fotovoltaica

ECO-Solar, o cómo reducir un 30% la huella de carbono de la cadena de valor fotovoltaica

0
Liderado por el centro tecnológico Sintef (Noruega), ECO-Solar es un proyecto europeo que se enmarca en el programa Horizonte 2020, que involucra a once socios de siete países y que cuenta con un presupuesto de 5,64 millones de euros. Entre sus objetivos, identificar los elementos de las células fotovoltaicas que pueden ser reutilizados y/o desarrollar procesos de fabricación que permitan el reciclado, en la misma planta, de recursos usados en producción que ahora son tratados como residuos (gas argón, agua desionizada, crisoles de fusión o polvo de silicio). [Foto: para ampliar, clica aquí].
ECO-Solar, o cómo reducir un 30% la huella de carbono de la cadena de valor fotovoltaica

Dos empresas españolas -Ingesea (Gipuzkoa) y Aimen Centro Tecnológico (Pontevedra)- participan en el proyecto europeo ECO-Solar, que pretende -explican desde Aimen- reducir (entre el 25 y el 30%) la huella de carbono de la cadena de valor completa de la industria fotovoltaica, emplear más eficientemente los recursos (mejorar esa eficiencia en un 40%) y reducir (en un 50%, o sea, a la mitad) el impacto ambiental en la recuperación de módulos fotovoltaicos, entre otras cosas. El objetivo de ECO-Solar es, en definitiva, "desarrollar tecnologías que permitan producir células y paneles fotovoltaicos reduciendo su impacto ambiental y el consumo de recursos".

Objetivos
Para materializar todos esos objetivos -explican desde Aimen-, en el marco de ECO-Solar, "se están identificando los elementos de las células fotovoltaicas que pueden ser reutilizados; y desarrollando metodologías de fabricación que permiten el reciclado, en la misma planta, de recursos usados en producción que son tratados como residuos (gas argón, agua desionizada, crisoles de fusión o polvo de silicio)". Además -informa Aimen-, se están probando "innovadores diseños de células solares que facilitan su fabricación ecoeficiente y reducen considerablemente el uso de metales escasos, costosos o contaminantes, como pueden ser la plata o el indio".

Paneles solares bifaciales que no precisan marco de perfilería metálica ni encapsulante
Así mismo -continúa Aimen-, se han desarrollado "nuevos conceptos de paneles solares bifaciales que no precisan marco de perfilería metálica ni encapsulante, lo que contribuye a reducir su peso y el uso de materiales en su producción, así como a facilitar su desensamblado y reciclaje". Otra de las principales innovaciones en las que está trabajando el proyecto ECO-Solar es Cell-Doctor, "un sistema completamente automatizado capaz de identificar problemas en células solares defectuosas y reparar con láser aquellas que pueden ser recuperadas". Según Aimen, este sistema, "único y de gran valor para la industria, empleará métodos de caracterización óptica, inteligencia artificial y procesado láser".

Señas de identidad
El proyecto ECO-Solar está liderado por el centro noruego Sintef y en él participan, además de Aimen, las siguientes entidades: Ingesea (España), Norsun (Noruega), Solitek (Lituania), ISC Konstaz (Alemania), Apollon Solar (Francia), Garbo SRL (Italia), Bourkje.com (Holanda), Bifa (Alemania) y Steuler Solar Technology (Noruega). En el marco de la iniciativa, Aimen se encarga, "entre otras tareas, de desarrollar la tecnología láser de reparación de células solares y monitorización óptica del estado de las células y paneles fotovoltaicos". Asimismo, en colaboración con la empresa española Ingesea y el centro alemán ISC Konstanz, pondrá en marcha a nivel industrial el concepto Cell-Doctor.

Así se presenta Aimen
Con más de 45 años de experiencia en la "I+D+i para la mejora de la competitividad del tejido industrial", Aimen Centro Tecnológico se define como "un referente nacional en la investigación y prestación de servicios tecnológicos en el ámbito de los materiales y los procesos de fabricación avanzados, destacando las tecnologías de unión y las tecnologías láser aplicadas al procesado de materiales". El Centro de Aplicaciones Láser de Aimen, inaugurado en 2014, trabaja en el procesado de materiales con tecnología láser, realizando proyectos de investigación propia y colaborativa con empresas. Presume de ser actualmente "el mayor de España en su categoría, tanto por personal investigador como por inversión".

Añadir un comentario