entrevistas

Entrevista a Ernesto Macías, director general de Solarwatt España

"Vamos a tener un otoño fotovoltaico muy caliente"

0
El ahorro en la factura de la luz y el cuidado del medio ambiente son los dos factores que predominan entre los que se lanzan a instalar energía solar fotovoltaica en sus residencias, según datos del Observatorio de Solarwatt. Pero el nuevo sistema eléctrico va a demandar en un futuro cada vez más cercano que los ciudadanos y ciudadanas adapten un sistema de gestión inteligente a su autoconsumo residencial. Tener la posibilidad de programar, gestionar o monitorizar lo que ocurre en el hogar a través del teléfono móvil es una de las apuestas firmes de Solarwatt. El mañana ya está ligado a la digitalización y el sistema eléctrico ya está siendo, cada vez más, inteligente. El autoconsumo, por tanto, pasará a ser parte de un sistema futurista para un futuro sistemático. Un autoconsumo residencial del futuro conectado, inteligente y limpio. Energías Renovables charla con Ernesto Macías, director general de Solarwatt España.
"Vamos a tener un otoño fotovoltaico muy caliente"

El autoconsumo residencial que se adapte a las necesidades y demandas de cada consumidor es la principal apuesta de Solarwatt. El ahorro en la factura de la luz es la motivación principal por la que se apuesta por la energía fotovoltaica. Según datos de Solarwatt y su Observatorio Estratégico del Autoconsumo Fotovoltaico en 2020, el 53,3% de los encuestados responde que el ahorro es la principal causa por la que se plantea instalar el autoconsumo. En segundo lugar se sitúa la preocupación medioambiental, con un 45,9%. Tanto el ahorro como el medio ambiente son dos de los factores que se protegen y respetan en Solarwatt. Y mirando al horizonte, en Solarwatt lo tienen claro: el futuro ciudadano se llama prosumidor inteligente. Siendo fieles a su filosofía de desarrollar un suministro energético justo, ecológico y económico, van un paso más allá en cuanto a autosuficiencia energética. Analizando el contexto económico y social, así como los hábitos y costumbres de los hogares, la mejor solución es un sistema de gestión inteligente que permite elevar el autoconsumo en más de la mitad sobre el obtenido en un sistema pasivo. Con esto se puede optimizar la demanda de todo el hogar, ya que las redes inteligentes del sistema inteligente fotovoltaico consiguen una media de autosuficiencia del 80% anualmente. En datos, en un hogar medio se pueden llegar a reducir los costes asociados a la energía en casi 3.000 euros, y por supuesto, las emisiones de CO2 en más de cinco toneladas.

El sistema de gestión inteligente está pensado y diseñado para ser parte del nuevo sistema eléctrico. Este sistema será limpio, basado en las tecnologías renovables; con generación distribuida, es decir, un autoconsumo generalizado y con plantas conectadas a la red; en base a redes inteligentes que integran de forma eficiente a todos los usuarios que de ella dependen, asegurando un sistema energético sostenible y eficiente, con altos niveles de calidad y seguridad en cuanto al suministro. Y si la digitalización es parte del futuro (e incluso presente), este nuevo sistema también estará interconectado y será interactivo con el objetivo de anticipar, a través del teléfono móvil, soluciones para el almacenamiento, las capacidades dinámicas de la red, así como su monitorización. Y por supuesto el almacenamiento, tanto en red como en el contador, serán clave para este sistema del futuro. Tomando nota, por tanto, de cómo será el sistema eléctrico dentro de unos años, Solarwatt tiene claro cómo han de ser los sistemas de autoconsumo: inteligentes, conectados y limpios. Un sistema futurista para un futuro sistemático.

- En este Especial Autoconsumo, ¿por qué hay que apostar por este tipo de instalaciones?
El autoconsumo tiene que estar regulado. Ya hay una regulación bastante estable que lo que ofrece a los clientes de todo tipo es una estabilidad en los costes, es decir, cuando haces una instalación sabes desde el primer momento el precio al que te va a costar el megavatio, sabes que es fijo durante toda la vida. Lo que hay que asegurar es que el producto sea bueno para que el cliente tenga esa tranquilidad de garantía.

