panorama

Los consumidores españoles y el cambio climático

0
Una encuesta realizada por la Fundación Entorno a "más de 700 ciudadanos con alto grado de motivación y conocimiento sobre temas ambientales y sociales" revela que el 86% de los encuestados cree que los gobiernos deberían requerir la huella de carbono en los procesos de compra y contratación pública.
 Los consumidores españoles y el cambio climático

El 72% de los encuestados estaría dispuesto a cambiar sus hábitos de consumo para luchar contra el cambio climático; el 86% cree que los gobiernos deberían requerir la huella de carbono en los procesos de compra y contratación pública; casi el 80% aboga porque la administración imponga legalmente la obligación de incluir información en el etiquetado.

Esas son algunas de las conclusiones que se desprenden del último estudio de opinión realizado por el Grupo de Trabajo de Energía y Cambio Climático de la Fundación Entorno-BCSD España. El informe se centra en analizar qué motiva a los consumidores españoles concienciados con el cambio climático, qué información les resulta útil y cuál no, qué dificultades encuentran a la hora de comprar los productos que satisfacen sus exigencias éticas y qué soluciones proponen para que consumir responsablemente sea más sencillo.

Los consumidores encuestados creen prioritarias tres líneas de trabajo, según el estudio de la fundación: que se amplíe la oferta de productos bajos en carbono, que se homogeneice el etiquetado; y que se le facilite la interpretación de la información al ciudadano. Lamentablemente, sin embargo, el estudio revela que "la mayoría de las veces, [los consumidores] son incapaces de saber qué opción es la mejor, ya que la información del etiquetado no es comparable". Para elaborar este informe, la fundación ha entrevistado a "más de 700 ciudadanos con alto grado de motivación y conocimiento sobre temas ambientales y sociales". Se les han planteado tres cuestiones.

1. ¿Qué les motiva a la hora de actuar?
Las personas encuestadas apuntan dos razones fundamentales: su compromiso con la lucha contra el cambio climático y sentir que están haciendo algo bueno. Teniendo en cuenta que la mayoría recurren a fuentes científicas para mantenerse informados, todo parece apuntar a que sus valores están basados en un conocimiento profundo de los hechos.

2. ¿Qué dificultades encuentran?
Pese a que otras encuestas ponen de manifiesto una buena predisposición a asumir un sobrecoste para adquirir productos sostenibles, el precio parece ser el primer obstáculo para los consumidores comprometidos, ya no solo por lo que han de pagar, sino por los desplazamientos que tienen que realizar al no encontrar oferta en sus establecimientos habituales. Además –añade la fundación–, los problemas no terminan ahí: cuando por fin encuentran una oferta que informa sobre su contribución al cambio climático, en la mayoría de los casos son incapaces de saber qué opción es la mejor, ya que la información no es comparable. Según García-Orcoyen, “la causa está en el gran número de etiquetas existentes, circunstancia que confunde al consumidor y provoca que la credibilidad otorgada a este tipo de etiquetado sea baja”.

3. ¿Qué podría funcionar?
El segmento de consumidores que demandan productos bajos en carbono en España cree prioritario que se emprendan acciones como homogenizar y hacer comparable la información; incentivar al tejido empresarial para ampliar la oferta baja en carbono; imponer legalmente la obligación de incluir información en el etiquetado; y facilitar al consumidor la búsqueda e interpretación de la información. Dos actores son los señalados en este caso: la comunidad educativa y las grandes cadenas de distribución. A los primeros les encomiendan la labor de formar y concienciar a la próxima generación de consumidores, mientras que a las grandes superficies les solicitan que implanten medidas que faciliten la elección de opciones de menor impacto y capacitar a sus equipos de venta y de atención al cliente).

Ficha técnica del estudio
Objetivo: conocer la opinión del colectivo de consumidores concienciados con el cambio climático en España.
Universo: ciudadanos con alto grado de motivación y conocimiento sobre los problemas asociados al cambio climático (el 85% de la muestra se declara preocupado por el cambio climático y el 76,2% además está dispuesto a cambiar sus hábitos de vida). Son ciudadanos con responsabilidades laborales o valores personales relacionados con el desarrollo sostenible.
Recogida de Información: meses de abril y mayo de 2011.
Tipo de Entrevista: autosuministrada on line.
Muestra: 704 entrevistas.
Margen Máximo de Error para el total de la muestra: ±3,76%.
Estudio de campo realizado por Quota Análisis de Mercados.

Fundación Entorno–BCSD (FE-Business Council for Sustainable Development España) se define como una organización privada al servicio de las empresas que desean reforzar su compromiso con el desarrollo sostenible. Desde marzo de 2006, es el miembro de la Red Regional del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) en España. [En la imagen, portada de la Guía de consumo responsable y solidario de la Comunidad de Madrid, obra del Colectivo ConSuma Responsabilidad, editada por Traficantes de Sueños].

Más información
www.fundacionentorno.org

Añadir un comentario