panorama

El RD de autoconsumo es un ejercicio de cinismo extraordinario, asegura Greenpeace

2
Inaceptable. Es una de las  palabras más repetidas por la organización ecologista en las alegaciones que  ha remitido a través de su representante en el Consejo Consultivo de Electricidad a algunas de las normativas del paquete de la reforma energética planteada por el Gobierno. Para Greenpeace, la memoria del Real Decreto de autoconsumo es, además, “un ejercicio de cinismo extraordinario”.
El RD de autoconsumo es un ejercicio de cinismo extraordinario, asegura Greenpeace

Greenpeace considera inaceptabe disponer de solo diez días para alegar una normativa de esta naturaleza e importancia, especialmente cuando viene acompañada de un paquete de 7 reales decretos, 4 órdenes ministeriales, una resolución y un proyecto de ley, precedidas de un RD-Ley. “Para complicar el proceso aún más, los archivos enviados son imágenes de los documentos originales, lo que no facilita en absoluto la elaboración de comentarios”, afirma.

Considera igualmente inaceptable  “la absoluta falta de transparencia” mostrada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en la elaboración y tramitación de todo el paquete normativo. “Se han reducido los plazos para alegar al mínimo legal posible y se ha evitado cualquier posibilidad de participación y discusión por parte de la sociedad civil”. Sin embargo, “se ha mantenido un diálogo continuo con las grandes empresas del sector eléctrico”, añade. “Esta falta de transparencia supone una barrera antidemocrática que hará que la norma nazca falta de la mínima legitimidad necesaria”.

Cambios retroactivos
La organización ecologista recuerda, asimismo, que no se pueden cambiar retroactivamente las normas que rigen unas inversiones que ya se han producido. “Los costes ya incurridos por instalaciones que se hicieron al amparo de normas en vigor en el momento de la inversión no se pueden tocar en un país serio”, argumenta. “Sin embargo, sí que se pueden, y se deben, revisar los costes a futuro, los de las inversiones que aún no se han producido y se necesita seguir incentivando”.

En este sentido, se muestra partidaria de que, dada la experiencia de regulación internacional en renovables y la rápida reducción de costes que presentan, las revisiones se hagan en plazos cortos, no superiores al año, para actualizar los incentivos en función de los costes según cada tecnología avanza por su curva de aprendizaje. “El objetivo siempre debe ser llegar a incentivo cero, pero lo más absurdo es retirar el incentivo cuando hemos costeado la parte más cara (la inicial) de ese recorrido por la curva de aprendizaje y cuando lo que queda es el tramo en que ya se obtienen los retornos para toda la sociedad de esa inversión”. El marco legal debe ser estable y predecible. “Lo que hay que ajustar periódicamente son las cuantías (sin retroactividad)”.

Penalizar la eficiencia
Además, retribuir en función de la potencia y no de la energía, “supone penalizar la eficiencia”, asegura Greenpeace. “El sistema de apoyo mediante primas a la energía efectivamente inyectada en la red es el más eficiente, es decir, es el que proporciona más energía de origen renovable por euro invertido, como ha reconocido la Comisión Europea al analizar comparativamente los sistemas de los distintos países. Sustituir este sistema por uno basado en la potencia penaliza la eficiencia y beneficia a las plantas más ineficientes”.

Este cambio radical, afirma la organización,  “va en contra de la tendencia internacional en sistemas de apoyo a renovables. El resultado que se busca, aunque no se diga, es reducir la energía de origen renovable que entra en la red, no reducir costes al sistema, ya que esa energía desplaza energía no renovable que no se ha de producir”.

Autoconsumo
Greenpeace considera que “la memoria del Real Decreto de autoconsumo es un ejercicio de cinismo extraordinario”.

“Es inaudita la coincidencia en los términos y resoluciones de este Real Decreto con las premisas y argumentos de las empresas de UNESA y en particular con lo que Iberdrola ha venido exigiendo respecto al autoconsumo. Un ejemplo de esto es el denominado Peaje de respaldo, idea acuñada e ideada por Iberdrola”, afirma. “La memoria que acompaña miente claramente, pues lo que realmente pretende es acabar con el autoconsumo, y no eliminar trabas que obstaculizan el desarrollo de la generación distribuida”, prosigue.

Entre “el cúmulo de despropósitos” que contiene este RD , Greenpeace destaca el apartado de sanciones, donde el supuesto de no inscribirse en el registro creado a tal efecto conllevaría a una falta “muy grave”, tipificada en el anteproyecto de Ley con una sanción cuyo límite máximo de sanción es 60 millones de euros.

