fotovoltaica

Athenea cumple un año

0
Se ven pocas instalaciones solares de semejante tamaño sobre la cubierta de una nave industrial. De hecho, el sistema de autoconsumo fotovoltaico instalado sobre las naves de la empresa textil TexAthenea (Villena, Alicante) sigue siendo, un año después de su puesta en marcha, el mayor de España.  Mide tanto como cuatro campos de fútbol y genera el equivalente a la energía que precisan 500 hogares al año. Solo con el sol. Probablemente es la actuación más llamativa de Cubierta Solar, pero desde luego no la única de esta compañía nacida en Benidorm y convertida en todo un referente del autoconsumo para pymes.
Athenea cumple un año

El fabricante y distribuidor de productos textiles para moda y decoración TexAthenea buscaba reducir su elevado consumo energético y disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera. Cubierta Solar le ofreció la solución: la planta solar que ahora corona la fábrica que tiene esta empresa en Villena. Cuenta con una potencia instalada de 2,77 MWp, aportada por 8.316 paneles fotovoltaicos Canadian Solar( CS6U-330 de 330W) y 22 Inversores Ingeteam 100TL, que se colocaron en tres fases, entre abril de 2018 y diciembre de ese mismo año. La instalación genera más de 4 millones de kWh al año, lo que equivale al consumo eléctrico de 500 hogares, y cubre, aproximadamente, el 85% de las necesidades eléctricas diurnas de la fábrica. Cuando no hay actividad industrial (por ejemplo, los fines de semana), la energía no autoconsumida se vierte a la red. La instalación, que ha llegado a producir 22.000 kWh en un día de verano, evitará la emisión de 1.480 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a más de 130.000 árboles absorbiendo CO2. 



Esta cubierta solar tiene aún más ventajas: "al instalar la estructura con nuestro perfil coplanar de 80 mm de altura y realizar el anclaje de este sobre la greca del panel sándwich, se ha creado una cámara de aire de 150 mm desde la parte superior del panel a la parte inferior de las células, que crea una corriente de aire por convención mejorando las condiciones de trabajo de los módulos solares", explica Magda Devesa, responsable de Marketing y Comunicación de la Cubierta Solar. "Este aislamiento térmico de la cubierta también ha contribuido a reducir los consumos de refrigeración y a mejorar la habitabilidad y confort en el interior de la nave, con el beneficio que ello supone para los trabajadores", añade.



Tras el primer año de instalación de los paneles solares en la cubierta de Tex Athenea y según el informe anual del sistema de monitorización instalado, se ha podido apreciar que la producción obtenida por la fotovoltaica es un 9% superior a lo estimado por el departamento técnico de Cubierta Solar debido a la gran cantidad de horas de producción solar (HPS) disfrutadas este año en la provincia de Alicante.

Segunda gran instalación de autoconsumo en Villena
Athenea –como llaman en Cubierta Solar a la planta– es la segunda gran instalación de autoconsumo para pymes que la compañía de Benidorm realiza en Villena. En 2017 instaló la hasta entonces mayor cubierta solar de la Comunidad Valenciana –con una potencia de 99,225 kWp-, en el centro sociosanitario La Morenica. Gracias a esta instalación, que abastece un tercio de la demanda energética del centro, Grupo El Castillo, entidad que lo gestiona, está consiguiendo un ahorro aproximado en su factura eléctrica del 24%. Cubierta Solar también ha llevado el autoconsumo solar a más empresas (Pikolinos, Grupo ASV, Hilados Benisaidó, Valmesa, Brumol, Antonio Marco, Servidauto, Frimar, Benipan, Aitana y Verne, entre otras ) y a fecha de hoy suma más de 15 MWp de potencia instalada en proyectos fotovoltaicos sobre cubierta.



La compañía –una de las tres patas del grupo GET, con actividades también en áreas como el Retail y el inmobiliario) se ha reinventado, además, con su solución "full-pack". O "paquete completo", traducido al castellano. "Cubierta Solar ofrece proyectos llave en mano, dando cobertura a todas las fases, desde el diseño y trámites administrativos, hasta la instalación y el mantenimiento", explica Magda Devesa. "En total, los plazos hasta que el sistema está ejecutado y funcionando oscilan entre 15 días y dos meses", añade. La solución "Full Pack" permite un importante ahorro económico, ya que la energía que producen los paneles es más barata que la de la red, ayuda a la sostenibilidad de las pymes y facilita la prefinanciación del proyecto.



