almacenamiento

Abu Dhabi integra la planta de baterías virtuales más grande del mundo


0
Al menos así es como ha definido la agencia oficial de noticias de Emiratos Árabes Unidos (UEA) el conjunto de baterías de sodio-sulfuro (NaS) aportadas por la japonesa NGK Insulators que se han implementado a gran escala en Abu Dhabi, la capital del país. En total, se han instalado 15 sistemas de baterías en una decena de ubicaciones, cada uno de los cuales puede almacenar energía durante seis horas.

Abu Dhabi integra la planta de baterías virtuales más grande del mundo


Según explicaron portavoces de NGK a energy-storage.news, la descripción de plantas virtuales es correcta en el sentido de que los 15 sistemas "se pueden controlar como una sola planta, si bien, como es lógico, también se pueden controlar individualmente cuando se necesita el apoyo local a la red ”.

El sistema de almacenamiento, que se distribuye en 12 plantas de 4 MW y otras tres de 20 MW, fue inaugurado el pasado 17 de enero, coincidiendo con la Semana de Sostenibilidad de Abu Dhabi y la Cumbre Mundial de Energía del Futuro (WFES) en la región. El proyecto tiene capacidad para generar 648MWh y ayudará a equilibrar la red eléctrica durante el día, además de proporcionar hasta seis horas de respaldo en el caso de cortes de red.

De acuerdo con NGK, implementar 1MW de sistemas de almacenamiento de energía de este tipo de baterías permite evitar la inversión en, aproximadamente, 1,1MW en plantas de energía térmica de ciclo combinado (gas y vapor), al aumentar la disponibilidad en aproximadamente un 10%. Además, los costos de operación y mantenimiento de los sistemas de batería son mucho más bajos.

Por qué estas baterías
En cuanto a por qué se eligieron baterías de sodio-sulfuro en vez de Ión-litio, que son más habituales en grandes proyectos de almacenamiento, el representante de NGK dijo que se debe a que mientras que estas baterías permiten seis horas de almacenamiento cada una, los sistemas de iones de litio tienden a combinar varias celdas de batería de una hora de duración, "lo que aumenta los costos de integración".



Las baterías NaS son, además, más robustas y menos sensibles a las condiciones de temperatura externa, siempre según la misma fuente, lo que evita tener que recurrir al aire acondicionado para mantenerlas a la temperatura de funcionamiento correcta. Según explicó el representante de NGK, esto las hace especialmente adecuadas para su uso en Oriente Medio. Se espera que operen sin degradación del sistema al menos 15 años.

Las baterías NaS son un tipo de batería de sal fundida construida a partir de líquido de sodio (Na) y azufre (S). Este tipo de batería tiene una alta densidad de energía, alta eficiencia de carga/descarga (89-92%) y un largo ciclo de vida y se fabrica a partir de materiales de bajo costo. Debido a las temperaturas a las que funcionan (de 300 a 350°C) y a la altamente corrosiva naturaleza del polisulfuro de sodio, son principalmente adecuadas para aplicaciones no móviles a gran escala.

Añadir un comentario