fotovoltaica

Opsun Energy: ¿funciona tu planta fotovoltaica como esperabas?

0
“Optimizamos el rendimiento de su  instalación”. Es la idea con la que Opsun Energy vino al mundo en agosto de 2008. Su abanico de servicios ha ido adaptándose a las necesidades del sector, en el campo de la asesoría y auditoría técnicas, la consultoría, la gestión y el mantenimiento de instalaciones. No solo fotovoltaicas sino también eólicas.
Opsun Energy: ¿funciona tu planta fotovoltaica como esperabas?

El equipo directivo de Opsun Energy está formado por tres personas que acumularon experiencia y conocimientos prestando labores de asesoría y consultoría para la financiación de proyectos de energías renovables mediante la modalidad de project finance en diferentes empresas del sector. “Con toda esta experiencia y el bagaje en la asesoría de instalaciones, vimos que había un gran número de nuevas instalaciones fotovoltaicas ya en fase de explotación –surgidas al amparo del RD 661/2007– a las que era un buen momento para ofrecer un buen servicio de auditoría y garantizar un óptimo funcionamiento”, explica Jorge Martín, uno de sus fundadores y director general de esta empresa, localizada en Madrid.



No era para menos, puesto que 2008 supuso un bum en cuanto al número de megavatios fotovoltaicos instalados en España. Aquel año cerró con 3.402 megas nuevos, frente a los 703 de 2007. En doce meses se había casi quintuplicado la potencia instalada en energía fotovoltaica.

En el ámbito de la energía eólica, las prestaciones de la empresa se enmarcan en el esquema utilizado habitualmente para la financiación de este tipo de instalaciones, incluyendo desde el informe preliminar due dilligence (evaluación energética de emplazamientos, negociación de contratos...), hasta la recepción final de las instalaciones y supervisiones de su funcionamiento. Entre ambos extremos, Opsun Energy ofrece análisis termográficos de las palas de los aerogeneradores, suministro e instalación de torres meteorológicas para el inicio de la campaña de medición, o el análisis de los datos almacenados durante dicha campaña.

Más de 250 MW
Hasta la fecha, Opsun Energy ha prestado sus servicios técnicos en más de 250 MW de potencia instalada. Entre los principales trabajos de la empresa, su director general destaca “que auditamos anualmente el conjunto de instalaciones, de 40 ó 50 MW, de un importante grupo mantenedor. Esto nos permite recopilar información sobre el funcionamiento de las instalaciones durante la fase de explotación y comprender mejor cómo se comportan las plantas, módulos, inversores y todos los equipos principales”.

Martín destaca que trabajos como este hacen que el balance de estos cuatro años sea más que positivo: “hemos aprendido mucho en todo lo que se refiere al funcionamiento de instalaciones fotovoltaicas en explotación. Esto nos ha permitido tener una visión muy completa de todas las etapas de un proyecto de estas características. Intervenimos en todo el ciclo, en todas las fases. Es uno de los elementos diferenciadores de Opsun Energy, un valor añadido”, recalca.



¿Y fuera de nuestras fronteras? “Si bien seguimos manteniendo en España los trabajos de auditoría, con el escenario actual y con los últimos cambios de normativa, estamos empezando una fase de internacionalización con el fin de afianzar nuestra posición en mercados emergentes ofreciendo asistencia técnica, tanto en proyectos de fotovoltaica como de energía eólica”. ¿Y a dónde apunta la empresa? “Creemos que hay un mercado importante en América, en algunos países africanos como Suráfrica, o en Oriente Medio. Tenemos ya algún proyecto avanzado, que no cerrado, y esperemos que en los próximos meses se pueda poner en marcha”, comenta Martín.



Opsun Energy no pierde de vista la evolución del autoconsumo y la conexión a red de instalaciones de pequeña potencia. Por ahí puede llegar un soplo de aire fresco para el sector. Martín apuesta firmemente por los beneficios asociados al autoconsumo y al balance neto, y su empresa desarrolla actualmente estudios de viabilidad a nivel residencial e industrial con el fin de optimizar los parámetros específicos de producción y consumo para cada una de las instalaciones analizadas. “Confiamos en que la implantación del real decreto de balance neto se realice en unos términos beneficiosos para las empresas del sector y apueste por fortalecer el tejido fotovoltaico nacional”, asevera.


