entrevistas

Joaquín Castillo, director general de First Solar para España e Italia
“Somos la empresa con el coste de fabricación más bajo del mercado”

0
La cita es en el mejor de los escenarios posibles. A la sombra de la pérgola fotovoltaica que First Solar ha construido en el recinto del Solar Decathlon que se ha celebrado en Madrid. Nos rodea un trasiego ingente de máquinas y operarios que ultiman esta ciudad solar de diseños maravillosos en los que todos querríamos vivir. Y no hay por qué fiarlo a muy largo plazo. De hecho, tras la conversación con Joaquín Castillo y Francisco García Lorenzo (el director de Asuntos Regulatorios de First Solar también está presente y participa en la entrevista) el uso masivo de energía solar se adivina cercano.Entrevista publicada en el número 91 de Energías Renovables en papel (julio de 2010). Autor: Luis Merino.

Joaquín Castillo es ingeniero industrial y lleva en renovables desde 1996, cuando instalaba aquellos aerogeneradores de 150 kW de potencia que escribieron las primeras páginas de la historia de la eólica en España. En las filas de Unión Fenosa ha recorrido también la cuenca mediterránea –el norte de África, Italia, Grecia– hasta que en 2003 la italiana Enel entra en escena, llega a un acuerdo con UF para desarrollar renovables y comienza a hacerse cargo del área más estratégica, del desarrollo de negocio. Una cualidad –esa de mirar a cierta distancia– que Joaquín Castillo exprime desde 2007 en First Solar.  

– ¿Qué le hizo cambiar de aires?
“La empresa estaba buscando a alguien para abrir su presencia en España y lo que más me atrajo de First Solar es lo claro que tienen las cosas. Enfocan sobre unos objetivos y demuestran capacidad para conseguirlos. El sector fotovoltaico me parecía un poco como volver a los orígenes de la eólica pero en otra tecnología. Lo cierto es que me siento afortunado, creo que First Solar tiene vocación de liderazgo, y no sólo por ganar tamaño sino también por reducir costes y hacerlo todo de una manera ambientalmente sostenible. Nuestro objetivo primordial es llegar a tener un coste del kilovatio hora fotovoltaico capaz de competir con las energías fósiles. Somos la empresa con el coste de fabricación más bajo del mercado. Conseguimos bajar la barrera psicológica del dólar por vatio pico en 2008. Ahora estamos en 81 centavos de dólar y nuestro objetivo es seguir reduciendo esos costes en una horquilla entre 20–30 centavos más de aquí a 2014. Pero también somos líderes en temas ambientales. Desde el inicio de la empresa tenemos implantado un programa de reciclaje de módulos pionero, prefinanciado, totalmente gratuito para el usuario final y con el que nos comprometemos a recoger el módulo y a reciclarlo.

– ¿Están integrados en PV Cycle?
Sí, somos socios fundadores. De hecho intentamos aportar nuestra experiencia en este campo porque no sólo es un programa teórico sino algo que ya está funcionando. En todas nuestras fábricas hay una planta de reciclaje. Ahora se está tratando una cantidad de producto pequeña, lo que se rompe en fabricación, en transporte. Pero, recuperando y reutilizando un 95% del material semiconductor y un 90% del vidrio, estamos demostrando que se puede cerrar el ciclo que, entendemos, es parte de nuestra responsabilidad corporativa. Lo que queremos es compartir este tipo de soluciones. De modo parecido a lo que hizo Volvo cuando inventó el cinturón de seguridad, que no se lo quedaron para ellos sino que lo aportó a la industria del automóvil. La clave, la diferencia competitiva, es el proceso de fabricación de los módulos, no el proceso de reciclaje.

– ¿Cómo nació First Solar?
Fue en 1999. Obra de Mike Ahearn, el actual presidente ejecutivo que ha sido hasta hace un año consejero delegado, y John Walton, el socio capitalista por así decirlo, hijo del fundador de los supermercados Wal–Mart. Estaban buscando una tecnología en la que poder invertir a medio–largo plazo. Esa fue la ventaja de First Solar, no contar con un inversor más financiero que espera un retorno muy a corto plazo. Por eso, aunque la empresa nace en 1999 el año real de partida es 2006, cuando sale a Bolsa y empieza a cotizar en el Nasdaq. Ahora estamos en el índice S&P 500. Durante ese periodo se desarrolló la tecnología, hubo tiempo para hacer las cosas bien, sin pisar el acelerador. Durante ese periodo se invirtieron 150 millones de dólares. Ahora vamos más rápido. En 2006 apenas llegábamos a 100 MW de producción y el año que viene vamos a superar los 2 GW. Hemos multiplicado por 20 la producción en apenas cinco años.