En concreto, la compañía ofrece una financiación del coste total de la instalación de autoconsumo hasta en siete años, utilizando la fórmula del leasing o renting, de manera que el cliente abona una cuota al banco, que se paga con los ahorros obtenidos de la propia instalación. Esta solución evita tener que hacer un desembolso inicial. "El plazo medio de amortización de todos los costes ronda los cinco años, pero puede ser menor, todo depende de la instalación. Y estamos hablando de instalaciones con una vida media de 30 años. También disponemos de acuerdos con fondos de inversión que realizan la inversión y venden la energía en formato PPA al cliente", destaca la responsable de Marketing y Comunicación de la empresa.



La mejor tarjeta de presentación
Cubierta Solar tiene más líneas de negocio, como las innovadoras pérgolas fotovoltaicas de vidrio translúcido para su instalación en edificios, que desarrolló en 2012 como resultado de la búsqueda de una solución eficiente para cubrir las necesidades de su propia oficina. Allí, a la entrada, una de estas pérgolas solares, de 7,84 kW de potencia, recibe al visitante, lo que sin duda es una excelente tarjeta de presentación para una empresa solar. Pero lo mejor es que la pérgola genera más de 11.000 kWh al año, electricidad que se utiliza para alimentar los servidores informáticos, lo que permite a la compañía reducir en un 46% la factura eléctrica. El porcentaje equivale e a más de nueves años de consumo eléctrico gratis durante los 30 años estimados de vida útil de la instalación.



La pérgola utiliza paneles de vidrio translúcido sin marco perimetral de aluminio, los cuales se integran perfectamente con el diseño de la oficina. Además, da sombra durante la primavera y el verano, lo que ha permitido crear un nuevo espacio de esparcimiento y trabajo para el equipo. Por supuesto, también aporta un importante beneficio medioambiental, ya que reduce un 33% las emisiones de CO2 a la atmósfera (equivalente a 294 árboles absorbiendo CO2). Las pérgolas translúcidas desarrolladas por la firma alicantina tienen un 95% de opacidad y son enormemente versátiles, lo cual facilita su integración en todo tipo de edificios y suponen una solución arquitectónica al mismo tiempo.  



Del compromiso de Cubierta Solar con la sostenibilidad también da fe el que sus oficinas disfruten, asimismo, de un aislamiento térmico que ha logrado reducir la temperatura hasta 4-6º en primavera y verano, y en invierno mantenerla en 22º prácticamente sin gasto energético. La iluminación natural –todo el centro de trabajo es exterior– también reduce el consumo eléctrico; además todas las luminarias de la oficina son LED de alta eficiencia tipo A. Otro aspecto que se cuida es el consumo de agua, que se reduce, entre otros métodos, gracias a los sistemas de ahorro por nebulización instalados en los grifos. El suelo es radiante por aerotermia y está programado para que funcione tanto en invierno como en verano (calienta o enfría el agua) con tarifa nocturna. Todo ello, combinado con un sistema de deshumificadores, permite reducir el uso de aparatos de aire acondicionado. Además, han sustituido los PC’s por ordenadores portátiles y pantallas de apoyo y se han incorporado monitores en todas las salas de trabajo para dar movilidad a los empleados y eliminar el uso de papel. 



Movilidad sostenible

La oficina también cuenta con aparcamiento para bicis y un punto de recarga de vehículos eléctricos, una de las líneas de negocio más incipientes de Cubierta Solar, como pudo comprobar el público que asistió a Benimov 2019, primera feria de movilidad urbana sostenible de Benidorm, celebrada a mediados de septiembre pasado. En ella, la firma expuso su coche híbrido-fotovoltaico,  el primero del país de estas características,  y los puntos de recarga que la compañía comercializa.

El coche es un Toyota Prius Prime híbrido enchufable, gasolina-eléctrico, pero Cubierta Solar lo ha "customizado" añadiéndole un techo fotovoltaico de 180 W. Gracias a los paneles solares, logra un 10% más de autonomía en modo eléctrico; es decir, algo más de 6 kilómetros diarios y un total de 2.000 al año. Tras un año circulando, ha demostrado, además, su bajo nivel de emisiones: 22 gramos de CO2 por km. Durante todo este tiempo ha recorrido unos 20.000 km con un consumo medio de 4,2 litros a los 100 km. Desde Cubierta Solar explican que en modo 100% eléctrico el coche consume de media 15 kWh y dispone de 55 km de autonomía; entre gasolina y eléctrico la autonomía es de 1.300 km. En un día de verano al sol, es capaz de producir más de 2.000 Wh, que equivalen a más de 12 km.


En cuanto a los puntos de recarga, la firma apuesta por su instalación en empresas y electrolineras. Y por las cargas a alta velocidad. Todo ello con el objetivo de ofrecer soluciones fotovoltaicas capaces de abastecer las necesidades energéticas de empresas, industrias y hoteles y en la forma que haga falta.

• Entrevista a Luis Navarro, gerente de Cubierta Solar

Este reportaje se puede leer también en ER 185 (octubre de 2019)

Añadir un comentario