entrevistas

0
Quince años son no más que quince años, pero estos quince años últimos han sido sin duda los de la revolución solar, que ha llevado al sector fotovoltaico (FV) donde solo unos pocos (probablemente muy pocos) imaginaban. Y ahí la culpa primera la tienen los hombres y mujeres que se han volcado en cuerpo y alma en la I+D, las dos letras más mayúsculas de cualquier futuro. ER lo sabe y por eso siempre ha reservado un espacio muy especial a la Investigación y el Desarrollo. De I+D y de FV nos habla hoy aquí Roberto Gonzalez Senosiain, director de... I+D de Solar Fotovoltaica de la emblemática Ingeteam, que cumple en 2022 cincuenta años de historia.
“La fotovoltaica no tiene techo”

El doctor Gonzalez Senosiain llegó a Ingeteam hace casi 15 años, ¿en qué medida ha cambiado la tecnología fotovoltaica en todo este tiempo? ¿Podemos hablar de una revolución, o hemos de hablar de evolución?
Ha cambiado mucho, la verdad. Para empezar, en aquella época la tensión DC más común en plantas fotovoltaicas eran 600 V. Después se pasó a 1000 V y hace unos pocos años se subió hasta los 1500 V. Además, se fue incrementando el nivel de potencia de los equipos progresivamente. En 2006, un inversor de 100 kW se consideraba un inversor central para “grandes plantas”, que raramente superaban los 5 MW, mientras que los inversores de string no pasaban de 30 kW. Ahora tenemos inversores de string que superan los 300 kW e inversores centrales de más de 3 MW. En este sentido, hablamos tanto del nivel de potencia como de la densidad de potencia de los inversores, que también ha ido creciendo con el paso de los años. Por otro lado, el tamaño de las plantas también ha crecido exponencialmente. En 2006 era impensable hablar de plantas fotovoltaicas de un gigavatio, como la que pusimos en marcha en Abu Dabi en 2019 con nuestros inversores y power station, o centros de transformación. En cuanto a si estamos ante una evolución o una revolución, evidentemente la tecnología ha ido evolucionando (y lo seguirá haciendo), pero es cierto que al hablar de la historia de la tecnología fotovoltaica es muy tentador usar el término revolución, ya que, en comparación con otras formas de generación, ha vivido un crecimiento exponencial con una drástica reducción de costes que la ha convertido en la tecnología más competitiva en la actualidad y la que tiene unas mejores perspectivas a corto plazo.

¿En qué líneas de I+D está haciendo hoy hincapié Ingeteam?
Como comentaba antes, la tendencia del mercado, y también de Ingeteam, persigue aumentar la densidad de potencia (tanto en inversores centrales como en inversores de string) mediante el uso de últimas tecnologías de conversión, semiconductores e inductivos, y nuevos sistemas de refrigeración. Por otro lado, en lo referente a integración en red, desarrollamos nuevos algoritmos de control que den respuesta a las nuevas necesidades que plantea una generación basada 100% en electrónica de potencia en lugar de generadores síncronos. Además, para nosotros la integración con sistemas de almacenamiento y con plantas de hidrógeno verde supone un elemento diferencial y con enormes perspectivas de futuro. Por otro lado, se hace necesario dotar a las plantas de los mayores niveles de seguridad, ya que la generación energética es un sector de vital importancia para todos los países, por lo que estamos también a la vanguardia de los últimos estándares en materia de ciberseguridad. Por último, la monitorización y las herramientas de análisis para lograr minimizar los fallos en inversores son también elementos clave para nosotros.

En laboratorio ya se han alcanzado récords de eficiencia por encima del 45% en las células fotovoltaicas. Desde la perspectiva del investigador, ¿tiene techo la fotovoltaica?
Techo desde luego no tiene, porque la electrónica de potencia va a seguir avanzando y seguiremos yendo hacia inversores con mayores niveles de densidad de potencia. Además, todavía queda mucho camino por andar hacia ese modelo de red en el que el 100% de la generación esté basada en electrónica de potencia, donde el almacenamiento de energía en baterías jugará un papel clave. En cuanto a esa tecnología, en los próximos años veremos una reducción de costes asociada a una mayor implantación, muchas veces de la mano de la fotovoltaica.

En el caso de la eólica, parece claro que el tamaño importa. En el de la fotovoltaica, ¿dónde está la clave?
En fotovoltaica se busca conseguir inversores cada vez más potentes y con mejores prestaciones. En este sentido, acabamos de lanzar al mercado nuestro nuevo inversor central (Ingecon SUN 3Power Serie C), de 3,8 MW en un único stack de potencia, que supone una evolución en muchos ámbitos, que van desde la electrónica de potencia hasta la refrigeración. Y es que, para poder alcanzar este nivel de potencia, hemos evolucionado de un sistema de refrigeración por aire a un sistema de refrigeración por agua. Este cambio, aparte de una mayor potencia de salida, nos ha permitido también mejorar la estanqueidad del inversor (IP65) y su estabilidad térmica, reducir la tasa de fallos por componentes móviles y optimizar el uso de componentes eléctricos y electrónicos.

¿Qué tiene Ingeteam que no tengan sus competidores?
Ingeteam es un grupo de empresas que está presente en múltiples sectores. Esto nos da una visión más amplia en cuanto a las distintas aplicaciones de la electrónica de potencia. Por otro lado, Ingeteam lleva más de 20 años en el sector fotovoltaico, lo que nos da una experiencia y un know how que no tienen muchos de nuestros competidores. Además, en el negocio solar ofrecemos un amplio abanico de productos: desde inversores centrales hasta inversores de string para todos los segmentos del mercado (residencial, comercial, industrial y grandes plantas, tanto para fotovoltaica como para baterías), sistemas de control de planta, modelos de simulación, soluciones de monitorización, servicios de puesta en marcha y operación y mantenimiento, etcétera, lo que nos permite acompañar al cliente en todas las fases de desarrollo del proyecto. Otros competidores no pueden ofrecer un paquete tan completo.

 Entrevista incluida en la edición de noviembre de la revista de papel Energías Renovables (ER 206)

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).