Renovables en persona

+Renovables en Persona

Juan Fernández San José
Villaviciosa de Odón (Madrid). 1951
Ingeniero industrial y presidente de la Asociación Solar de la Industria Térmica (ASIT)


Juan Fernández San José

Juan Fernández San José

Necesitábamos un plano cercano como este. Pero a Juan Fernández hay que imaginarle en los paisajes urbanos y naturales de medio mundo. No en vano ha estado en 68 países distintos, una tercera parte de los que existen. Y a buen seguro que esa fama de visionario audaz de la que hablan sus amigos tiene mucho que ver con la amplitud de miras que aportan los viajes. La primera vez que Juan oyó hablar de las energías renovables fue en 1985, ya con 34 años y dos hijos. Entonces trabajaba para una gran multinacional en un puesto confortable. Pero cuando dos años después le propusieron desarrollar el área de comercio exterior de Isofotón, sin saber nada de renovables ni tener ninguna experiencia comercial, bastaron cinco minutos para convencerle. Ahora cree que esa fue la decisión más acertada de su vida profesional. En Isofotón ha trabajado durante 22 años, hasta 2009. Años de vino y rosas, y otros difíciles en los que “aprendí, a sangre y fuego, que también se puede morir de éxito si olvidas lo que te ha costado llegar y no mides bien a dónde quieres ir”.  
Esa capacidad de ver más allá fue clave, por ejemplo, para lograr que se incluyera el mecanismo de incentivos a la producción de calor renovable (Icaren) en el PER 2011-2020, que el cambio de Gobierno ha paralizado. “Fue como llegar un minuto tarde después de cinco años de pelea”, confiesa. Pero el pasado 26 de febrero le volvieron a nombrar presidente de ASIT por cuarta vez y seguirá trabajando por la solar térmica con la misma pasión de siempre. Que, todo sea dicho, se queda pequeña comparada con la que pone al hablar de Ibai, su primer nieto.