ernesto macías

Pero esto, ¿tiene arreglo?

0
Pero esto, ¿tiene arreglo?

No es que sea yo de natural pesimista, pero presenciar el espectáculo político en España (aunque uno haga desde hace tiempo ya lo imposible por no ver las noticias en directo), no alimenta el optimismo. No es que sea esta una situación para enfrentarla con un ánimo exultante, que es complicado teniendo en cuenta el impacto de la pandemia en todos los ámbitos, pero al menos los ciudadanos esperaríamos una cierta dosis de seriedad y responsabilidad política. Que cuesta encontrar.

La situación que estamos viviendo no tiene precedentes ni en España ni en ningún país del planeta. No se ha salvado nadie, y el impacto es brutal en muchos países, entre ellos el nuestro. Y todavía deberemos esperar hasta finales de año, cuando acaben los periodos de gracia de seis meses de empleo para los casi 4 millones de trabajadores acogidos a los ERTE, para poder hacer una valoración más fiable. Por poner un ejemplo muy conocido, EEUU ha pasado de estar con una tasa de desempleo de menos del 4% a primeros de año, al 20%. La mayor cifra desde el crack de 1929.

¿Y qué hacemos? ¿Qué vamos a hacer para volver al escenario de recuperación de antes de que llegara esta pandemia?

Pues el caso es que casi todo depende de la política. De ahí mi preocupación, porque la política la tienen que hacer los políticos. Y en este caso hay buenas noticias, como las que vienen de Europa en forma de miles de millones de euros, aunque se han de confirmar cómo se va a acceder a los diferentes fondos. Y malas: el estreno de la llamada comisión para la reconstrucción de España no ha sido muy alentador.

Algunos recordaréis el que para mí fue el decreto más importante para la fotovoltaica, el RD 436 de 2004, aprobado en el último consejo de ministros de Aznar, el día después de los terribles atentados del 11M. Muchos pensamos que después de tantos años trabajando para conseguirlo, no se aprobaría, pero salió. Después, como ahora, el espectáculo de la política fue desalentador.

Aunque el 11M fue tremendo, lo de ahora es muchísimo peor. Todas las instituciones públicas, todas las administraciones, deberían unirse en un único y coordinado esfuerzo para sacar nuestro país adelante. Sé que es una utopía, pero la sociedad civil se lo tiene que exigir, olvidándonos todos de los colores, aunque sólo sea por unos cuantos meses, hasta que pongamos todos los planes en movimiento.

El sector de las renovables no es que sea ni mucho menos el más importante, ni el más estratégico, pero es de los que más pueden ayudar a generar actividad económica, es decir, ingresos para el Estado, para las empresas y empleo. Mucho empleo.

Me consta que todas las asociaciones empresariales de este sector han hecho y siguen haciendo su trabajo. El gobierno central, los autonómicos, los ayuntamientos y todo el tejido empresarial han de coordinar los esfuerzos para multiplicar el impacto de las acciones que se vayan a emprender. Doy por sentado que se dará el caso en el que los representantes políticos que tienen que decidir el cómo van a apoyar esta necesaria recuperación, van a pertenecer a diferentes partidos. ¿Va a ser eso un obstáculo? No debería serlo, porque las fórmulas que estamos planteando son ya conocidas por muchas administraciones, y la información y las propuestas de las asociaciones son accesibles a todos. Lo que no tendría sentido es que cada cual fuera a su aire al implantar medidas porque el resultado será peor y seguro que más caro. Y lo acabaremos pagando todos, en todos los sentidos.

Por favor, España necesita un plan, mejor dicho, planes para cada sector. Hagan el esfuerzo de pensar en los ciudadanos en lugar de en sus intereses qué es, al menos, lo que parece.

Así, quizás lo podamos arreglar entre todos.

P.D. Doy por sentado, porque conozco a más de uno, que hay responsables políticos estupendos, pero en esta situación necesitamos que lo sean todos.

Añadir un comentario