entrevistas

Laia Ortiz, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona

"El Sol crea empleo y democratiza la energía"

0
Laia no se esconde: es teniente de alcaldía de Derechos Sociales en el Ayuntamiento de Barcelona. Pero, además -lo cuenta en su currículo, que tiene colgado en la página oficial del consistorio catalán-, forma parte del Patronato de la Fundación Renovables, es cooperativista de Ecooo y Queviures, miembro de Ecologistas en Acción y afiliada a Comisiones Obreras y a Iniciativa per Catalunya Verds. Experta en pobreza energética, contesta a Energías Renovables desde Utrecht, donde ayer presidió la cumbre de la red Eurocities sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
"El Sol crea empleo y democratiza la energía"

Energías Renovables ha buscado diez preguntas y ha decidido planteárselas a una serie de mujeres del sector de la energía. Unas han decidido contestarlas. Otras han dicho que no, que tenían problemas de agenda, o que no esperaban un cuestionario como este, o que estaban de viaje, o no han dicho nada. Laia Ortiz, que pasa por ser una de las piezas claves de la ambiciosa política energética del Ayuntamiento que preside Ada Colau, ha sido una de las mujeres que ha dicho que sí. Estas son las preguntas. Estas son sus respuestas.

¿Qué tiene que ver la energía con el género?
Todo. La energía, como las mujeres, mueve el mundo. Es un bien esencial para el sostenimiento de la vida y el capitalismo patriarcal ha expulsado a la ciudadanía del control y, demasiadas veces, del acceso, generando desigualdad y pobreza energética (que afecta principalmente a mujeres).

El sector energético es una historia de exclusión, donde se reproducen dinámicas de dominio, control, concentración del poder, oligopolio (consejos de administración, comisión expertos para la transición energética, ministros…) e invisibilidad de ciertos posicionamientos, en similitud a la sociedad patriarcal y machista que tienen como consecuencia una posición de desigualdad de los sectores más vulnerables.

Si hubiese que asignarle un género a las energías renovables, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Femenino, sin duda. Como la tierra. Las renovables ponen la vida en el centro, se basan en necesidades humanas y no en el lucro, tienen cuidado del medio ambiente, no son depredadoras de recursos naturales y piensan en el futuro de nuestras generaciones, es lo que viene defendiendo la corriente ecosocialista con la que me identifico, donde se priorizan los impactos medioambientales y frenar la destrucción del planeta.

Si hubiese que asignarle un género a los combustibles fósiles, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Masculino. Al igual que la sociedad patriarcal, por sus rasgos relativos: poder, concentración, inmediatez, depredación y no redistribución... ¡Y me quedo corta!

Si hubiese que asignarle un género a la nuclear, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Ídem que la respuesta anterior, pero con más riesgos todavía para la destrucción del planeta y, por tanto, para la vida. Es una barbaridad que en pleno siglo XXI sigamos con este modelo caduco y obsoleto, que no pone la vida y las personas en el centro de la toma de deciciones.

Impuesto al Sol, ¿sí o no?
No. Somos el país más rico en sol y más pobre en voluntad política. Mientras el apoyo a las renovables avanza en todo el mundo, el Estado Español empuja en sentido contrario, poniendo de manifiesto, una vez más, que la legislación está hecha para los intereses de las grandes eléctricas y no para la ciudadanía.

Nuclear, ¿sí o no?
Sin lugar a dudas NO, el riesgo que supone no es asumible, ni sostenible. Pensemos en el volumen de residuos radioactivos que dejamos en herencia a nuestras generaciones futuras. Si no actuamos proactivamente generaremos nuevas injusticias. Por ello, es necesario un plan de cierre de las nucleares a medida que vayan caducando los permisos de explotación.

Carbón, ¿sí o no?
No, porque hoy es más barato producir con el sol que quemando fósiles. El Sol crea empleo y democratiza la energía. Además, el carbón es responsable directo del cambio climático, produce CO2 y sigue haciendo brecha en nuestra capa de ozono.

¿Cómo adjetivarías el gas?
Tramposo. Lo venden como un escenario de transición cuando representa una gran hipoteca. Por ello es necesario hacer inversión, y un calendario de implantación de renovables con nuevas tecnologías para reducir emisiones.

¿Vas a hacer huelga el ocho de marzo? ¿Por qué?
Por supuesto. Porque la injusticia de género está presente en nuestras vidas y es necesaria la lucha feminista colectiva para impulsar cambios de fondo. Hay todavía demasiada ideología machista en las decisiones políticas, ideología que oprime al 99% y es incompatible con la vida.

¿Qué pregunta debí hacer y no he hecho?
¿Por qué las mujeres no son agentes de cambio y si víctimas del sistema energético? ¿Quiénes son las más afectadas por la pobreza energética? ¿Qué propuestas haría para una transición energética ecofeminista? ¿Qué significa un enfoque de género en energía?

Añadir un comentario