entrevistas

0
Esta entrevista se publicó en el número de octubre de 2013 de Energías Renovables en papel.
“Con el 7,5%, al biogás le sale a cobrar más... sí o sí”

■ ¿Cómo está la biomasa eléctrica a día de hoy en España?
Después del Real Decreto-ley 1/2012, que es el decreto de la moratoria a las renovables, que sabe usted que entró en vigor en enero del año pasado, está todo parado. Las plantas que ya estaban funcionando entonces, las que están ahora
operativas, están a la expectativa del nuevo cambio regulatorio. Y los proyectos que cumplían las condiciones del pre-registro antes del RDL 1/2012, pero que no habían empezado a construirse… pues podrán inscribirse… en principio… con las mismas condiciones… Pero, fuera de eso… está todo muy complicado.

■ El nuevo cambio regulatorio al que se refiere usted es el que introduce el Real Decreto-Ley 9/2013 que entrara en vigor el pasado mes de julio. Ese RDL establece que las energías renovables ya no cobrarán prima y determina que, a partir de ahora, serán retribuidas conforme al criterio de “rentabilidad razonable”. El Ejecutivo considera “razonable” para las instalaciones renovables una rentabilidad del 7,5%, concretamente, y adelanta que, si comprueba que una instalación determinada ha obtenido en el pasado rentabilidades mayores, esa instalación deberá contener sus futuras rentabilidades hasta obtener una media –ese 7,5%- para toda la vida útil. Vamos, que todo el mundo en el sector ha vuelto a denunciar al gobierno por “retroactivo”. ¿Qué dice el sector de la biomasa eléctrica?
Pues no sabemos muy bien si parar o continuar con nuestra actividad. Sabemos que el gobierno ya ha elegido un par de consultoras que van a hacer los modelos económicos y que, a finales de noviembre, principios de diciembre, ya estarían esos modelos y se aprobaría la nueva Ley del Sector Eléctrico. Dependiendo del modelo que salga, habrá que devolver dinero a final de año… o, a lo mejor… nos tienen que pagar… Porque, con ese 7,5%, si haces las cuentas de la biomasa… En fin, que la gente está un poco a la expectativa. Hasta el punto de que, ahora mismo, la preocupación no es tanto ver cómo va a ser el desarrollo futuro –que también– como saber cómo queda el pasado. Porque si el pasado queda fuera de números...

■ ¿Tiene APPA previsiones sobre la incidencia de ese 7,5? ¿Saldrán ustedes ganando o volverán a perder?
La biomasa, a día de hoy, con los costes de inversión, la materia prima y el mantenimiento que exige cualquier instalación, no llega a ese 7,5. O sea, que, supuestamente, con ese nuevo modelo… percibiríamos más. Lo que ocurre es que no nos lo creemos. No creemos que eso vaya a acabar sucediendo.

■ ¿No se fían ustedes de las consultoras? ¿O no se fían del gobierno?
Sí nos fiamos de las consultoras... Vamos a ver… Ahora mismo lo que hay en el sector es incertidumbre. Las consultoras, supuestamente, deberían hacer bien los números. Supuestamente… El problema es que la consultora recoja unas cifras y luego en el ministerio empiecen a reducir para llegar al número que tienen en la cabeza. Por eso digo que la gente está con incertidumbre.

■ ¿Y dónde está la verdad? ¿Cuáles son los números reales? ¿Ha hecho sus cálculos APPA?
Cada empresa tiene los suyos. Cada instalación es un mundo. No sé, hoy en día, una instalación media, 50 megavatios térmicos, que son 15 ó 20 MW eléctricos, pues… la inversión, dependiendo de la eficiencia, está en torno a los 3 ó 3,5 millones de euros. El coste de operación de una planta de estas características, normalmente, suele estar en torno a los 20, 22 céntimos. El coste de la biomasa –y el IDAE tiene estudios–, en el grupo B63 [residuos de aprovechamientos forestales y otras operaciones selvícolas] está en torno a los 30 euros al 50% de humedad; el B61 [cultivos energéticos], en torno a los 45. Vamos a ver: usted coge todo eso, lo pone en un modelo, computa 7.500 horas y un 29% de eficiencia, con el impuesto a la generación del 7% que existe a día de hoy… y te da una TIR [tasa interna de retorno] de un 3%.

■ O sea, que salen ganando…
Si hacen bien las cuentas… Lo que yo le digo es que nosotros no nos creemos que, tal y como está el percal… eso vaya a acabar sucediendo. No sé… intentarán rebajar un poco por aquí y otro poco por allá: y en vez de 3,5, pues 2,8; y en vez de un 29% de eficiencia… pues un treintaytantos… y, así, sucesivamente. Eso sí, para que a ellos les salga un resultado que les sirva para no poner dinero… pues van a tener que modificar mucho los parámetros base. Y ahí también le digo que a mí me parece raro que una consultora vaya a pasar unos datos irreales. En fin, incertidumbre e incredulidad: no creemos que vayamos a salir ganando. Le digo más: en el caso de la biomasa aún podría ser discutible, porque –insisto– puedes hacer muchas trampas, y decir que la inversión fue menor… porque al escalar hasta 50 megas se redujeron los costes… o que la eficiencia… o que la materia prima… pero es que… en lo que se refiere al biogás, con un 7,5, si tú calculas medianamente bien los costes, le sale a cobrar más sí o sí. De todas formas, imagínese que ahora dicen que la biomasa sale a 2 millones y a 15 céntimos… igual hasta tienes que devolver dinero a fin de año.

■ Dado lo dado, ¿cuál es el futuro inmediato de la biomasa eléctrica?
Pues, aparte de las instalaciones que están ahora finalizando… hay tres o cuatro instalaciones que estaban en el pre registro antes de la aprobación del RDL 1/2012, instalaciones que, de todas formas, tampoco sabemos si se van a hacer o no… dependerá de cómo queda el asunto de la rentabilidad “razonable”.

Añadir un comentario