panorama

La Ley de Cambio Climático de Baleares impulsa el autoconsumo compartido y simplifica la venta de excedentes

6
El Consejo Asesor de la Energía de Baleares acaba de dar luz verde al anteproyecto de Llei de Canvi Climàtic y Transició Energètica, que marca como objetivo unas islas 100% renovables en el año 2050. La ley establece un abanico de hitos que habrá de ir superando el archipiélago, por el que no podrán circular vehículos diésel en 2025. Cinco años después, en 2030, los objetivos son también muy ambiciosos: 35% de energías renovables (o sea, diez veces más que ahora); 23% de reducción de consumo energético y 40% de reducción de emisiones. [Foto: Molí d’en Mateu, Formentera].
La Ley de Cambio Climático de Baleares impulsa el autoconsumo compartido y simplifica la venta de excedentes

El consejero de Territorio, Energía y Movilidad de las Islas Baleares, el socialista Marc Pons, y el director general de Energía y Cambio Climático, Joan Groizard (Equo), presentaron la semana pasada al Consejo Asesor de la Energía de las Islas Baleares el texto definitivo de la Llei de Canvi Climàtic y Transició Energètica. Lo hicieron una vez concluido el periodo de alegaciones del anteproyecto. La previsión -informa el Ejecutivo balear- es que el Consejo de Gobierno de esta semana apruebe el proyecto y lo remita al Parlamento para que se inicie la tramitación parlamentaria.

Según el consejero Pons, la norma que está ultimando su gobierno es "una ley líder en la lucha contra el cambio climático y dibuja el camino a seguir para hacer efectiva la transición hacia las energías limpias". Sobre la Lley de Canvi Climàtic y Transició Energètica que previsiblemente aprobará el Gobierno balear esta semana, Pons ha dicho que es una norma "pionera a nivel estatal y también europeo, que sitúa nuestras Islas en vanguardia, con medidas valientes y necesarias para hacer viable un cambio de modelo, con el horizonte de unas islas 100% renovables, limpias, en 2050".

Durante la presentación de la nueva norma, el político socialista ha explicado que "las medidas y objetivos fijados por esta ley miran al medio y largo plazo" y ha recalcado que "lograrlos requiere esfuerzos públicos y privados y de la implicación de toda la sociedad”. Por eso -apuntan fuentes del Gobierno regional-, desde el primer momento, la ley se concibió a partir de un amplio proceso de participación, en el que ha habido "más de 2.000 voces implicadas (empresas, entidades sociales, asociaciones y particulares).

Según ha informado el consejero, hasta 46 entidades y asociaciones han presentado alegaciones: más de 340 propuestas: "el 68% de las alegaciones se han incorporado total o parcialmente y otras se podrán sumar cuando se lleve a cabo la redacción de los distintos reglamentos; esto supone -informa el Gobierno regional- que casi el 80% de las alegaciones se incorpora y que sólo un 19% se ha desestimado".

Objetivos e instrumentos para alcanzarlos
El horizonte final de la ley es convertir las Islas Baleares en unas islas libres de combustibles fósiles y 100% renovables el 2050, ruta en la que el Gobierno ha fijado un hito intermedio -el año 2030- en el que los objetivos son: 35% de renovables; 23% de reducción de consumo energético y 40% de reducción de emisiones.

El Gobierno informa: las principales medidas de la ley son las siguientes
1.- Fomento de las energías renovables
Potenciar el uso generalizado de las energías renovables es uno de los principales objetivos y se concreta en determinadas obligaciones como, por ejemplo, la de instalar placas solares en grandes aparcamientos y en las nuevas edificaciones.

• En el caso de los aparcamientos, se han introducido modificaciones respecto del planteamiento inicial. Están obligados a incorporar placas solares los aparcamientos nuevos de más de 1.000 metros cuadrados y los existentes de más de 1.500 metros cuadrados.

• En los nuevos edificios de más de 1.000 metros cuadrados o en aquellos en que se haga un cambio de uso o reforma integral, con la excepción de si la cubierta es de fibrocemento, también deberán incorporarse placas solares.

Las edificaciones aisladas sólo se podrán suministrar energéticamente con renovables.