Auditorías a conciencia
Los servicios de auditoría son una de las principales señas de identidad de Opsun Energy. Entendiendo que las necesidades son específicas para cada instalación fotovoltaica, la empresa considera que existe una serie de servicios irrenunciables, todos ellos complementarios entre sí: la inspección visual de todos los elementos de la instalación (obra civil, infraestructura eléctrica…), el análisis termográfico tanto de los módulos fotovoltaicos como de los cuadros eléctricos e inversores, la caracterización de la curva V-I del conjunto de las series o strings, y la realización de una prueba de rendimiento independiente para el cálculo del Performance Ratio (PR) de la instalación. Además, en plantas en fase de explotación, Opsun Energy analiza los parámetros de funcionamiento desde su puesta en marcha con el fin de evaluar el histórico de incidencias registradas por el sistema de monitorización.



El análisis termográfico permite identificar –nos cuenta el director general de Opsun Energy– la posible formación de puntos calientes: “su aparición puede estar asociada a diferentes factores como el sombreado de alguna de las células que componen el módulo, defectos en el proceso de fabricación, o deposición de suciedad. Bajo estas circunstancias, la célula afectada es forzada a trabajar en polarización inversa disipando parte o la totalidad de la potencia generada”. Según Martín, los puntos calientes causan dos posibles efectos en los módulos. El primero es “la aparición de defectos físicos en alguno de los elementos que lo componen (células quemadas, formación de burbujas, rotura de vidrio, etcétera), siendo fácilmente localizables mediante una inspección visual”. 



La segunda consecuencia de la aparición de puntos calientes –continúa Martín– “afecta directamente a los parámetros de funcionamiento del módulo en detrimento de la eficiencia y la vida útil del mismo. En concreto, en la inmensa mayoría de los módulos analizados, los voltajes de operación presentan un desvío superior al 10% respecto a los valores de la máxima potencia. Y esta cifra aumenta en el caso de módulos con defectos de soldadura en el interconexionado de las células, donde el efecto es proporcional al número de strings afectados.



Ensayo específico de puntos calientes
Actualmente, la empresa está implementando un ensayo específico, en colaboración con el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), de cara a analizar en detalle los efectos asociados a la aparición de puntos calientes, para así intentar cuantificar la pérdida de potencia registrada al trabajar en condiciones de polarización inversa. “Aunque está aún en fase de desarrollo, los primeros resultados del ensayo que estamos obteniendo son muy interesantes y prometedores. En un mes o dos nos gustaría tener un análisis más detallado de los resultados”, señala Martín.



Después de cuatro años examinando instalaciones fotovoltaicas, el porcentaje de módulos afectados por puntos calientes varía entre el 0,2% y el 1,1% sobre el total de módulos instalados en la planta. Martín sostiene que estos porcentajes varían sensiblemente dependiendo del fabricante, sin un patrón claro de defectos respecto a la procedencia de los módulos. “De hecho, en ocasiones nos encontramos con resultados inesperados para fabricantes de renombre”, revela. Y, así, Opsun Energy lleva analizados a día de hoy más de 100 MW fotovoltaicos y 520.000 módulos. Casi nada.



Otro de los servicios de auditoría imprescindibles para la empresa es el ensayo de caracterización de la curva V-I. Martín comenta que “aporta una información muy valiosa para analizar anomalías en las características eléctricas de los strings y, adicionalmente, permite obtener un valor orientativo de la potencia instalada en los mismos”. Por su parte, la prueba de rendimiento con estación meteorológica propia evalúa el grado de fidelidad del rendimiento (PR) de la instalación respecto a los valores garantizados, y contrasta los valores de radiación y temperatura aportados por la estación meteorológica que pudiera estar ya instalada en el emplazamiento.



Opsun Energy calibra anualmente los diferentes sensores de la estación meteorológica instalada por la empresa, garantizando así el alto grado de precisión de los resultados. La prueba de rendimiento es de gran utilidad para las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta, ya que no suelen disponer de estación meteorológica ni por tanto de registros meteorológicos específicos del emplazamiento.



Más información:
www.opsunenergy.com

Añadir un comentario