– ¿Dónde se localizan las plantas de producción?
En Perrysburg, Ohio (Estados Unidos) tenemos la planta original con cuatro líneas de fabricación, que es nuestro estándar; en Frankfurt/Oder (Alemania) hay una planta y se ampliará con una segunda que entrará en funcionamiento el año que viene; en Kulim (Malasia) hay cuatro plantas operativas y otras dos en construcción que estarán listas en la primera mitad de 2011. Y después tenemos la planta de Blanquefort (Francia) que para nuestros estándares es como media planta porque tiene dos líneas de fabricación (con capacidad para producir un poco más de 100 MW/año) y entrará en funcionamiento a principios de 2012. Todas juntas tendrán una capacidad superior a los 2 GW en 2012.

– El tamaño es una de las claves de First Solar.
Las economías de escala juegan un papel importante, ayudan a reducir los costes y a hacer que la energía solar pueda ser una alternativa a los combustibles fósiles. El crecimiento de la capacidad de producción no sólo viene por hacer más plantas. También se puede aumentar la eficiencia de los módulos y la capacidad de producción de las fábricas. La misma línea que hace tres años producía 30 MW hoy produce 53 con el mismo equipo. Es un proceso continuo, muy automatizado, en el que entra un vidrio y a las dos horas y media tienes un módulo acabado. Sólo hay una intervención humana al final para colocar los cables.

– ¿Con qué tecnologías trabajan?
Todas las plantas de First Solar son iguales en diseño, en parámetros de operación. Viene de Bruce Sohn, nuestro actual presidente, que ha estado 20 años en Intel, donde se trabaja con la filosofía de “copy intelligent”. Nuestra opción es la lámina delgada con un avanzado semiconductor, que se adapta muy bien a la radiación, incluso la difusa, por lo que los módulos tienen muy buen comportamiento en días nublados o de altas temperaturas. Además, esta tecnología requiere menos material semiconductor que los módulos tradicionales de silicio, lo que reduce el coste de la materia prima. Como líderes en costes, no sólo estudiamos el precio de producir nuestros módulos, sino también controlamos el resto de elementos necesarios para utilizar un módulo de First Solar (estructuras, inversores, cableados, etc.). Tenemos una clara hoja de ruta en lo que se refiere a la reducción del coste del módulo y también del resto de elementos.

– ¿Cómo es el modelo de negocio de First Solar?
Hay dos modelos. Uno, si se quiere, más tradicional en Europa, donde tenemos un número de clientes selectos con los que trabajamos a medio y largo plazo (Juwi, Conergy, Phoenix, Assyce, EDF…) y a los que, básicamente, suministramos módulos, tanto para parques solares como para tejados. En ocasiones también hacemos colaboraciones con ellos en el área financiera, para permitir un mayor ritmo de construcción de los proyectos. Es una de las ventajas que tiene First Solar. Somos probablemente de las empresas que podemos presentar un balance más atractivo. A finales de 2009 disponíamos de 1.114 millones de dólares para invertir en proyectos. Y una deuda de unos 140. Eso es una ventaja. Hay varios ejemplos. En España hemos hecho con Assyce un proyecto de 20 MW ( dos de 10) en Badajoz, en el que First Solar ha aportado la financiación durante la construcción, hemos estructurado el project finance y hemos encontrado al inversor. Y eso le ha permitido a Assyce desarrollar ese proyecto mucho más rápido.

– ¿Y en Estados Unidos?
Allí tenemos un modelo más integrado. En 2007 adquirimos Turner Renewable Energy, que hacía ingeniería, construcción y compras (se conocen por las siglas en inglés, EPC). Y después, durante los años 2009 y 2010 hemos comprado dos empresas, OptiSolar y NextLight, que nos han proporcionado una cartera de más de 2 GW en proyectos en Estados Unidos. Por tanto, nos ocupamos de toda la cadena de valor, desarrollamos el proyecto, lo construimos, lo operamos y mantenemos, lo financiamos. Y después se lo vendemos a una empresa eléctrica, sobre todo en California. Esto nos ha permitido entender que no sólo es importante reducir los costes del módulo sino de todos los factores que entran en este negocio.