En definitiva la propuesta de Greenpeace en relación a este RD es que sea descartado completamente. La organización sugiere que se elabore otro nuevo, en el que se aproveche de verdad el potencial que tiene el autoconsumo para nuestro país. “Si a pesar de ello, el Gobierno sigue en su línea de falta absoluta de transparencia y de servir a otros intereses que no son los generales”, Greenpeace propone los siguientes cambios:
• Art. 2.2 Se debe permitir la asociación de consumidores diferentes entre sí con instalaciones de producción sin exigir que se trate de la misma persona física o jurídica.
• Art. 2.4 Se debe permitir que formen parte de una misma instalación de generación para autoconsumo las formadas por diferentes tecnologías renovables, como por ejemplo, fotovoltaica y mini-eólica.
• Art. 9.3 No se puede exigir el pago de “peaje de respaldo” por energía consumida procedente de la propia instalación de generación. Es aberrante. Sí se debe pagar peaje de acceso por la energía consumida procedente de la red.
• Art. 9.4 La energía cedida a la red debe tener su contraprestación económica exactamente igual que la cedida por cualquier otra instalación.
• Art. 11. La satisfacción de peajes de generación solo se puede admitir si se remunera la energía vertida a la red como instalación de producción. Pagar peaje de generación por una energía cedida gratuitamente es una burla a la inteligencia.
• Art. 16. Suprímase íntegramente este artículo. El concepto de peaje de respaldo no tiene ninguna justificación y debería darle vergu.enza a quien se le haya ocurrido. El respaldo que proporciona el sistema lo está proporcionando con o sin autoconsumo y el consumidor ya lo ha pagado y lo está pagando por la potencia que tiene contratada y por la energía que consume.
• Art. 17. No se puede considerar infracción muy grave (que se podría sancionar con 60 millones de euros según el anteproyecto de ley) la no inscripción en el registro, equiparándolo a infracciones tan graves como interrumpir el suministro sin causa justificada por parte de la empresa distribuidora, por poner solo un ejemplo de las 45 infracciones muy graves que pone el anteproyecto de ley. Se trata de una medida dirigida solamente a amedrentar a los potenciales interesados en el autoconsumo.
• Art. 20. La sanción con la suspensión del suministro eléctrico es absolutamente desproporcionada. Debe suprimirse este artículo, porque en cualquier caso el régimen de infracciones y sanciones ya está previsto en la ley.
• Disposición adicional única. También se penaliza la energía ahorrada, gracias a sistemas de ahorro y eficiencia, que se vierta a la red. Dicha energía, aunque haya sido adquirida, no ha sido realmente utilizada, por lo que no tiene ningún sentido que deba pagar peaje de respaldo.
• Disposición transitoria segunda. No se puede obligar retroactivamente a quien ya tenía una instalación de autoconsumo a hacer frente a un régimen económico tan regresivo como el propuesto en este RD, especialmente el invento del peaje de respaldo, y encima amenazarle con el corte del suministro en caso de incumplimiento.
• No se entiende por qué razón se exime hasta 2019 del pago del peaje de respaldo a las instalaciones de cogeneración y no al resto de instalaciones de autoconsumo existentes en el momento de la entrada en vigor de este RD.


Otras modificaciones
Greenpeace también ha planteado numerosas modificaciones en el articulado del paquete de la reforma energética. Entre otras, en los siguientes artículos:
• Art  5. d. La prioridad de acceso a la red para renovables y cogeneración de alta eficiencia es un requisito obligatorio de las directivas europeas, por lo que debe mantenerse tal como está redactado en el borrador.
• Art. 6. Reitera la necesidad de obligar a una separación jurídica completa entre empresas de generación y de distribución, de manera que no puedan pertenecer al mismo grupo empresarial.
• Art. 8. Debe contemplarse la hibridación entre las distintas tecnologías renovables siempre que la tecnología lo permita. En particular, debe permitirse la hibridación de instalaciones fotovoltaicas y mini-eólicas.
• Art. 31.
- 1. Entre los motivos por los que el Gobierno podrá establecer regímenes retributivos específicos se deben incluir los motivos ambientales, así como el cumplimiento de compromisos internacionales suscritos en tratados o convenios.
- 4. No se deben establecer horas de funcionamiento máximas para tener derecho a retribución por operación. Si se quiere limitar el coste del sistema de apoyo, lo que se debe ajustar es la cuantía económica del apoyo, no el tiempo (energía producida) que la instalación opera.
• Art. 38.3.II.3. Se debe derogar el RDL 1/2012, de forma que de aplicarse en todo el territorio nacional el nuevo sistema retributivo deje de aplicarse la moratoria que impide la instalación de nueva generación renovable.
• Disposición adicional quinta. Totalmente en contra a que se puedan establecer incentivos para el cierre de instalaciones renovables, mientras continúen en operación instalaciones de generación no renovables. En todo caso, como mínimo, se debería añadir un cuarto requisito: No resulten incrementadas las emisiones de CO2 del sistema eléctrico español ni la generación de residuos radiactivos.

Añadir un comentario
Otro
Tienes razón Ya-he-vuerto, pero el PSOE es la otra cara de la moneda, hay tantos expoliticos y consortes de polit@s en sus consejos como del PP, y ya en su anterior gobierno con el tal Sebastián se legislaba a las órdenes de UNESA, no aprendemos.
Ya_he_vuerto
Ahora vais y votais al PP otra vez. Para que vuelvan a engañaros y se os meen encima, como es su costumbre. En todos estos años, desde Aznar, no habeis aprendido nada. NA-DA.