fotovoltaica

¿Quieres que tu instalación solar produzca más? ¡Ponle rock!

2
Algunas investigaciones no dejan de resultar, cuando menos, llamativas. Ésta es una de ellas: según un estudio realizado por científicos del Queen Mary University of London y del Imperial College London,  reproducir música pop o rock a un volumen adecuado junto a una instalación solar aumenta su rendimiento hasta en un 40%
¿Quieres que tu instalación solar produzca más? ¡Ponle rock!

Quizá no haga falta “ponerles” a Metálica, pero a los paneles solares parece que les va mucho mejor cuando la música que suena a su lado vibra con las frecuencias características del rock y del pop. La causa, según explica el equipo científico responsable de este sorprendente hallazago, es que las frecuencias y tonos altos característicos de este tipo de música produce vibraciones que incrementan la generación de energía en las células solares, llegando a incrementar su eficiencia nada menos que hasta en un 40%,

Para llegar a estos resultados, el equipo de científicos ingleses, que es experto en nanotecnología, utilizó en primer lugar millones de filamentos microscópicos (“nanorods”) de óxido de zinc, y los cubrió con un polímero activo para crear un dispositivo capaz de convertir la energía solar en electricidad. A continuación. comprobó que incluso sonidos por debajo de los 75 decibelios (como el que emite una impresora en una oficina) incrementaban significativamente el rendimiento de este dispositivo solar.  

“Tras investigar estos sistemas de conversión de las vibraciones en electricidad  pudimos detectar en ellos una serie de propiedades físicas que también pueden mejorar el rendimiento de una instalación fotovoltaica”, ha explicado Steve Dunn, profesor de materiales nanoscópicos de la Escuela de Ingeniería y Materiales de Queen Mary..

Además, los científicos habían comprobado,  previamente, que la aplicación de presión o tensión a los materiales de óxido de zinc genera un efecto piezoeléctrico; un fenómeno presentado por determinados cristales que al ser sometidos a tensiones mecánicas adquieren una polarización eléctrica en su masa, apareciendo una diferencia de potencial y cargas eléctricas en su superficie. El efecto de estas tensiones piezoeléctricas en las células solares no había recibido demasiada atención hasta ahora.

"Inicialmente pensamos que como las ondas sonoras producen fluctuaciones aleatorias, unas anularían a las otras y, por lo tanto, no esperábamos ver ningún efecto global significativo en la producción de energía", señala James Durrant, catedrático de Fotoquímica del Imperial College de Londres y codirector del estudio. “La sorpresa fue comprobar que estas fluctuaciones de las ondas sonoras no solo no hacía que se anularan entre sí sino que algunas frecuencias parecían realmente multiplicar la generación de energía de la célula solar. Además, la mejora del rendimiento era muy elevada pese a la escasa energía que había hecho falta para conseguirla”, añade.

El equipo decidió, a continuación, recurrir a diferentes tipos de música en vez de a sonidos planos para explorar el efecto de su hallazgo variando los tonos. “La mayor diferencia se produjo cuando recurrimos a la música pop en vez de a la  música clásica. Ahora hemos comprendido que esto se debe a que nuestras acústicas células solares responden mejor a los sonidos agudos presentes en la música pop", conluye Durrant.

Los investigadores afirman que este hallazgo es particularmente interesante para el desarrollo, a bajo coste, de nuevas células solares impresas. El descubrimiento también podría ser utilizado para alimentar dispositivos que estén expuestos a vibraciones acústicas, tales como aparatos de aire acondicionado, o dentro de los automóviles y otros vehículos.

Añadir un comentario
javier
Corre corre Soria! ! Impuesto a las guitarras!!!
Pablo Ruiz
Ya lo decía la sabiduría popular: hay que hablarle a las plantas... (aunque no sabía que eran más de rock que de clásica...) Un saludo