ana marco

Cambiemos el escenario

6

Quien haya trabajado en una empresa tóxica o haya vivido la experiencia del mobbing institucional sabe que en esencia consiste en situar a la víctima en una "realidad ficticia", en un escenario que no puede controlar porque no es accesible a la lógica sino que se manipula continuamente para adaptarlo a su objetivo de destrucción por indefensión de la victima. Entre otras cosas se utiliza un sistema de comunicación perverso, que genera confusión porque afirma una y otra vez aquello que niegan los hechos. Para la curación es preciso escapar del escenario marcado y realizar el camino de retorno a la "realidad real".

Cuando analizo el desproposito del sector eléctrico y la ceremonia de la confusión a la que se aplican las empresas del oligopolio y sus cómplices en la Administración y sucesivos gobiernos, no puedo evitar la referencia al mobbing. Tendemos a creer que vivimos en un mundo donde las cosas suceden siguiendo una relación lógica y que aportando argumentos válidos ante una situación injusta o claramente negativa, estos acabarán convenciendo y producirán el cambio pero aunque es necesario desentrañar las trampas con que van construyendo su juego perverso –y quiero reconocer aqui el generoso esfuerzo intelectual de algunos expertos– creo que la principal línea de actuación de los activistas por el cambio pasa por recuperar la simplicidad, despojando el debate energético de tanta parafernalia que han construido alrededor para confundir a la ciudadanía y ponerla en situación de indefensión aprovechando el estado de shock en que nos tienen inmersos.

Cada vez estoy mas convencida de que es necesario que, los que defendemos un cambio de modelo energético, salgamos del escenario que nos quieren marcar y volvamos a situarnos en la realidad. Porque el deficit de tarifa no es real, es una estafa, y con el tiempo nos sorprenderá haber sido capaces de tragar con una patraña tan burda.

Así pues, creo que nuestro papel es reclamar lo exigible a un gobernante honrado: el bien de la ciudadanía a la que dice representar.

Para empezar, este país dispone de unas redes eléctricas en general robustas que han sido construidas con el dinero de los solicitantes de suministro electrico,  obligados –mediante los sucesivos Decretos de Acometidas Eléctricas– a pagar por adelantado todo aquello que era necesario construir o reforzar para atenderlos. Esta es la piedra angular del sistema y debe ser gestionada como un servicio público.

Disponemos tambien de suficiente potencia instalada para cubrir de sobra nuestras necesidades y hacer una transición sin riesgos, siempre que no se hagan trampas y cada palo aguante la vela de las inversiones que haya hecho en su momento, con las condiciones que se pusieron en su momento. No es admisible que se cambien leyes a posteriori perjudicando a unos y beneficiando a otros.

A partir de esto, el modelo mas racional desde el punto de vista técnico, económico y social nos lleva directamente al ahorro, eficiencia y autoproducción (tanto individual como colectiva, empezando por las comunidades de vecinos, con redes en propiedad que no pertenecen a las distribuidoras) como primeras medidas para construir un nuevo modelo renovable y democrático.

No hay que inventar mucho ni complicar las cosas porque se puede hacer ya, basta con no dificultarlo. Así que me centraría en exigir a nuestros gobernantes tres cosas :

• ¿Por que no una auditoría de costes del sistema eléctrico? (¿seguro que la luz cuesta tanto como nos dicen?)
• ¿Por que no promocionar cualquier forma de autoproducción con fuentes renovables sin costes para el sistema?
• ¿Por que no se revisa el sistema de gestión y propiedad de las redes eléctricas?

Planteadas en forma de pregunta sirven para responder a casi cualquier argumento utilizado por el oligopolio eléctrico. No merece la pena que los ciudadanos nos dejemos llevar por sus discursos contradictorios y perversos ni entrar a discutir sobre reglas –marcadas por ellos mismos–  que no son sino parches para ocultar los errores que han cometido y ahora no saben como resolver.  Solo son un actor mas y su papel debe cambiar radicalmente si quieren sobrevivir. Nuestros interlocutores han de ser los representantes politicos y las Administraciones públicas.

Es imprescindible que la ciudadanía marque su propio escenario y avancemos por los caminos que nosotros mismos tracemos.

