biomasa

Madrid se estrena a lo grande con una red de calor

0
Dalkia y la Institución Educativa SEK (San Estanislao de Kostka) inauguraron oficialmente el jueves pasado una red de calor de 2,5 MW que aportará energía térmica a 28 edificios de uso docente y deportivo del campus de Villafranca del Castillo (Madrid) de la Universidad Camilo José Cela y del colegio SEK El Castillo. De esta manera, la Comunidad de Madrid estrena su primera gran red de calor y Dalkia una de las mayores privadas que existen en España.
Madrid se estrena a lo grande con una red de calor

Dalkia se ha convertido en una de las principales instaladoras y gestoras de redes de calor y frío en España, con al menos diecisiete instalaciones, entre las cuales destacan cada vez más las de biomasa. Con menos de medio año de diferencia inauguró a finales de octubre de 2013 en Ribes de Freser (Girona) una red urbana con una central de 720 kW que suministra calor a seis edificios municipales (escuela, instituto, pabellón polideportivo, centro de cultura, residencia socio-sanitaria y centro de atención primaria) y ahora pone en marcha de manera oficial la del campus de la Universidad Camilo José Cela y el colegio SEK El Castillo en Villafranca del Castillo, en Madrid.

También en octubre del pasado año, la empresa Viessman, fabricante de las dos calderas de biomasa (de 1.250 kW cada una) que suministran energía térmica a la red de calor, confirmó su entrada en funcionamiento dentro de la red de calor del campus madrileño. La nueva central, que sustituye al conjunto de nueve salas de calderas con gasóleo y propano que existían con anterioridad, permitirán un ahorro económico en la factura energética del 25%.

5,4% menos de consumo energético y 65% menos de CO2
La participación de Dalkia en el proyecto como empresa de servicios energéticos conlleva la implementación de mejoras de la eficiencia energética (iluminación, aislamiento de tuberías, sustitución de equipos de bombeo…) que coadyuvan en la reducción del consumo tanto eléctrico como térmico. Además del ahorro económico, Dalkia prevé que se reduzca el consumo energético en un 5,4% y las emisiones de CO2 en un 65%.

Según informa Efe Verde, la inversión de la instalación asumida por Dalkia suma más de 1.300.000 euros y permitirá el suministro y la gestión de 1.500 toneladas de biomasa al año en un contrato que abarca doce años. Francisco Villalobos, director general de Dalkia, afirmó que “la inversión inicial de este tipo de calderas es menor que la de otras centrales y el modelo es aplicable a cualquier conjunto de edificios donde se pueda agrupar el consumo“, de ahí que adelantara que “ya hay otras universidades interesadas” en instalar este sistema en Madrid, Córdoba y Granada.

Algunas de estas instalaciones están dentro de la última convocatoria de Proyectos Clima que aprobó el pasado mes de enero el Consejo Rector del Fondo de Carbono (FES-CO2) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En concreto, se aprobó un paquete de "redes de calor con sustitución de combustibles fosiles por biomasa para generación de agua caliente de Dalkia Energía y Servicios".


 

Añadir un comentario