El Gobierno balear quiere impulsar el autoconsumo compartido y el balance neto mediante "mecanismos de colaboración que simplifiquen la facturación de la venta de excedentes de instalaciones de autoconsumo".

Durante la transición, las centrales térmicas de Menorca (gasóil y fuel) e Ibiza (fuel) pasarán a ser de gas natural.

2.- Cierre progresivo de las centrales contaminantes
Empezando con Es Murterar (Alcúdia) a partir del 2020 (esta central, de Endesa, quema carbón). La ley define un plan de ruta claro que afecta a Es Murterar y también a las centrales de Mahón, Ibiza y a la de Formentera. Se reafirma el cierre dos primeros grupos de Es Murterar el 2020 y de los otros dos el 2025.

3.- Movilidad sostenible
El 35% de las emisiones de Co2 en la Islas Baleares proviene del tráfico rodado. Por lo tanto, actuar en la movilidad es clave para mitigar los efectos del cambio climático.
Algunas de las principales medidas que incluye la ley en esta materia son:
• infraestructura de recarga para vehículos eléctricos (1.000 puntos en enero 2025)

• parque móvil descarbonizado al 100% el 2050
Esto implica las siguientes fases:

-prohibición circulación coches y motos diesel a partir de 2025 (excepto los ya existentes en Baleares)

-prohibición circulación coches, motos, furgones y furgonetas contaminantes (incluye gasolina) a partir de enero de 2035.

-inclusión progresiva y obligada de vehículos eléctricos en las flotas de los rent a car partir del 2020 (2% inicial) hasta el 100% en 2035.

-se introducen sistemas de control sobre la flota de rent a car, para garantizar que se va produciendo este cambio en la flota.

Así, a un mes después de la entrada en vigor de la ley, las empresas de alquiler de vehículos deberán informar a la administración del listado de los vehículos que tienen matriculados, de los que son de emisiones cero y los que no. Se habilitará un distintivo que identificará la flota de vehículos de alquiler y si estos vehículos son o no de emisiones cero.

La ley incorpora también la posibilidad de que los municipios en los que se detecten áreas en las que se superen los valores límite de calidad del aire deberán establecer restricciones de circulación de vehículos en función de sus limitaciones.

Finalmente, la ley incluye la necesidad de fijar, de acuerdo con el Estado, medidas para reducir la contaminación de los barcos, como por ejemplo la declaración de zonas ECA (son áreas en las cuales se establecen límites para las emisiones por parte de los buques), junto con la definición de los criterios mínimos en materia de emisiones y calidad del aire que deberán cumplir las embarcaciones en las proximidades del territorio de las Islas Baleares.

También se tendrán que definir planes de sostenibilidad en relación a las emisiones ligadas al transporte aéreo.

Otras medidas
Toda la contratación pública tendrá que tener en cuenta criterios de sostenibilidad energética. Las instalaciones públicas tendrán que contratar electricidad certificada como renovable.

El Govern del arhipiélago balear está presidido por la socialista Francina Armengol, que fue investida gracias al apoyo de Podemos y Mes (econacionalistas).

