fotovoltaica

Autoconsumo con batería

El fabricante austríaco Fronius refuerza su apuesta por el autoconsumo solar en España

0
No es la primera gran multinacional del sector que lo hace, pues son cada vez más las que están ampliando su catálogo español de productos para autoconsumo solar, pero es sin duda una de las más activas (véase su reciente alianza con Tesla). Fronius, uno de los más importantes fabricantes de inversores solares del mundo, acaba de lanzar en España su Energy Package, un paquete solar fotovoltaico para autoconsumo que “no sólo almacena la energía solar para su uso posterior, sino que también permite gestionar los flujos de energía de manera inteligente”. El paquete consta de un inversor trifásico -"núcleo de la solución de almacenamiento para 24 horas de sol"- con categorías de potencia de entre tres y cinco kilovatios, un controlador para la conexión de los sistemas fotovoltaicos y una "batería de litio de alto rendimiento". Fronius promete una “máxima autosuficiencia para el hogar”. [En la imagen, vivienda unifamiliar austríaca con una instalación solar fotovoltaica sobre su cubierta. Fuente: Fronius].
El fabricante austríaco Fronius refuerza su apuesta por el autoconsumo solar en España

La futurible derrota del Partido Popular en las próximas elecciones generales, para las que restan apenas dos meses y medio, parece estar animando (reanimando) al sector fotovoltaico, que, lejos de amedrentarse por las amenazas del actual Ejecutivo –léase el impuesto al sol-, ha vuelto a reforzar su apuesta (y ahora cada vez con más firmeza) por un segmento de negocio –el del autoconsumo solar- que está sin duda llamado a convertirse en la clave del futuro del sector FV nacional. Clave evidentemente sectorial, por una parte, pero clave también multidimensional, por otra, pues el autoconsumo solar fotovoltaico es motor de ahorro (para el consumidor), de creación de empleo (algunos autores estiman que generará  80.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos diez años), de reactivación de la economía doméstica (por su efecto tractor en los sectores aledaños), de liberación de la dependencia energética (el gas que importamos de Argelia o Catar para generar electricidad con él le cuesta cada año miles de millones de euros a la economía nacional) y de solución contra el cambio climático (un kilovatio hora producido por el sol es un kilovatio hora que no habrá de producir una central térmica de ciclo combinado quemando gas natural).

Multinacionales contra el terrorismo regulatorio
Fronius parece tener todo eso claro y, al mismo tiempo, no parece haberse amedrentado por lo que se ha dado en denominar terrorismo regulatorio. Al menos, si atendemos a su discurso, el que explicitaba en la nota de prensa con la que lanzó ayer su último producto: el Fronius Energy Package. “Las tarifas de electricidad han sido durante años –dice la nota- la principal razón para invertir en una instalación fotovoltaica; la independencia energética y los constantes aumentos de los costes de la energía son cada vez más el foco de atención de los operadores eléctricos”. Por lo tanto –continúa Fronius-, “la capacidad de consumir la máxima energía solar producida, así como de garantizar la disponibilidad de la misma durante la noche y los períodos de poca o ninguna luz solar, son cada vez más importantes”. Pues bien –concluye la nota-, “en este escenario, el Fronius Energy Package no sólo almacena la energía solar para su uso posterior, sino que también permite gestionar los flujos de energía de manera inteligente gracias a la Tecnología Multi Flow”.

La propuesta Fronius
El inversor es un componente concreto de las instalaciones solares fotovoltaicas, el que transforma la corriente continua producida (CC) en corriente alterna compatible con la red (CA). Eso sí, según Fronius, el inversor está evolucionando hacia su conversión en todo “un sistema inteligente de gestión de la energía capaz de optimizar el consumo eléctrico del hogar”. Pues bien, siguiendo esa línea evolutiva, el fabricante austríaco ha decidido equipar con Tecnología Multi Flow su modelo Fronius Symo Hybrid, "inversor trifásico que permite que la energía fotovoltaica producida y no utilizada sea almacenada en una batería". La marca centroeuropea lo explica así: “en el desarrollo del Fronius Energy Package y superando los límites de soluciones de almacenamiento convencional, Fronius sube de nivel, equipando el Fronius Symo Hybrid con Tecnología Multi Flow como estándar. Esto permite tener un control inteligente en paralelo de los flujos de energía, requisito fundamental para obtener el mejor uso posible de un sistema de almacenamiento”.

El fabricante austríaco se explica
La idea principal –explica Fronius- es “que no se pierda ni un ápice de la energía solar”. Pero la optimización del autoconsumo –añade el fabricante- no es el único beneficio de la Tecnología Multi Flow, pues esta “también cuenta con una función adicional que abre una gran cantidad de interesantes áreas de aplicaciones, como la función de carga AC”. Al permitir cargas de corriente AC extraídas de otras fuentes de energía (como por ejemplo de la red), la Tecnología Multi Flow ofrece –explican desde Fronius- las siguientes ventajas:

1. Acoplamiento con otras fuentes de energía (la red, una miniturbina eólica, un sistema de cogeneración).
2. Utilización de tarifas de electricidad con discriminación horaria. El sistema de almacenamiento de energía se carga con la electricidad de la red cuando las tarifas son más baratas y el hogar se suministra con energía de la batería cuando las tarifas son más altas.
3. Carga mínima para el suministro de emergencia. La utilización de la función de carga AC en el Fronius Energy Package garantiza siempre un mínimo de carga en la batería en caso de un corte en la red.
4. Conservación de la carga. En el caso de un período prolongado de tiempo con poca o ninguna energía fotovoltaica (por ejemplo, un fallo en el sistema), la función de carga AC protege de una descarga completa la batería y del envejecimiento prematuro que esto conlleva.
5. Mejoramiento de la calidad de la red. A medida que el número de sistemas FV aumenta, los operadores de red imponen exigencias cada vez más estrictas en los propios sistemas, con el objetivo de mantener u optimizar la calidad de la red. Cargar el sistema de almacenamiento FV cuando una gran cantidad de energía es inyectada a red, reduce la tensión y mejora la calidad.

Según Fronius, “con todas sus funciones y opciones de aplicaciones, el Fronius Energy Package está estableciendo nuevos estándares en la producción, uso y almacenamiento de energía”.

Más de veinte megavatios de autoconsumo en 2014. Sí, en España
El año pasado, en España se instalaron más de 20 MW de autoconsumo, centenares de instalaciones diseminadas por toda la geografía que no han pagado ni un euro en concepto de impuesto al sol (porque ese impuesto no existe), instalaciones que ya le han ahorrado a sus propietarios miles de euros. Energías Renovables publicó el pasado mes de junio un Especial Fotovoltaica en el que señalamos con nombres y apellidos, con números y ahorros, un montón de ejemplos. Instalaciones para autoconsumo sobre las cubiertas de naves industriales, sobre los tejados de casas particulares, sin sistemas de acumulación, con baterías (porque esas, las instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo dotadas de baterías, también son legales a día de hoy en España). Energías Renovablesperiodismo.

Añadir un comentario