panorama

Lo que cuenta el Foro de Davos

Eléctricas: cuanto más contaminan, más ganan

1
Lo dice nada más y nada menos que el World Economic Forum, que acaba de publicar un estudio -"The future of electricity"- en el que asegura que las compañías eléctricas se enfrentan a un descenso creciente de los retornos "a medida que transitan hacia un sistema de bajas emisiones de carbono". O, lo que es lo mismo, que cuanto menos contaminan... menos ganan. ¿Le damos la vuelta? Cuanto más contaminan... más ganan. Lo dice el Foro Económico Mundial, el famoso Foro de Davos.
Eléctricas: cuanto más contaminan, más ganan

Las eléctricas obtendrán menos beneficios conforme el sistema vaya siendo más renovable, o sea, menos emisor de CO2. Lo dice el estudio que acaban de publicar Bain & Company y el World Economic Forum (también conocido como el Foro Económico Mundial o Foro de Davos). El informe, titulado "The future of electricity", ofrece una perspectiva sobre "cómo transformar el sector eléctrico en un sistema más sostenible, eficiente y fiable". Pero no solo, porque también incluye una serie de recomendaciones "dirigidas a políticos, reguladores y empresas para atraer la inversión necesaria" (inversión para instalaciones de generación de energía limpia e inversiones para infraestructuras de transporte y distribución de electricidad). El documento que acaban de hacer público el Foro de Davos y Bain es parte de la iniciativa “El Futuro de la Electricidad”, lanzada en la reunión anual de Davos de 2014, y que tiene como objetivo "proporcionar a los países, a las empresas y a la sociedad una plataforma para el diálogo y el aprendizaje durante la transición a un sistema de electricidad de bajas emisiones de carbono".

Encrucijada
Según Julian Critchlow, socio de Bain & Company, consultora estratégica que ha colaborado con el World Economic Forum en la elaboración del informe, "el sector eléctrico está en una encrucijada: estamos entrando en un período que requiere niveles de inversión sin precedentes para poder cumplir con nuestros objetivos de política energética, pero la disminución de los retornos a la inversión y el aumento del riesgo plantean interrogantes sobre las inversiones futuras". Así las cosas, Critchlow sugiere que los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) tomen medidas "de forma inmediata para garantizar la continuidad de la inversión en toda la cadena de valor del sector energético" (el informe del Foro Económico Mundial habla "7,6 billones de dólares en inversiones necesarias para cumplir con los objetivos de política energética para 2040"; véase abajo el gráfico).

Infraestructuras
De inversiones también ha hablado el jefe de Industrias Energéticas en el Foro de Davos, Roberto Bocca, que asegura que, desde el año 2000, los países de la OCDE han invertido más de tres billones de dólares en infraestructuras de distribución y en centrales de generación de energía (tanto convencionales como renovables). Eso sí -ha matizado-, "aún se requiere un 20% más de inversión anual durante los próximos quince años". En ese sentido, Bocca ha señalado que la colaboración "entre las distintas partes interesadas" va a ser fundamental para lograr ese objetivo de inversión y para ejecutar "con éxito la transición a un sistema de bajo carbono". El presidente del equipo de trabajo de Energía Eléctrica del Foro de Davos, José Ignacio Sánchez Galán, también ha apostado por "conseguir economías menos dependientes de las emisiones de carbono". En ese sentido, Galán ha animado a "todos los jugadores del sector de la energía a colaborar para fomentar la cooperación transfronteriza".