- ¿Cómo es la situación actual del autoconsumo en España?
Es una tormenta perfecta, porque existe una regulación muy estabilizada y un progresivo conocimiento de los diferentes públicos objetivos, los diferentes clientes potenciales tanto en residenciales como en industriales, que ha ido generando una expectativa. El autoconsumo nace inicialmente como un mercado de oferta, sólo los operadores podían llegar al cliente, pero ahora empieza a existir un mercado de demanda donde el público está siendo consciente de algo que desconocía hasta hace muy poco y donde se busca una oferta de este tipo. Es una tormenta perfecta porque progresivamente el autoconsumo ha pasado de ser algo innato, para muy pocos, a ser algo más conocido en el mercado, y porque se da la circunstancia de que los precios de la luz se han desorbitado. Este es un problema o una tendencia que va a ser estable en los tiempos futuros, porque ya está pasando en otros países. Ahora, grandes compañías están viendo en el autoconsumo una enorme oportunidad al poder fijar en muchos casos incluso más del 50% del consumo a un precio muy bajo.

- En materia legislativa y de ayudas estatales, ¿qué se está haciendo?
Sorprendentemente para mí, el gobierno actual a finales de junio publica un decreto por el que se anuncian unas subvenciones, bajo mi punto de vista totalmente innecesarias porque realmente ya el mercado, aunque está repuntando el precio de los paneles, no necesita de estas subvenciones porque son discriminatorias donde algunos se benefician y otros no. Pero para los que estaban teniendo dudas si deshojar la margarita, las circunstancias de las subvenciones y la subida del precio de la luz crean esa tormenta perfecta a la que me refería antes. Se está dando ahora mismo una circunstancia de una gran eclosión del mercado que respecto a la subvención para la industria se va a notar sobre todo a partir del uno de octubre que es la fecha límite para que las comunidades autónomas hagan una transposición del decreto. Creemos que a partir del uno de octubre va a haber un enorme empujón hacia la fotovoltaica. Van a ser meses muy interesantes, pero yo creo que vamos a tener un otoño fotovoltaico muy caliente.

- ¿Qué falta por hacer en el terreno de la fotovoltaica?
Yo estoy demandando que se promueva la industria en Europa y en España, es decir, que recuperemos la industria y que Gobierno, comunidades autónomas y empresarios se unan y vuelvan a fabricar paneles como se hacía hace años. La fotovoltaica se está convirtiendo en una tecnología absolutamente estratégica, es la tecnología más fácil de implantar a través del autoconsumo. Una tecnología que no sólo tiene la ventaja para el cliente de minimizar los gastos, sino que además es una energía muy independiente ya que al producirla en tu propio hogar no requiere comprarla fuera. Pero si los paneles hay que comprarlo en Asia, el problema no está del todo resuelto.

- ¿Qué va a pasar en los próximos años con el autoconsumo?
Vamos a ir viendo que el autoconsumo va a ir reduciendo la dependencia del sistema, a pesar de que el sistema va a seguir siendo necesario. Las compañías eléctricas deberían ir adaptándose a esta nueva realidad e ir buscando otras fórmulas, de la misma forma que otros mercados han cambiado. Ahora el concepto de prosumidor y de democratización energética es una realidad porque cualquier empresa o persona puede reducir su dependencia de la red de forma importante, e incluso ser independiente. Es sólo una cuestión de dinero.
¿Cuáles son los riesgos del mercado del autoconsumo?
Que hay una competencia muy fiera que no se corresponde con un mercado que está en plena eclosión. Es una competencia que va a muerte y que es incompresible.

- ¿Qué mensaje le daría a la sociedad para que se una al autoconsumo?
Cuando tú te compras un producto, sabes el precio y puedes pronosticar el uso que le vas a dar. Pero el gran problema del autoconsumo es que es un producto que siendo muy sencillo es tremendamente complicado de predeterminar. Lo que está pasando en el mercado bajo mi punto de vista es que la gente que pronostica el consumo a veces falla por falta de conocimiento o por falta de buena voluntad. Hay muchísimos casos, la mayoría, sobre todo en el autoconsumo residencial, donde se dice algo que es tremendamente improbable que suceda.

