panorama

Día de la Tierra

1
La Organización de Naciones Unidas decidió en 2009 celebrar cada 22 de abril el Día Internacional de la Tierra: "reconociendo que la Madre Tierra refleja la interdependencia que existe entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos, la Asamblea General declaró el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra para destacar la necesidad de ayudar a mejorar las vidas de los niños y los adultos que sufren del desorden para que puedan llevar una vida plena y significativa" (www.un.org).
Día de la Tierra

La Madre Tierra es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra -dice Naciones Unidas, ONU- la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Por ejemplo -continúa la ONU-, en Bolivia "la llaman Pacha Mama y nuestros ancestros, en Nicaragua, se referían a ella como Tonantzin". La proclamación del 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra supone -dice Naciones Unidas- "el reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento a lo largo de nuestra existencia; y también supone reconocer la responsabilidad que nos corresponde, como se expone en la Declaración de Río de 1992, de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras".

Entre las muchas iniciativas que han visto la luz a lo largo del día de hoy -el Día Internacional de la Madre Tierra-, Naciones Unidas se ha propuesto una que ha acabado convirtiéndose en un auténtico museo: ha recogido imágenes de todo el mundo, de personas, animales y lugares directamente afectados o amenazados por el cambio climático; e imágenes de personas esforzándose para hacer algo al respecto. El auténtico museo vivo que la ONU ha montado en la red con las fotografías que han enviado hombres y mujeres de todas partes puedes verlo aquí. Nosotros hemos elegido para ilustrar esta noticia una imagen que nos ha gustado, una, por ejemplo. Ha llegado desde Delhi, India. Más cerca, Ecologistas en Acción también ha celebrado el día de hoy con imágenes. Puedes verlas aquí, en el vídeo Ecologismo o crisis, un canto a la esperanza y al sí es posible.

Planeta verde
My Green Energy Planet es otra propuesta: un juego de simulación -juego en red (on line)- que ha sido desarrollado por la organización ecologista WWF y la multinacional de los seguros AXA. La idea es que los internautas participen de forma activa en la creación de un planeta renovable gracias a las acciones que propone este juego de simulación. ¿Por ejemplo? Pues cambiando la forma de generar y gestionar la energía por una más limpia y respetuosa con el medio ambiente; o poniendo en marcha acciones de ahorro y eficiencia energética en edificios, transporte y agricultura. Para lograrlo, cada jugador tiene que aprender a gestionar los recursos energéticos de su mundo virtual de la forma más eficiente y renovable, y actuar asimismo de manera responsable con el medio ambiente, respetando las zonas de alto valor ecológico.

Ecobonos
Los jugadores, que deben hacer todo eso manteniendo un equilibrio entre producción y consumo, tienen la posibilidad de comprar y vender energía en un mercado virtual. El objetivo, en fin, es crear un entorno agradable para los ciudadanos en el que haya espacios verdes, carriles bici, edificios eficientes, polideportivos y piscinas municipales que se produzcan agua caliente con energía solar, granjas que aprovechen sus residuos para generar energía, pueblos y aldeas con turismo ecológico rural, etcétera. Todos estos cambios -concluye WWF- consiguen aumentar el indicador de la satisfacción ciudadana en el juego. Durante la partida, van cambiando las condiciones meteorológicas -temperatura, velocidad del viento, si nieva o luce el sol- que afectan a la propia dinámica del juego. Todo ello condicionará la generación de energía renovable. Si esta es elevada, los excedentes se podrán además vender en el mercado y así conseguir “ecobonos”, que son puntos que permitirán realizar más acciones en el juego.

Las diferentes tecnologías renovables
Según WWF, el juego simula la realidad, en la que existen fuentes convencionales, como la energía nuclear o los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), que son los que más contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero y por tanto agravan los efectos del cambio climático. La novedad que introduce My Green Energy Planet -continúa WWF- es que "posibilita un cambio del modelo energético actual, a través de acciones para sustituir las fuentes más contaminantes por otras más sostenibles, limpias y renovables que no contaminan, ni emiten emisiones, y en consecuencia, contribuyen a luchar eficazmente contra el cambio climático". Estas fuentes de energía son las renovables, que ofrecen una variedad de tecnologías (energía solar, eólica, biomasa, geotérmica, energías marinas) que son explicadas con textos didácticos, de forma que el jugador aprende nuevos conceptos durante la partida. Por ejemplo, cómo afectan el viento, el sol o la lluvia a las diferentes formas de generar energía renovable; las diferencias entre las distintas tecnologías renovables; la mejor forma de aprovechar el exceso de recurso eólico para vender el excedente en el mercado; o cómo reaccionar ante alertas meteorológicas.

Asegura el clima del futuro
WWF quiere conseguir, gracias a este juego didáctico, el ambicioso reto de lograr acercar las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética a los jóvenes y sensibilizar sobre la necesidad de luchar contra el cambio climático a través de un cambio de modelo energético que sea más sostenible y respetuoso con la naturaleza. Esto se consigue gracias a la información complementaria didáctica que aparece de forma previa a realizar cualquier acción, a las recomendaciones que aparecen cuando salta una alerta en el juego y a las acciones que se deben ejecutar ante cambios en las condiciones meteorológicas. My Green Energy Planet es una pieza clave de la campaña “Asegura el Clima del Futuro”, que están desarrollando WWF y la Fundación AXA para sensibilizar a los jóvenes y a la sociedad en general sobre la necesidad de prevenir los efectos del cambio climático a través de la apuesta por las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética y cambiar el modelo energético actual para emprender el camino hacia una economía baje en carbono.

Añadir un comentario
canefen canefen s.l
Seguro que muchos internautas con este juego, gestionan la energía mejor y mas eficientemente que los que deberían hacerlo. La Madre tierra es la casa donde vivimos todo el mundo, no es el negocio de unos cuantos...