Añadir un comentario
buen articulo
Angela
Releo este magnífico artículo después de algún tiempo y me ratifico en la opinión que entonces me mereció. Sólo añadir que, como ya han señalado algunos compas, no van a ser nuestros políticos quienes vayan a desmantelar tal sarta de mentiras, pues son éstas las que posibiltan saciar su tremenda avaricia. Me refiero ¡Cómo no! a las famosas "puertas giratorias" que pluriemplean a lacasta política una vez retirada de la palestra (cobrando dos desmesurados sueldos, claro, el uno público y el orto privado). Tal vez peque de ingenua pero creo que debería ser algún agente extranjero el que ponga orden en esta casa de locos mediante esa necesarísma auditoría. Efectivamente, me refiero al tribunal de Estrasburgo, aunque sospecho que antes habría que recurrir a otras instancias. Bueno, otra vez mi enhorabuena a Ana Marco por tan clarificador mensaje. Sólo cuando la locura se destapa podemos regresar a la realidad. Abrazos
EMHO
el mejor kw...el producido por uno mismo. Cuando he leído que es posible que las gasísticas reclamen ahora también el déficit gasístico, cuando se regalan 175M€ a la industria de la automoción, cuando los planes para la movilidad eléctrica (pública y privada) son inconsistentes, cuando...cuando decidí cambiarme a una cooperativa de suministro eléctrico, cuando decidí ir en bici o en moto eléctrica, cuando mejoré los aislamiento de mi casa, cuando instalé bombillas led. Algo podemos hacer nosotros, ¿no?
Carlos Domínguez
Te has hecho de rogar por estas páginas. Lúcida y brillante como siempre para analizar la realidad. Suscribo el 100% y además creo que se deberían ir planteando alguna forma de canalizar judicialmente el cabreo de la sociedad ante este saqueo sistemático y organizado por las élites extractivas. Si el déficit de tarifa es una estafa ¿No se puede denunciar? ¿No se puede ejercer una acción sindicada tipo manos limpias, para denunciar estos abusos judicialmente? ¿Va a quedar impune el Ministro y su Secretario? Si el 90% de los políticos son honestos, ¿como paren estas leyes tan lesivas para la sociedad?
Julio de la Cruz
Estoy de acuerdo con todo lo que dices, Ana Marco, pero creo que no es suficiente exigir a los gobernantes que cambien el sistema, porque no lo van a hacer, dado que están sometidos al poder de los oligopolios, frutos del actual Modelo de Desarrollo, fundamentado en un economicismo deshumanizado, luego lo tendremos que hacer los ciudadanos uniendonos a los gropos más afines y empezando por las áreas en done está el poder real, la economía, (punta de lanza de la historia), y la política, y en este orden de prioridad: 1.- Cambiar el actual Modelo de Desarrollo, (economicista y deshumanizado), por otro nuevo más social y más justo, el que propone la Asociación para la Economía del Bien Común, (ver su página web y unirnos a ellos para implantarlo, como poco, en España). 2.- Cambiar la Partitocracía actual por una Democracia Real, (independencia de los tres poderes), votando a partidos con sensibilidad social y ecológica, (no a los tradicionales), o crear uno nuvo. 3.- El cambio del Sistema energértico, caerá como fruto maduro, despues o la par, de haberse producido los dos primeros, si no, no se producirá lo que pretendes y deseamos.
Angela
Me ha encantado el repaso que has hecho sobre esa faceta de nuestro oligopolio eléctrico (y del resto de energías n renovables). Ese caos informtivo respaldado por la no transparencia y un manejo muy sabio del markenting sólo puede ser utilizado por macroempresas o grandes fusiones de las msmas (el caso español, por ejemplo). Esto me lleva a rechazar ese tipo de macroinfraestucturas. Veo, en la parte inferior de este magnífico artículo una imágenes de enormes "plantaciones" de placas solares en Chile, los famosos biocarburantes que parecen cosa buena pero están hundiendo microeconoomías de supervivencia, etc, etc... Creo que si deseamos un cambio que sea DE VERDAD. Suplir las grandes empresas de no renovables por otras de no renovables, continuando con su política del lucro por encima de todo, no haremos más que repetir la historia. Mi humilde opinión es llegar a un sisyema de autoconsumo, para que ese mercado energético se regule por baremos distintos a los de ahora. Se me ocurre uno que he oído recientemente: "El mejor Kw. es el NO CONSUMIDO"
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).