panorama

La Eurocámara aprueba un futuro más limpio para el mercado eléctrico europeo

0
El Parlamento Europeo ha aprobado esta semana, de forma mayoritaria, las nuevas reglas del Mercado Eléctrico de la Unión Europea. Unas normas que reforman el diseño de este mercado para mejorar su funcionamiento, ponen fecha de caducidad para las subvenciones al carbón, dan más poder a los consumidores y facilitan la transición hacia un modelo energético más limpio.

La Eurocámara aprueba un futuro más limpio para el mercado eléctrico europeo

Los eurodiputados aprobaron el martes pasado cuatro textos legislativos, que ya habían sido acordados informalmente con los ministros de la UE y que completan el paquete de energías limpias. El nuevo reglamento de normas para el mercado eléctrico salió adelante con 544 votos a favor, 76 en contra y 40 abstenciones. Por su parte, la directiva de reglas comunes para el mercado interior de la electricidad recibió 551 votos favorables, 72 en contra y 37 abstenciones.

Las principales novedades para los consumidores serán los medidores de consumo inteligente, las tarifas dinámicas y la posibilidad de cambiar de compañía sin coste en un plazo máximo de tres semanas (en 24 horas para 2026). No obstante, los Estados miembros podrán, bajo estrictas condiciones, regular los precios de manera temporal para proteger a los hogares más vulnerables, aunque la normativa recalca que la política social debe ser la principal herramienta para atajar este problema.



También se han aprobado nuevas medidas para evitar cortes de luz. Su objetivo es garantizar la protección de los ciudadanos europeos ante repentinos problemas de suministro y los subsiguientes cortes de electricidad. Con este fin, los países deberán elaborar planes nacionales evaluando el riesgo de escasez y cooperar a nivel regional. En caso de recibir asistencia de otros Estados miembros, corresponderá a las autoridades del país beneficiado cargar con los costes asociados.


Uno de los principales objetivos de las nuevas reglas es lograr que al menos el 70% de la capacidad comercial cruce libremente las fronteras, facilitando la compraventa de energía renovable entre Estados miembros. Esto debe contribuir a alcanzar el objetivo de una cuota de renovables del 32% en 2030.



Fin a las ayudas al carbón

En la actualidad, la normativa comunitaria permite a las autoridades nacionales subvencionar a las centrales térmicas basadas en combustibles fósiles por mantenerse temporalmente en espera, para garantizar su disponibilidad en caso de picos en la demanda, por ejemplo, en inviernos inusualmente fríos.

Las nuevas reglas introducen límites más estrictos para las ayudas públicas a las centrales más contaminantes. Se aplicarán a todas las nuevas plantas a partir de la fecha de entrada en vigor del Reglamento y a las existentes a partir de 2025. Los contratos concluidos con este fin antes del 31 de diciembre de 2019 no se verán afectados.

Valoración positiva de Los Verdes

El grupo Verdes/ALE votó a favor de esta normativa ya que incluye muchas de sus demandas:  el fomento de las comunidades ciudadanas de energía, un mayor protagonismo de los consumidores, así como el apoyo a los actores de energías renovables y a los proveedores de gestión de la demanda,  "todos ellos cruciales para la transición energética", según señala el eurodiputado de Equo Florent Marcellesi. 



El eurodiputado, que ha sido negociador del grupo Verdes/ALE para la elaboración de sta normativa y es vicepresidente de la Red Parlamentaria Europea para el Fomento de las Renovables (Eufores), considera, asimismo, que el haber puesto fecha límite para las subvenciones a las plantas de carbón y lignito existentes, "da un claro mensaje a los actores económicos susceptibles de invertir en estas energías fósiles".
 
"Descarbonizar nuestro sistema energético es una prioridad absoluta. Con esta nueva normativa damos un paso en la buena dirección", prosigue Marcellesi. "Es hora de una transición justa más allá de las energías sucias y que nadie más tenga que elegir entre el fin del mundo o el fin de mes. Pero tenemos que hacer mucho más si queremos cumplir con el Acuerdo de París, empezando, por no otorgar subvenciones a nuevas centrales contaminantes en Polonia y Grecia". 



En este sentido, los Verdes/Ale hacen un llamamiento a la Comisión Europea a redoblar su nivel de ambición climática. "Se lo debemos a la ciudadanía europea y a la juventud por el clima que cada semana deja sus clases para darnos una lección magistral", concluye el eurodiputado.




Añadir un comentario