fotovoltaica

Intersolar premia a SMA por su Fuel Save Controller

0
SMA Solar Technology AG (SMA) ha sido galardonada en la feria Intersolar Europe 2014 (Múnich) con el premio Intersolar AWARD en la categoría de energía fotovoltaica. En concreto, el premio lo ha obtenido su Fuel Save Controller, que "permite por primera vez incorporar un alto porcentaje de energía fotovoltaica a los sistemas eléctricos diésel" (SMA recibe por cuarta vez el premio Intersolar AWARD).
Intersolar premia a SMA por su Fuel Save Controller

El SMA Fuel Save Controller representa, junto con los inversores fotovoltaicos (FV), "el componente principal que regula la inyección de energía fotovoltaica y constituye -continúa SMA- el punto de unión entre el generador diésel, la planta fotovoltaica y el equipo consumidor". Según el fabricante alemán, el Fuel Save Controller "registra los flujos de energía en la red aislada y calcula la potencia máxima permitida; así, garantiza la estabilidad permanente del sistema gracias a un control perfecto de los grupos electrógenos". En definitiva -apunta la empresa-, el Fuel Save Controller garantiza, "incluso bajo condiciones ambientales extremas", que las redes híbridas de energía fotovoltaica y diésel funcionarán de manera estable.

Menos gastos en mantenimiento, según SMA
Así -añade el fabricante alemán-, reduce tanto los costes de funcionamiento como los de mantenimiento. Según el vicepresidente senior de la división Hibrído y Almacenamiento de SMA, Volker Wachenfeld, "en regiones remotas con una conexión inestable a la red, la competitividad de muchas empresas industriales depende en gran medida de que el suministro de corriente sea fiable y económico; pues bien, por primera vez, la SMA Fuel Save Solution permite aprovechar una gran parte de energía fotovoltaica, hasta un 60% de la potencia suministrada por los generadores diésel, a la vez que garantiza la estabilidad de la red".

Amortización en cinco años
Según Wachenfeld (en la imagen, en el medio), "con un promedio de tres a cinco años, los tiempos de amortización de inversiones en sistemas híbridos de energía FV y diésel son muy cortos". Además -añade el vicepresidente senior-, la ampliación posterior de los sistemas "es posible en todo momento y sin complicaciones". Según SMA, los costes de funcionamiento y mantenimiento para los sistemas híbridos de gran tamaño se pueden reducir considerablemente, "ahorrando hasta 450.000 litros de diésel al año en plantas FV de un megavatio". El mayor desafío tecnológico -añade la compañía- consiste en incorporar "de manera estable" el máximo posible de energía fotovoltaica a las redes diésel "utilizando una tecnología inteligente para la regulación". Pues bien -concluye SMA-, la Fuel Save Solution "ha sido especialmente diseñada para este tipo de sistemas".

Ventana de oportunidad
SMA considera que las regiones expuestas a mayor radiación solar, como el Oriente Próximo, África subsahariana y el Sudeste Asiático, representan "un mercado muy prometedor para los sistemas híbridos de generación de electricidad". Según el fabricante, "a nivel internacional y hasta el día de hoy, los generadores diésel han sido el patrón, gracias a los bajos costes de inversión abasteciendo con electricidad regiones aisladas y respaldando las redes inestables; debido al considerable aumento en el precio de los combustibles durante los últimos años, los costes para generar electricidad con diésel también han aumentado; al mismo tiempo han bajado los precios de los sistemas fotovoltaicos, lo que conlleva grandes ahorros, al aprovechar una mayor cantidad de energía fotovoltaica".

Añadir un comentario