Estas son las causas de los retos a los que se enfrenta el sector, según Davos
• Disminución de los rendimientos de la generación convencional. El Foro Económico Mundial señala "la caída de la demanda, la sobrecapacidad, la reducción de los factores de carga y la bajada de los precios al por mayor" como causas de "una pérdida masiva de valor de los activos de generación".
• Disrupciones en el modelo de negocio: el modelo de negocio de las eléctricas tradicionales está siendo alterado por la innovación tecnológica y las tendencias de consumo, lo que crea, según este informe, oportunidades para los participantes del mercado.
• Falta de compromiso: la sociedad reconoce la necesidad de un sistema eléctrico que produzca menos emisiones de carbono, pero todavía no aprecia por completo -opina el Foro- el valor que esto aporta y otros impactos positivos como la la creación de empleo y la seguridad del suministro.
• Despliegue geográfico poco óptimo: según los cálculos de Davos, se han invertido 550.000 mil millones de dólares entre 2000 y 2010 en la instalación de infraestructuras de energía renovable. Pues bien, si se hubiese implementado más la energía solar en el sur, donde hay más sol, y más la eólica en el norte, donde hay más viento, Europa podría haber ahorrado -estima el Foro- más de 140 mil millones de dólares.
• Fijación inadecuada del precio del carbono: en la Unión Europea, el precio de los permisos de emisiones ha caído a niveles tales que impiden que un programa de “descarbonización” o reducción de emisiones tenga efectos relevantes sobre la inversión.

Por fin, el informe recomienda (ER recoge esas recomendaciones literalmente)
• Los responsables políticos deben trazar las líneas maestras de políticas que incentiven las decisiones de inversión correctas y permitan explotar los recursos renovables más eficientes en Europa. Para ello, será necesario un enfoque flexible, un aumento del apoyo social y evitar los cambios de política retroactivos.
• Los reguladores deben asegurarse de que los mercados dan señales claras y eficaces. Así, deben premiar la fiabilidad y la flexibilidad del sistema (fomentando soluciones para la oferta y la demanda), o reconocer el valor de la capacidad de back-up de la red a través de tarifas de red. Los reguladores también necesitan promover reglas de juego justas, armonizar los incentivos y eliminar las barreras regulatorias innecesarias a la competencia.
• Las compañías deben desarrollar modelos de negocio complementarios centrados en el cliente, creando valor mediante la explotación de los datos del cliente generados a partir de las redes inteligentes y los dispositivos conectados. Igualmente, los inversores tienen que mantener un diálogo con los responsables políticos y los reguladores sobre cómo equilibrar mejor los riesgos y la rentabilidad, sin dejar de invertir e innovar para financiar el perfil de riesgo creciente en la cadena de valor eléctrica.

Sobre el gráfico
El sector ya ha cubierto un largo trecho de la ruta de la transición hacia un modelo de generación y distribución de electricidad más sostenible, pero todavía tiene por delante "un largo camino", según el Foro Económico Mundial. Así, y a pesar de haber invertido ya tres billones de dólares entre los años 2000 y 2012, Europa apenas habría recorrido -según Davos- un 30% de ese camino. Más aún, añade el Foro: harían falta 7,6 billones de dólares de aquí a 2040 para que la Unión Europea cumpliera con los objetivos energéticos y climáticos que se ha impuesto. El informe señala en ese sentido que el elevado nivel de inversión registrado a lo largo del último quinquenio debe mantenerse. En concreto -apuntan desde Davos-, harán falta 180 mil millones de dólares cada año en inversiones en potencia de generación ("convencional y renovable, centralizada y descentralizada") y 100 mil millones de dólares al año en "expansión y modernización de redes de transporte y distribución".

Inversión anual en países OCDE para que UE alcance en 2040 sus objetivos, según el Foro de Davos

Sobre Bain & Company
Bain & Company es una de las principales empresas de consultoría estratégica del mundo. Fundada en 1973, asesora a compañías en temas de estrategia, operaciones, organización, tecnología, capital riesgo y fusiones y adquisiciones. La firma presume de vincular sus honorarios con los resultados: "los resultados de los clientes de Bain superan la media del mercado en un ratio de 4 a 1". Bain está presente en España desde 1994. En 2013, Bain España fue nuevamente galardonada como la mejor empresa para trabajar en la categoría de 50 a 100 empleados por Best Places to Work.

Añadir un comentario
alejandro
nos van a vebder de nuevo para pagarlo los españoles de a pie, por haber sido los dirigentes quienes nos empeñen en sus leyes cutres, sin senntido en las que decide uno que ignora del tema y no se sabe lo que se apoya en Alemania, por ejemplo. si los gobiernos hicieran publicas las patentes que petroleras y empresas de energia tienen compradas hace decadas, el 2020 estaria mas que cubierto por todo el mundo.