panorama

El quinquenio 2016-2020 promete ser el más cálido jamás registrado, según la ONU

0
El parón en la actividad por la pandemia sanitaria del coronavirus ha reducido ligeramente las emisiones de gases de efecto invernadero, pero no ha servido para detener el avance de la crisis climática, que sigue agravándose, según datos recopilados por la ONU. En un nuevo informe, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y Naciones Unidas señalan que las concentraciones de gases en la atmósfera registran niveles sin precedentes y no dejan de aumentar, mientras que todo apunta a que el período 2016-2020 será el quinquenio más cálido jamás registrado.
El quinquenio 2016-2020 promete ser el más cálido jamás registrado, según la ONU

En el informe United in Science 2020,elaborado por diversas organizaciones científicas de vanguardias, se destacan los crecientes e irreversibles impactos del cambio climático que afectan a los glaciares, los océanos, la naturaleza, las economías y las condiciones de vida de la población, y que a menudo se perciben en forma de peligros relacionados con el agua, como los episodios de sequía o las crecidas. En el informe también se pone de manifiesto el modo en que la Covid-19 ha entorpecido nuestra capacidad para monitorear esos cambios a través del sistema mundial de observación.


“Este ha sido un año sin precedentes para las personas y para el planeta. La pandemia de Covid-19 ha trastocado vidas en todo el mundo. Al mismo tiempo, el calentamiento de nuestro planeta y la alteración del clima han continuado a un ritmo acelerado”, dice el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.


“Nunca antes ha sido tan evidente la necesidad de aplicar transiciones limpias, inclusivas y a largo plazo que permitan afrontar la crisis climática y hacer realidad el desarrollo sostenible. Debemos convertir la estrategia de recuperación de la pandemia en una auténtica oportunidad para forjar un futuro mejor”, añade Guterres, quien presentó el informe el 9 de septiembre. “Necesitamos ciencia, solidaridad y soluciones”.



Principales conclusiones


• Las concentraciones atmosféricas de CO2 no han dado señales de tocar techo y han seguido aumentando hasta alcanzar nuevos registros sin precedentes. Las estaciones de referencia de la red de la Vigilancia de la Atmósfera Global (VAG) de la OMM informaron de concentraciones de CO2 de más de 410 partes por millón (ppm) durante la primera mitad de 2020.

• Se estima que, en 2020, las emisiones de CO2 disminuirán entre un 4 y un 7 % a causa de las medidas de confinamiento impuestas a raíz de la pandemia. El porcentaje exacto de reducción dependerá de la evolución que siga la pandemia y de las respuestas que los gobiernos brinden ante ella, afirman los expertos. Aunque durante el apogeo de las medidas de confinamiento, a principios de abril de 2020, las emisiones mundiales diarias de CO2 disminuyeron un 17 % con respecto a 2019 –una reducción sin precedentes– las emisiones se mantuvieron en niveles equivalentes a los de 2006, una clara muestra del drástico incremento experimentado a lo largo de los últimos 15 años y de la constante dependencia de los combustibles fósiles para la generación de energía.



• Para alcanzar el objetivo de mantener el calentamiento global en 2 °C, entre 2020 y 2030 las emisiones mundiales deberían reducirse cada año cerca de un 3 %, y para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de mantener el calentamiento global en 1,5 °C, deberían lograrse reducciones anuales medias superiores al 7 %. Para ello hacen falta medidas urgentes y concertadas entre todos los países y todos los sectores.



• Se espera que la temperatura media mundial del período 2016-2020 sea la más cálida de la que se tiene constancia, aproximadamente 1,1 grados centígrados por encima de la media de 1850-1900, el período que se toma como referencia para evaluar el cambio que la temperatura ha experimentado desde la era preindustrial, y 0,24 grados más cálida que la temperatura media mundial del período 2011-2015.

• En paralelo, sigue reduciéndose la extensión de hielo marino en el Ártico, que ha disminuido en todos y cada uno de los meses entre 1979 y 2018, según el estudio.


• De aquí a 2050, la cantidad de personas en riesgo de verse afectadas por crecidas aumentará de los 1 200 millones actuales hasta los 1 600 millones. Desde principios hasta mediados de la década de 2010, 1 900 millones de personas —esto es, el 27 % de la población mundial— vivía en zonas potencialmente sujetas a una grave carestía de agua. En 2050, esa cifra podría aumentar hasta situarse entre los 2 700 y los 3 000 millones de personas.

El informe United in Science 2020, el segundo de una serie, está coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), y cuenta con aportaciones del Proyecto Carbono Global, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Servicio Meteorológico del Reino Unido. En él se presentan los datos y resultados científicos sobre el cambio climático más recientes a fin de contribuir a la adopción de medidas y políticas mundiales bien fundamentadas.

Añadir un comentario