biomasa

La investigación europea en bioenergía diseña una senda para contribuir a descarbonizar con sostenibilidad

0
El Programa Conjunto de Bioenergía de la Alianza Europea para la Investigación Energética (EERA Bioenergy, en inglés) publica la Agenda estratégica de investigación e innovación con prioridades y perspectivas a 2030 para sumar los esfuerzos en I+D+i en bioenergía de los Estados miembro y conseguir que el potencial de las soluciones basadas en la biomasa “contribuya sustancialmente a la transición energética”. Lograr la sostenibilidad de la biomasa en todos los procesos y que estos garanticen un balance de carbono satisfactorio aparecen como principales prioridades.

La investigación europea en bioenergía diseña una senda para contribuir a descarbonizar con sostenibilidad
Logotipo de la portada del nuevo trabajo de la Alianza Europea para la Investigación Energética

La plataforma tecnológica y de innovación Biomasa para la Bioeconomía (Bioplat) de España, que desde 2016 gestiona la secretaría técnica de EERA Bioenergy, ha dado a conocer hoy mismo la publicación de la Agenda estratégica de investigación e innovación. Se trata del último trabajo de un programa europeo de investigación en el que participan 36 socios de dieciocho países, entre los que se encuentran seis españoles: Cener, Ciemat, CSIC, Campus Iberus, Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA) y la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (Aicia).

Siete prioridades y cinco áreas de actuación constituyen la columna vertebral de la agenda, cuyo objetivo, de aquí a 2030, es “sumar los esfuerzos en investigación, desarrollo e innovación en bioenergía de los distintos Estados miembro y conseguir que el enorme potencial de las soluciones basadas en la biomasa contribuya sustancialmente a la transición energética”.

Con este documento pretenden “acelerar la implementación de las prioridades y acciones del Plan Estratégico en Tecnologías Energéticas (SET-Plan) de la Unión Europea para contribuir a reducir las emisiones de carbono en el sector de la energía y fomentar la bioeconomía”. Consideran que “en estos ámbitos la bioenergía es un componente esencial del mix de tecnologías renovables para todos los escenarios posibles de mitigación del cambio climático”.

Biomasa sostenible dentro del marco de la bioeconomía y la economía circular
En lo alto de las siete prioridades de la agenda está la determinación y desarrollo de la biomasa sostenible dentro del marco de la bioeconomía y la economía circular. Incluyen aquí la exploración y desarrollo del potencial de recursos de biomasa aún subutilizados o incluso no utilizados para satisfacer una creciente demanda en el futuro. En otro de los principios aparece la sostenibilidad asociada a la competitividad económica como “cuestiones clave para lograr la aceptación social de la bioenergía y los biocombustibles”.

En el segundo de los principios se afirma que “para garantizar la sostenibilidad de los sistemas de bioenergía, la satisfacción de la demanda de biomasa debe realizarse en el contexto de cadenas de valor integradas que tengan en cuenta las tasas de tecnología de conversión en términos de costos, eficiencia, balance de carbono y calidad de las materias primas”.

El resto de prioridades inciden de manera pormenorizada en los conceptos de innovación para conseguir los niveles más altos de eficiencia (energética y económica) y bajos niveles de carbono; los enfoques de integración de los procesos y sistemas, por ejemplo en modelos de biorrefinerías; y el impulso de la bioenergía como renovables de producción continua frente a la discontinua de otras fuentes, como la solar o la eólica.

Cinco subprogramas para desarrollar las siete prioridades
De hecho, uno de los subprogramas (el 4) que desarrolla las prioridades está íntegramente dedicado a la bioenergía como fuente estable de producción de energía (calor, electricidad y refrigeración), a la par que “eficiente, flexible y asequible”. En él se consideran todas las escalas de equipos, desde los más pequeños domésticos hasta plantas de mediana y gran potencia.

El subprograma 1 se centra en la producción sostenible de biomasa, el 2 en los procesos termoquímicos de biomasa para lograr biocarburantes avanzados y productos de base biológica, el 3 en procesos bioquímicos para los mismos fines y el 5 en una combinación de sostenibilidad, análisis técnico-económico y aceptación pública.

Según Andrea Monti, catedrático de la Universidad de Bolonia (Italia) y coordinador de EERA Bioenergy, la agenda “proporciona una valiosa orientación para los responsables políticos y para las administraciones públicas a todos los niveles, especialmente para aquellas que deciden y diseñan los programas marco de investigación e innovación".

Monti asegura que “hemos conseguido alinear tanto las prioridades científico-tecnológicas y de innovación como los indicadores de rendimiento con aquellos identificados en el SET-Plan”, entre otros programas y plataformas asociadas a la innovación y la energía en el continente europeo.  


Añadir un comentario