los editoriales de er

Pregunto

1
Pregunto

La ONU dio la primera gran voz de alerta sobre el aumento mundial de las epidemias zoonóticas en su informe Frontiers 2016: el 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en humanos -decía allí- es de origen animal, y esas afecciones están "estrechamente relacionadas con la salud de los ecosistemas”. En ese informe, la ONU también aportaba otro dato: “una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses”.

El problema, además, se ha exacerbado –dice el informe- como consecuencia del aumento sin precedentes de las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global. Los cambios en la temperatura, la humedad y la estacionalidad -explica la ONU- afectan directamente a la supervivencia de los microbios en el medio ambiente, “y la evidencia sugiere que las epidemias serán más frecuentes a medida que el clima siga transformándose”.

Una de las principales conclusiones de Frontiers 2016 es que la mejor vacuna frente a las epidemias zoonóticas es la naturaleza, que actuaría como frontera-filtro para la zoonosis.

Seguir quemando combustibles fósiles para producir energía es suicida. Porque el cambio climático lo desequilibra todo: el cielo, la tierra, las corrientes marinas, la biodiversidad. La ciencia lo sabe desde hace tiempo. Y ahora también lo sabe quien quiere saberlo.

Hasta anteayer, ese "saber" lo confinábamos sistemáticamente en el cajón del medio ambiente: “sube el nivel del mar, cada vez más lleno además de ese subproducto de la industria petrolera que es el plástico” (bien, pues ese es un problema medioambiental); “avanza en tierra firme la desertificación, atizada por incendios sin parangón y la deforestación” (problema medioambiental); “se oscurece el cielo de Madrid durante el día (por culpa del tráfico) y se ilumina por la noche, por obra y gracia de la contaminación lumínica” (problema ambiental).

Sí, hasta ayer, todo ese "saber" iba a parar al cajón del medio ambiente. Hoy, sin embargo, son ya legión los que saben que el cambio climático va mucho más allá de la fusión del hielo polar. Porque hoy ya son muchos los que saben que no todo el humo sube al cielo, muchos los que saben que parte de él se queda aquí, enredado (y enredando) en los pulmones, en los tuyos, en los míos, desencadenando (silencioso) problemas cardiovasculares, respiratorios.

El humo nos hace más débiles. Al planeta todo y a cada uno de nosotros.

Y, hasta ayer, eso era... preocupante. Pero, ayer... llegó el Covid, esa enfermedad que no sabemos si nos la contagiaron los murciélagos o no, pero que lleva ya más de un millón de muertos y no tiene vacuna; una enfermedad que ataca, precisamente además, al sistema respiratorio.
En fin, que ahora sí que ya sabemos todos que la contaminación atmosférica (y los problemas respiratorios), y el cambio climático, y la pérdida de biodiversidad, y la zoonosis (y los problemas respiratorios), y un millón de muertos, y no hay vacuna...

Y yo me pregunto: y, entonces, ¿cómo es posible que el Plan Moves (de sustitución de vehículos de más de diez años por otros más "eficientes y sostenibles") esté subvencionando la compra de vehículos diésel? ¿Cuáles son las prioridades hoy? ¿Cómo es posible que el Gobierno acabe de adquirir para el Ejército 348 vehículos de combate Dragón, blindados 8x8, valorados en más de 2.000 millones de dólares?

¿Son eléctricos? ¿Combaten qué? ¿La zoonosis? ¿El cambio climático? ¿La pandemia de hoy? ¿Las que vendrán, cada 4 meses, más o menos virulentas, cada 4 meses, a confinarnos, cada 4 meses?

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado destina a Defensa 9.409 millones de euros. A Sanidad, 3.421. A Ciencia e Innovación, 3.232. Y al "desarrollo masivo de energías renovables", 1.900 (masivo, dice literalmente el Gobierno). Así como dice subvenciones al diésel, ó 348 vehículos de combate Dragón.

Y digo yo: ¿para combatir qué?
Pregunto.
Es que soy periodista.

Hasta el mes que viene.

Antonio Barrero F.
abarrero@energias-renovables.com

Añadir un comentario
Francisco Ramírez
Yo creo que debía emplearse todo el dinero en DEFENSA. 9.000M€ en Defensa Sanitaria, 3.000M€ en Defensa de Ciencia e Innovación, 3.000M€ en Defensa de las Energías Renovables y 1.000M€ en Defensa Militar, aunque yo también me pregunto ... Defensa Militar \"pa qué\"?, es que tenemos miedo que nos invadan?.