- ¿Por qué es importante contar con un sistema de gestión inteligente?
Es importante porque con un aparato eres capaz de activar o desactivar elementos de confort o de trabajo. El sistema de gestión inteligente automatiza las operaciones y, por ejemplo, carga el coche eléctrico cuando el día está despejado. Este sistema puede hacer que tu porcentaje de autoconsumo pase de un 30% a un 50%.

- ¿Solarwatt apuesta por el sistema de gestión inteligente?
Solarwatt es una empresa que tiene su sede en Alemania, donde fabricamos tanto los paneles como las baterías. Es una empresa que, si bien ahora estamos aumentando la capacidad de producción, tiene una orientación hacia el autoconsumo tanto residencial como industrial en cubierta. Nosotros trabajamos con un producto con una calidad muy alta para un autoconsumo que normalmente se instala en la cubierta del hogar o se integra en el edificio. Pero claro, este autoconsumo pasa por tener una buena gestión a través de un sistema inteligente con el que tú tienes un conocimiento constante de lo que está pasando y te permite interactuar con tu teléfono móvil.

- Y hablando del autoconsumo residencial y el nuevo sistema eléctrico...
Esto es absolutamente determinante. El sistema inteligente en el hogar permite controlar la producción y gestión de la energía. Por ejemplo, si en invierno produces más energía de la que necesitas, la compensación que te haga la compañía eléctrica es muy poco relevante. Por tanto, es más eficiente y puedes aprovechar esa energía y calentar una zona fría de la vivienda prácticamente gratis a través de un sistema inteligente programado para activar ese aparato. Lo mismo puede ocurrir en verano para enfriar zonas como la buhardilla con la energía que te sobra. En definitiva, la programación y la gestión inteligente sirve para mejorar tu propio confort. Pero poco a poco ya hay una interacción con el sistema eléctrico, y cada vez será mayor cuando se llegue a compartir el sobrante de la energía producida poniéndola a disposición de la red. Dentro de cuatro o cinco años mucha gente va a cargar su coche durante todo el fin de semana con energía solar y va a vender la energía sobrante. Pero para eso se necesita un nexo de unión inteligente con el sistema para que éste pueda acceder a tu propio sistema y establecer una comunicación entre ambos.

- ¿Está teniendo una buena acogida este sistema de gestión inteligente?
Este es un tema más controvertido. Actualmente se están instalando sistemas que, aunque parezcan similares, no tienen nada que ver uno con otro en cuanto a la calidad. Es un mercado todavía inmaduro donde el cliente final está muy influido por lo que le diga el instalador. En Alemania por ejemplo hay dos millones de hogares que tienen energía solar y donde, por tanto, la gente sabe distinguir una cosa de la otra porque es algo común, porque existe esa cultura. Pero aquí en España eso no pasa, es un sector muy nuevo que proviene en gran medida de las grandes plantas y donde hay una falta de cultura comercial y de marketing. Dentro de cuatro o cinco años el mercado del autoconsumo estará consolidado, pero ahora estamos en un proceso de maduración.

- ¿Cómo prevé el futuro del autoconsumo en España?
Ahora vamos a tener uno o dos años excepcionales por las subvenciones. Yo creo que va a durar un año porque la demanda va a ser muy alta. Estamos hablando entre baterías y paneles de más de mil millones de euros que afectará y llegará a muchísima gente e instalaciones. He calculado alrededor de 60.000 instalaciones residenciales, que son muchas. Es lo que imagino que va a pasar.

- Y para finalizar, ¿llegará el autoconsumo de manera plena a España?
Creo que en aquellas residencias donde tengas tu propia cubierta vamos a poder llegar a una penetración del 50% de aquí a 15 años, es decir, es un proceso que requiere tiempo. En España hay un 30% de gente que vive en una residencia unifamiliar. Y en aquellas zonas de las ciudades donde se convive en edificios comunes estamos hablando de un 20%, a pesar de que en algunos es inviable porque no existe un espacio disponible para la instalación. En definitiva, este es un proceso que cada vez está siendo más común y accesible, y donde el mercado va a terminar siendo imparable. El camino del autoconsumo va a ir por el industrial, el comercial y el residencial unifamiliar. Vamos a superar en cinco años a los alemanes.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).