hidrógeno

Vizcaya entra en la carrera del hidrógeno por la puerta del paladio

0
El municipio de Loiu (Bizkaia) acaba de inaugurar la primera línea de fabricación de "membranas de aleación de paladio" del mundo (estas membranas son empleadas para la obtención de hidrógeno de alta pureza). La fábrica en la que se encuentra esa pionera línea de producción, H2Site, es el fruto maduro de un proyecto que (en la fase de I+D) emprendieron en 2019 el centro de investigación aplicada y desarrollo tecnológico vasco Tecnalia y la Universidad Tecnológica de Eindhoven y que, en esta fase de industrialización, ahora apoyan (con la participación en su accionariado) Engie New Ventures, Breakthrough Energy Ventures, Equinor Ventures y los inversores institucionales del País Vasco Capital Riesgo País Vasco (CRPV) y Seed Capital Bizkaia (SCB).
Vizcaya entra en la carrera del hidrógeno por la puerta del paladio

H2Site ha puesto en marcha la que presenta como "la primera planta mundial de fabricación de membranas de aleación de paladio para obtener hidrógeno a partir de amoniaco o metanol, y separar hidrógeno de mezclas gaseosas". Los reactores y separadores de membrana de H2Site -explican desde Tecnalia- convierten moléculas comunes y con cadenas logísticas bien conocidas, como el metanol o el amoniaco, en "hidrógeno de alta pureza" a un coste "significativamente inferior" a los patrones de mercado. Fabricar estas membranas es muy complejo, "por su coste y fragilidad" -señalan desde Tecnalia-, pero H2Site ha desarrollado una solución de producción que "ha conseguido superar esos obstáculos" y que culmina ahora con la inauguración de la que presentan como "la primera línea de fabricación de membranas del mundo". Las membranas, cuya "principal característica" es que son de aleación de paladio, serán utilizadas "para la obtención y separación de hidrógeno de elevada pureza".

Ubicada en Loiu (Bizkaia), la nueva planta dispone de una capacidad de producción de varias decenas de miles de membranas. Para la creación de esta planta pionera, H2Site ha realizado una inversión de más de tres millones de euros, que prevé duplicar en los próximos años para incrementar la capacidad productiva.

Andrés Galnares, director ejecutivo de H2Site (foto): “una vez validados los primeros equipos, nuestro objetivo es aumentar de manera significativa la capacidad de la planta, integrar verticalmente la fabricación de la membrana y aplicar el proceso en nuevas plantas para atacar nuevos mercados. Para el medio plazo, nuestro objetivo es multiplicar el número de membranas producido cada año durante los próximos 3 años, lo cual conlleva continuar invirtiendo en activos de producción similares a los que hemos instalado ya, y aumentando su nivel de automatización de cara a reducir nuestros costes”

A día de hoy, H2Site declara pedidos por valor de más de cinco millones de euros, pero Galnares asegura que el objetivo es duplicar esa cifra a lo largo del próximo año, llegando a formar una plantilla de más de 50 profesionales.

Asier Rufino, director ejecutivo de Tecnalia Ventures y presidente de H2Site: “en Tecnalia llevamos 20 años trabajando en el desarrollo y escalado de tecnologías de hidrógeno para toda la cadena de valor de hidrógeno: producción de hidrógeno, distribución, transporte y almacenamiento de hidrógeno y usos finales de hidrógeno. Y, así, junto con la colaboración de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, nació la tecnología que ha hecho posible que H2Site haya presentado al mundo una solución única para la producción y transporte de hidrógeno. H2Site ha escalado el proceso, lo ha industrializado y está logrando reducir el coste unitario de las membranas para poder utilizarlas en escenarios que hasta ahora no se contemplaban”

Según Tecnalia, el almacenamiento y transporte del hidrógeno son "dos de los mayores problemas a los que se enfrenta el sector", ya que el coste de generación del hidrógeno -explican desde la empresa- puede verse incrementado entre un 60% y un 300% por causa de los costes de transporte, compresión y almacenamiento.

Rufino asegura que los sectores a los que se dirigen actualmente “están en la movilidad pesada y marítima, así como en la industria que requiere hidrógeno con pureza elevada. En estos momentos, nos centramos en Europa del Norte y Europa del Oeste, donde hay movimientos pioneros en cuanto al uso del hidrógeno”.

No obstante, en Tecnalia trabajan ya también en proyectos de separación de hidrógeno de las redes de gas natural, donde la normativa evoluciona hacia una inyección de hasta el 5% de hidrógeno mezclado con el metano, o en consorcios dedicados a la construcción de tuberías de hidrógeno puro, donde a menudo es necesario resolver problemas de pureza en el punto de consumo para hacer frente a usos de movilidad.

Hidrógeno distribuido como solución al almacenamiento de electricidad
El hidrógeno es un gas que ofrece una solución al problema de almacenamiento de energía durante largos períodos de tiempo. De momento, en todo caso, de los 94 millones de toneladas producidas en 2021, la casi totalidad fue a parar a la industria química y a la refinería (y no al sector eléctrico como solución de almacenamiento).

El desarrollo del hidrógeno para nuevas aplicaciones, como la movilidad pesada y marítima, conlleva que nuevas tecnologías sean necesarias para hacer frente a su transporte en escenarios de consumo más distribuido.

Andrés Galnares, director ejecutivo de H2Site: “esta planta refleja el éxito de una historia de más de 10 años de venture building iniciada por Tecnalia y TUe y apoyada desde el principio por la Administración Pública. H2Site la culmina con la industrialización de un proceso disruptivo gracias a la ayuda de inversores que creen en la tecnología como arma para la transición energética como Engie New Ventures, Breakthrough Energy Ventures, Equinor Ventures e inversores institucionales del País Vasco (Capital Riesgo País Vasco y Seed Capital Bizkaia). Junto con el equipo que ya hemos formado, no podemos aspirar a tener mejores socios en este momento”

Según H2Site, el modelo de reactores y separadores de membrana ayudará a proporcionar hidrógeno a pequeña y mediana escala "con alta pureza y coste limitado, con un enfoque inicial en los sectores de la industria con mayor necesidad de descarbonización (hard to abate) y la movilidad pesada y marítima".

Credenciales
H2Site nace en diciembre de 2019 de la colaboración del centro de investigación aplicada y desarrollo tecnológico Tecnalia, a través de su marca Tecnalia Ventures; con la empresa francesa Engie New Ventures y la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TUe). La empresa cuenta con la que presenta como "una tecnología exclusiva de reactores y separadores de membrana para la conversión de diferentes materias primas en hidrógeno, entre las que se hallan el amoníaco, el metanol o el gas sintético, además de la separación de hidrógeno de mezclas gaseosas en baja concentración".

En 2022, H2Site ha puesto en marcha "la primera y mayor planta descentralizada del mundo para convertir amoníaco en hidrógeno de la mano del Gobierno de Reino Unido; por otro lado, ha cerrado una ronda de ampliación de capital de 12,5 millones de euros liderada por Breakthrough Energy Ventures, introduciendo a Equinor Ventures, a CRPV y a SCB como nuevos accionistas y Engie New Ventures participando de nuevo. Esta trayectoria culmina con la inauguración de la primera línea de fabricación de membranas del mundo.

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).