto sobre el carbono sería para ayudar a financiar la investigación y el desarrollo de combustibles fósiles limpios, no para financiar al gobierno, no para castigar la generación de combustibles fósiles, no para manipular la elección del combustible ", dijo.

Trump dixit
Vamos entonces a las pistas sobre el tema energético que el ya seguro candidato republicano ha ido dejando. Vale puntualizar que, hasta ahora, los críticos le reprochan no haber sido especialmente claro a la hora de delinear en su programa una política energética para su país.

- En abril de 2012, Trump instó al parlamento escocés a cancelar una propuesta de parque eólico offshore, ya que los aerogeneradores echarían a perder la vista de su Golf Resort, en Aberdeen. "Son feos, ruidosos... Si Escocia hace esto, Escocia estará en serios problemas, perderá el turismo que se irá a lugares como Irlanda, y se reirán de nosotros", aseguró. Cuando se le pidió pruebas sobre sus afirmaciones acerca del impacto negativo de las turbinas en el turismo, Trump dijo: "Yo soy la evidencia, soy un experto de clase mundial en turismo". Finalmente, en diciembre pasado, la Suprema Corte de Justicia escocesa falló en su contra, lo que significó su tercera derrota legal sobre el caso.

- En noviembre de 2012, en su cuenta de Twitter, Trump escribió: "El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos con el fin de hacer que la manufactura de EE.UU. no sea competitiva".

- En 2013, en Fox News declaró: "En este momento, la energía verde está muy por detrás. Miren los molinos de viento que están destruyendo las costas de todo el mundo. Económicamente, no es bueno. Es una forma muy, muy pobre de la energía. La solar, como es sabido, no ha alcanzado gran popularidad porque, quiero decir, un panel solar dura 32 años en tener retorno. ¿Quién quiere un retorno de 32 años? El hecho es que la tecnología no está allí todavía. Los parques eólicos están haciendo daño al país".

- En noviembre de 2015, durante un acto de campaña en New Hampshire, Trump respondió a las preguntas de la audiencia, entre ellas la de una niña de doce años, Annabelle Watson, que le pidió al candidato que comparará los beneficios del fracking frente a la utilización de la energía eólica. Trump respondió: "Bueno, los molinos de viento se ven bien, pero matan a una gran cantidad de aves ¿Sabías eso?".

- También en noviembre de 2015, durante un acto de campaña de noviembre de 2015, en Newton, Iowa, un estado con una importante industria eólica, Trump fue preguntado por su postura sobre el crédito fiscal a ese tipo de energía. "Estoy bien con ella [con la eólica], con cualquier forma de energía; tenemos que escapar del Medio Oriente. Diría que el viento es un problema, porque es muy caro construir aerogeneradores, muy, muy caro. Como saben, cuando se tiene el petróleo a 40 dólares, no es económico, por lo que van tener que ser subsidiada, de lo contrario la eólica no va a funcionar. La eólica es una forma de energía muy cara, y tiene problemas de almacenamiento, y un montón de otras cosas. Pero quiero ver lo que se puede hacer, con el etanol estoy totalmente a favor".

 - A principios de este mes, el Washington Post afirmó: "Donald Trump dice que recuperará los puestos de trabajos perdidos de la industria de extracción del carbón, y se está posicionando para las elecciones de noviembre en los estados de mayor producción de carbón al retratar a Hillary Clinton como una asesina de trabajo. Trump, sin embargo, aún tiene que explicar exactamente cómo va a revitalizar la industria del carbón de los Apalaches. Para llevarlo a cabo, tendrá que superar las fuerzas del mercado y un empuje por combustibles más limpios que han golpeado al carbón. La caída del carbón es en gran parte el resultado del gas natural barato, que ahora compite con el carbón como combustible para generar electricidad. Las centrales eléctricas a carbón más antiguas están quedando ociosas para cumplir con los estándares de aire limpio".

Hasta aquí la selección, seguramente, en los meses por venir, habrá más precisiones -o no- del candidato, pero es difícil que vaya quedarse callado.

Añadir un comentario
internete
Estos populismos clasistas que prometen trabajo, no pueden competir con populismos que ofrecen directamente dinero. Y el dinero está en las energías limpias, como demuestra el hecho de que las compañias energeticas sucias están todas invirtiendo en renovables... Y lo de prometer trabajo encima, cuando ya esta claro que los humanos trabajamos mucho menos y mucho mas caro que las maquinas... En fin... Que trabaje la madre del payaso trump! Por ultimo agregar que da exactamente igual quien sea el presidente de estados unidos... Gane quien gane seguirá mandando la reserva federal y los hp de wall street... Asi que las elecciones son completamente irrelevantes y ya sabemos hacia donde vamos (si es que no estamos ya): LA DICTADURA GLOBAL DEL CAPITAL... Si no tienes dinero-deuda en el bolsillo estás muerto...