panorama

Canarias, donde el kilovatio eólico cuesta tres veces menos que el generado con combustibles fósiles

0
La Agrupación Empresarial Innovadora-Cluster de Empresas de Energías Renovables, Medio Ambiente y Recursos Hídricos de las Islas Canarias (AEI–Cluster Ricam) hizo público ayer un comunicado en el que denuncia las multimillonarias subvenciones que están recibiendo las centrales térmicas de Endesa en las islas Canarias. Más aún: según Ricam, "las energías convencionales son las más subvencionadas en las islas". El Clúster del archipiélago asegura, además, que "mientras que en Canarias las energías contaminantes [diésel y fuel] están entre 190 y 270 €/MWh, en función de la isla, el día y la hora. Por contra, la eólica cuesta aproximadamente 78 €/MWh".
Canarias, donde el kilovatio eólico cuesta tres veces menos que el generado con combustibles fósiles

La junta directiva del Clúster Ricam está estudiando qué acciones poner en marcha en respuesta a la aprobación al Real Decreto-ley 1/2012, de 27 de enero, por el que se procede a la suspensión –"temporal", según el gobierno– del régimen de primas al kilovatio generado a partir de fuentes renovables. Por el momento, este clúster-asociación empresarial canario ha aprobado la creación de un gabinete de crisis en el que quieren contar "con el apoyo de todo el tejido empresarial, pero también de la sociedad canaria, para que definitivamente conozca la realidad del sector eléctrico en el archipiélago". Según el comunicado difundido ayer por Ricam, “ya es público que la producción de energía eléctrica mediante combustibles fósiles en Canarias cuesta al conjunto del estado hasta 1.300 millones de euros al año que son cubiertos gracias a la subvención que recibe a través del propio sistema eléctrico y de los presupuestos generales del estado". Pues bien, según el Clúster, "si no se compensara este sobrecoste, las renovables competirían directamente con las energías contaminantes, reduciendo significativamente las importaciones de productos petrolíferos y evitando pagar una parte creciente de nuestra renta al exterior”. Endesa tiene en Canarias más de 2.400 MW de potencia instalada en una decena de centrales térmicas que queman fuel y diésel.

Ricam asegura que “las cifras revelan que el coste medio de producción de electricidad en la península se sitúa en torno a los 60 euros el megavatio hora (€/MWh), mientras que en Canarias las energías contaminantes [fuel, diésel] están entre 190 y 270 €/MWh, en función de la isla, el día y la hora. Por contra, la eólica cuesta aproximadamente 78 €/MWh y la fotovoltaica 121" (léase entrevista al profesor de la Universidad de La Laguna Ricardo Guerrero). Por ello, concluye Ricam, "apostar por las renovables en nuestro archipiélago no solo tiene beneficios ambientales y de independencia energética, sino que también es más rentable” (véase entrevista al consejero de Empleo, Industria y Comercio del gobierno de Canarias, Jorge Rodríguez Díaz).

La antepenúltima
Se da la circunstancia de que el actual ministro de Energía, José Manuel Soria, ha sido vicepresidente del gobierno canario durante los últimos cuatro años, período de bonanza eólica en toda España –nuestro país ha añadido a su parque eólico nacional casi 10.000 MW en esos cuatro años–, período sin embargo durante el cual el gobierno canario estranguló hasta el paroxismo el desarrollo eólico en el archipiélago, donde solo se han instalado, a lo largo de estos últimos cuatro años, 12,5 MW. Solo tres de las diecisiete comunidades autónomas españolas –Extremadura, Madrid y el archipiélago balear– presentan registros peores. 

¿Conclusión? Aunque la comunidad canaria fue una de las pioneras del desarrollo eólico en España, hoy es la antepenúltima en potencia eólica instalada, lo cual es más lacerante aún si tenemos en cuenta que su recurso eólico es extraordinariamente apetecible (véase, si no, el Atlas Eólico de España). Para que nos hagamos una idea: en 2010, el sector estaba trabajando en emplazamientos con 2.100 horas equivalentes; ese mismo año, en Tenerife, Endesa, señalaba a su parque eólico Punta de Teno (1,8 MW de potencia instalada) como "el de mejor rendimiento" del año, con un total de 4.259 horas equivalentes anuales (en la imagen, mapa eólico de Canarias).

Solo el 6% de la electricidad procede en Canarias de fuentes renovables
Así las cosas, el Clúster canario de las renovables recuerda que “el 94% de toda la electricidad consumida en nuestras Islas, actualmente, proviene de la combustión de fósiles, por lo que Ricam reclama al Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que en lugar de paralizar las nuevas instalaciones en Canarias, las potencie de forma masiva y urgente, revisando y recortando drásticamente la subvención que perciben las centrales convencionales", subvención que Ricam cuantifica en 1.300 millones de euros.

Asimismo, Ricam sospecha que "la suspensión de nuevas instalaciones renovables no es temporal, sino indefinida y que incluso puede convertirse en definitiva para un total de 5.000 empleados directos de alta cualificación y más de 480 pymes y estudios de ingeniería solo en Canarias”. Más aún, la asociación empresarial canaria teme que vuelva a paralizarse el desarrollo eólico en el archipiélago por la suspensión de la prima: "además, la paralización de inversiones no afecta solo a la iniciativa privada, pues los cabildos y los ayuntamientos con participaciones en plantas renovables perderán el 9% de los ingresos que le corresponden con cargo a la eólica, así como, entre otros impuestos, el 4% sobre construcción, instalaciones y obras”.

Los bulos de Soria
Por otro lado, la asociación empresarial canaria insinúa en su comunicado que el ministro de Indutria, José Manuel Soria, difunde "bulos" sobre las posibilidades de desarrollo del llamado autoconsumo y de un trato específico para Canarias: “ambas informaciones no son más que bulos difundidos de manera interesada para suavizar la dureza injustificada de esta medida". Según Ricam, el "estudio de un trato especial para Canarias no existe ni ha sido consultado con el Gobierno regional ni con las patronales del sector. Además, una nueva regulación para las Islas no es un trabajo que se pueda poner en marcha en corto plazo y, mientras el tiempo pasa, muchas familias van directamente a la ruina”.

El comunicado difundido ayer por Ricam concluye diciendo que “nos encontramos en un momento de cambio importante en el que la energía es un elemento clave para ayudar a salir de la crisis y ganar competitividad, por lo que las eléctricas tradicionales que emplean, sobre todo, energías contaminantes deben asumir el nuevo papel que la economía global les asigna, el servir de respaldo a una generación predominantemente renovable, distribuida por el territorio y con una participación activa de los ciudadanos en su gestión”.

Añadir un comentario