Añadir un comentario
Margalida
https://www.energias-renovables.com/fotovoltaica/megaparques-solares-fotovoltaicos-en-baleares-20160229 https://www.energias-renovables.com/entrevistas/a-queremos-instalar-como-minimo-500-kilovatios-20160229
Miguel
Estimada Margallida, creo que todos los lectores están impacientes para que nos expongas los proyectos que había en 2016 tramitándose para completar esos centenares de megawatios fotovoltaicos en Baleares, y después si quieres, nos dices a día de hoy cuántos de esos proyectos tienen los permisos para construirlos, especialmente los permisos medioambientales.
Margalida
Estimado, Miguel. Eso es sencillamente falso, como seguramente sabes. En 2016 ya había en Baleares centenares de megavatios de parques fotovoltaicos en tramitación, unos cuantos de ellos con informe favorable de la Comisión de Medio Ambiente de las Illes Balears. Ya entonces los promotores estaban pendientes de la puesta en marcha de subastas de retribución renovable por parte del Gobierno del Estado para garantizar su viabilidad económica, como seguramente también sabes. El problema es que, en 2016, el Govern balear lo presidía una mujer, Francina Armengol, que no es de la misma cuerda que el presidente de Canarias. En fin, que no, que no es que en Canarias estuviesen los proyectos más avanzados que en Baleares. Es que allí hubo voluntad política y en Baleares, no.
Miguel
Estimada Margalina, para que haya una subasta de energías renovables para instalar plantas fotovoltaicas o eólicas, tiene que haber primero proyectos con todos los trámites y permisos obtenidos, sino no se puede instalar ninguna planta por mucha subasta que haya. Como pasó en Canarias hace pocos años, que se sacó una subasta y no se pudo completar porque no pudieron acudir muchos proyectos al no tener los permisos medioambientales. Bien es conocido que en el caso de Baleares existen grandes problemas para obtener todos los permisos, especialmente medioambientales, y también es conocido que los que reclaman energías renovables un día sí y otro también, son los que ejercen una payor oposición a que se instalen este tipo de plantas, para después echar la culpa al gobierno central de la no instalación de renovables, incluso enviando artículos a la prensa, lo cual es cinismo puro. A día de hoy creo que aún no hay ningún proyecto en Baleares con todos los trámites pasados. Hay algún proyecto fotovoltaico en Llucmajor que está cerca de conseguirlo, y por supuesto, no hay ninguno eólico. Con ese bagaje, no se extrañen que no haya subastas. En el caso de canarias también existen muchos problemas para obtener los permisos, aunque la oposición es menor que en Baleares y va el tema más avanzado. Tanto en canarias como en Baleares están establecidas hace tiempo las primas o subsidios qie obtendrían las instalaciones fotovoltaicas y eólicas. Faltan los proyectos. Este es el orden: primero proyectos con permisos obtenidos y después subasta (incluso no hace falta ni subasta) y no al revés como usted pretende. Y esto es así por mucho que esté el PP, el PSOE, o quien sea. De nada le hubiese servido al PP haber sacado una subasta en Baleares, pues hubiese quedado desierta. Si de verdad querían que se realizasen subastas o instalaciones fotovoltaicas o eólicas en Baleares, se deberían haber puesto las pilas y agilizar los proyectos. Tómese el ejemplo de Aragón que ha agilizado los procesos para obtener los permisos de los proyectos y vean cómo se están ejecutando varios proyectos en la región, tanto fotovoltaicos como eólicos. Lo mismo se podría hablar de Extremadura. Lo dicho, menos echar la culpa al PP y que en Baleares entonen el \"mea culpa\" y se pongan las pilas de una vez.
Margalida
¿Durante cuánto tiempo estuvo anunciando el anterior gobierno -PP- que convocaría una subasta de renovables en Baleares? Seis años gobernando estuvo el Partido Popular de Emepunto Rajoy, subastas en la península, subastas de energía solar fotovoltaica, subastas de eólica, subastas de biomasa, subastas en Canarias (allí gobierna la derecha nacionalista)... ¿Y Baleares? Cero megavatios subastados en seis años de gobierno PP. Yo no sé si lo de la Llei de Canvi Climàtic de Baleares va a ser una pantomima. Lo que sí sé es que lo del PP ha sido un EsPerPento: seis años para preparar una Ley de Cambio Climático de rango nacional, toda una comisión de \"expertos\" asesores que publicó un informe de más de 500 páginas y... cero. La ley nunca llegó porque por lo visto para la derecha santamaría y pablocasada seis años no son suficientes para aprobar una ley. Como tampoco han sido suficientes para subastar un solo megavatio renovable. En fin...
Miguel
Que se dejen en baleares de leyes y pantomimas, que no es más que una campaña de márketing con la que se dedican a marear la perdiz para quedar bien. Que se dediquen a instalar energía renovable de una vez, y de verdad, que no ponen más que trabas para su implantación, desde los ecologistas a los residentes en las islas y gobiernos. En Baleares hay enormes dificultades para instalar plantas solares fotovoltaicas, e imposible instalar energía eólica. Así que sus previsiones de energías renovables parecen un chiste.