– ¿Que planes tiene First Solar en España?
A finales de 2010 tendremos acumulados unos 150 MW a través de nuestros clientes. De los que 50–60 se van a instalar este año. Eso puede significar una cuota del 10% aproximadamente. Para First Solar, Europa es un mercado estratégico. Y dentro de Europa tenemos cuatro países claves: Alemania, Francia, Italia y España. Nuestro objetivo es alcanzar aquí una cuota de mercado de alrededor del 30% en 2014. No estamos enfocados sólo en suelo, ahí está la planta de 2 MW en los tejados de Michelín en Valladolid. Y es cierto que todavía no hay un número de tejados importante pero es que el sector se está desarrollando precisamente ahora.

– ¿Sin importar cómo venga el nuevo marco regulatorio?
Nuestra empresa nunca se fija en el corto plazo. En su estrategia de desarrollo nunca nos quedamos con lo que está pasando hoy en el mercado, en ningún mercado. Cuando hablamos de tener una cuota del 30% en 2014 es porque pensamos que España es un mercado en el que tiene que haber energía fotovoltaica. El sol está aquí, no en Noruega. Y aquí es donde se cumplen las condiciones para que se desarrolle. First Solar quiere contribuir activamente al desarrollo del mercado español.

(Responde Francisco García Lorenzo, director de Asuntos Regulatorios de First Solar)

Yo creo que ahora mismo tenemos un bosque delante que no nos permite una visión clara de todo el paisaje. España es un país líder en renovables, lo ha sido en los últimos 25 años y eso no se ha conseguido de forma gratuita. Es un éxito de todos, de la industria y de los gobiernos. En línea con ese liderazgo, en First Solar, como empresa que tiene planes a largo plazo, pensamos que tenemos que estar aquí y pensamos que las decisiones que se tomen deben permitir un mercado sostenible. Para que la energía solar sea competitiva con los combustibles fósiles hace falta un desarrollo tecnológico y un claro apoyo gubernamental. Últimamente se están comentando muchas cosas pero no hemos visto todavía una propuesta firme del Gobierno en un sentido u otro. Yo soy partidario de no opinar sobre opiniones sino sobre propuestas firmes. Ahora mismo hay una propuesta elaborada por la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), donde se proponen de forma clara y transparente una reducción de tarifas, unos modelos para la introducción de autoconsumo y otra serie de ventajas para el sector. Es lo único que ahora mismo está consensuado por la mayor parte de la industria y que está encima de la mesa. En ese sentido creo que deberíamos ser prudentes, seguir trabajando y confiar en que logremos un marco sostenible a largo plazo.

– Tras el boom fotovoltaico vivido en España en 2007 y 2008, ¿qué ritmos de crecimiento prevén en España para que les resulte interesante este mercado?
A nosotros nos gustan los mercados previsibles y robustos. Con crecimientos importantes. Por definición. Precisamente por eso comentaba lo del 30% del mercado, porque nos gusta definir nuestra presencia por cuota, y no por tamaño relativo. También porque es más creíble decir que nuestro objetivo es tener una cuota determinada en 2014 que dar una cifra concreta de cuál va a ser el tamaño del mercado dentro de cinco años. Hoy por hoy estamos basándonos en estimaciones como la de la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (EPIA), para decir que el tamaño del mercado español estará en el rango de los 600 MW al año. Si es más nosotros estaremos encantados. Nuestra limitación nunca va a ser la capacidad para responder a un mercado más grande. Ya hemos demostrado que somos capaces de crecer en volumen rápidamente y vamos a seguir haciéndolo. First Solar no se va a quedar en 2 GW.

– ¿Seguirá siendo rentable la fotovoltaica si bajan mucho las primas?
Como líderes mundiales en costes creemos que estamos bien posicionados para alcanzar la famosa paridad de red. Me gusta más bien poco hablar de ella porque tiene 200 definiciones y cada una 200 interpretaciones. Pero lo que es cierto es que, en la carrera por reducir ese coste, cuanto antes llegues, mejor. Nos vemos bien posicionados. En 2009 nuestra cuota de mercado global fue del 15%. Uno de cada seis paneles era de First Solar.

(Responde Francisco García Lorenzo)
Cuando hablamos de paridad de red, creo que poner las bases para incentivar o favorecer el autoconsumo puede ser un primer paso de competitividad de la fotovoltaica.

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).