biomasa

El Grupo Mazana repite con la biomasa y dice adiós al gasóleo

0
El Grupo Mazana, centrado en el sector porcino, siempre ha alardeado de que hace ocho años fueron pioneros en España en instalar una caldera de biomasa para generar vapor en una fábrica de piensos. Fue en Capella, su sede central en Huesca. Ahora repiten en otra de sus fábricas en la misma provincia, la de Torres de Barbues. Imartec, la empresa de servicios energéticos encargada como en el primer caso de gestionar la instalación de la caldera, afirma que “ha sustituido a la antigua de gasóleo, un paso totalmente en consonancia con la política de eficiencia energética de la empresa”. En Capella ahorran 175.000 euros al año con respecto al gasóleo.
El Grupo Mazana repite con la biomasa y dice adiós al gasóleo
Fábrica de piensos del Grupo Mazana en Torre de Barbues que cuenta con una caldera de biomasa

Hace cinco años, en una jornada organizada por Cooperativas Agro-alimentarias de España denominada Eficiencia energética y bioenergía en cooperativas, se presentaban proyectos del programa Energía Inteligente para Europa de la Comisión Europea. En la misma se exponía que la biomasa era una de las variables para “conseguir ahorros energéticos en la industria agroalimentaria y, especialmente, en las cooperativas pertenecientes a los sectores de bodegas, fábricas de piensos, centrales hortofrutícolas y almazaras”.

Por entonces el Grupo Mazana ya era consciente de esta función de la biomasa, ya que tres años antes había implantado una caldera de biomasa para generación de vapor en su fábrica de piensos de Capella. De cara a la edición de 2017 de Expobiomasa afirmaban que en esta planta “somos cien por cien verdes, ya que la energía eléctrica que consumimos procede de energías limpias, así como el proceso de generación de vapor, con la caldera de biomasa que se nutre de astillas de pino”.

Imartec Energía, que desarrolló la implantación de la caldera de Capella, asegura ahora que ya está en marcha una segunda que anunció hace tres años, cuando se inauguró la de la papelera LC Paper 1881. “La nueva caldera industrial para la fábrica de piensos de Torres de Barbues tiene una capacidad de generación de vapor seco de 4.000 kg/hora y sustituye a la antigua de gasóleo”. Desde Imartec esperan que se cierre en breve la instalación de otra caldera en la tercera fábrica de piensos de Mazana, la de Binéfar (Huesca).

En Capella, de 310.00 euros al año con gasóleo a 135.000 con astillas
La misma empresa señala que se trata de “un paso totalmente en consonancia con la política de eficiencia energética de la empresa y con el espíritu de obtener una mejora competitiva en su negocio, hecho que le permite fabricar hasta 45 toneladas a la hora de pienso sin emisiones de CO2”. Añaden que es “el último escalón del grupo para fabricar pienso animal con una huella de carbono neutro”.

En 2018, durante otra jornada organizada por Cooperativas Agro-alimentarias (Inversiones en energía renovable en cooperativas agroalimentarias), Eva López, por entonces en el  grupo de Combustibles y Tecnologías de la Combustión del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe) exponía algunos resultados más concretos de la caldera de Capella.

“La caldera de vapor –señalaba López– se enmarca en una fábrica de piensos con una producción de 165.000 toneladas al año. Con una operación de 6.500 horas al año y una demanda de calor de 8.350 MWh/año y tres toneladas a la hora de vapor, se ha conseguido reducir el gasto que había con el gasóleo (310.000 euros al año) a más de la mitad con astilla forestal y de poda (135.000 euros al año), consiguiendo una mejora competitiva de un euro por tonelada de pienso y un retorno de la inversión en tres años”.

Aparte de Mazana, hay otras empresas fabricantes de piensos que han cambiado a la biomasa. También de la mano de Imartec, Piensos YAK, en Sant Guim de Freixenet (Lleida), cuenta con una instalación de 1,7 MW térmicos para la producción de vapor seco. Y en Huesca, la cooperativa Arco Iris y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Aragón, promovieron otro equipo para la fábrica de piensos GUCO.

Añadir un comentario