ahorro

Las soluciones Passivhaus reducen en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración de los inmuebles

Más de 80 instituciones ya han firmado el Manifiesto por la Eficiencia Energética en la Edificación

0
El Manifiesto Institucional por la Eficiencia Enérgetica en la Edificación ha recabado en Zaragoza, en el marco de la 10ª Conferencia Española Passivhaus, otras 16 firmas institucionales. Entre ellas se encuentran la del Ayuntamiento de la capital aragonesa y las de cuatro colegios profesionales: el de Arquitectos de Aragón, el de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja, el de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza y el de Aparejadores de Ibiza. También han suscrito el Manifiesto la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de Zaragoza, la Universidad de la Almunia de doña Godina y la Universidad de San Jorge.
Más de 80 instituciones ya han firmado el Manifiesto por la Eficiencia Energética en la Edificación

La décima edición de la conferencia anual de la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), que se clausura hoy en Zaragoza, ha sido el escenario de la recogida de las 16 firmas (abajo las repasamos). Así, ya son más de 80 las entidades públicas que han rubricado este Manifiesto, que fue presentado hace dos años y que expresa el compromiso de los firmantes con la construcción energéticamente eficiente. "Estamos seguros -ha dicho el director de la 10ª Conferencia Passivhaus, Carlos Navarro Gutiérrez- de que el compromiso de las administraciones públicas nos ayudará a avanzar en el cumplimiento de las exigencias europeas en materia de construcción sostenible”.

Según la Plataforma PEP, el patrón edificatorio Passivhaus está basado "en cinco principios básicos: aislamiento térmico; la eliminación de los puentes térmicos; puertas y ventanas exteriores de altas prestaciones térmicas; la hermeticidad al aire de la envolvente; y la ventilación con un sistema mecánico con recuperación de calor que permite renovar el aire interior de manera constante y controlada sin perder la temperatura en el interior del edificio".

La edificación Passivhaus -explican desde PEP- no supone el uso de un tipo de producto, material o estilo arquitectónico específicos, sino "la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas, como, por ejemplo, un buen factor de forma, que reduzca la superficie en contacto con el exterior para disminuir las necesidades de climatización; una orientación correcta de las ventanas, para aprovechar el calor del Sol cuando están cerradas y la ventilación natural al abrirlas; o poner protecciones solares que impidan un sobrecalentamiento en verano, etcétera".

La Plataforma de Edificación Passivhaus asegura que las soluciones Passivhaus reducen en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración de los inmuebles

 

El programa de la 10ª Conferencia Española Passivhaus, que concluye hoy, ha incluido talleres, foros de debate y visitas a edificios pasivos de las proximidades. La segunda jornada de la Conferencia ha servido para conocer proyectos concretos, iniciativas que ya están en marcha en toda España, como el edifico de 14 viviendas Passivhaus de Arroyo del Fresno (Madrid), las 165 viviendas del Grupo Lobe, una residencia unifamiliar ubicada en el pirineo aragonés o la rehabilitación de un edificio para oficinas y viviendas en Oviedo. Ha cerrado la tercera y última jornada de esta Conferencia el acto de lectura del Manifiesto por la Eficiencia Energética en la Edificación. Dice así.

Manifiesto Institucional por la eficiencia enérgetica en la edificación “vivir mejor consumiendo menos energía”
Los edificios son responsables de alrededor del 40% del total de la energía que consumimos y, por lo tanto, de la contaminación que este consumo genera.

Durante la cumbre mundial celebrada en parís, en diciembre de 2015, se firmó un acuerdo para conseguir que en 2050 la temperatura media del planeta no subiese más de 2ºc con respecto a los niveles preindustriales.

Lograr este objetivo solo será posible si damos extricto cumplimiento a la directiva europea 2010/31 sobre eficiencia energética. Así nos lo recordó en agosto de 2016 la unión europea mediante la publicación de una recomendación (recomendación que curiosamente, es “de obligado cumplimiento”) en la que se nos solicita a todos que redoblemos nuestros esfuerzos, para que todos los edificios públicos sean de consumo casi nulo a partir del 31 de diciembre de 2018 y todos los edificios, sin excepción, lo sean a partir del 31 de diciembre de 2020.

Además de causar un efecto negativo en el medio ambiente, el elevado consumo de energía supone una dificultad económica para las familias, especialmente para las más vulnerables y, sobre todo, en época de crisis.

Supone también una pérdida de confort y una evidente pérdida de salud.

Nuestros colegios, grandes consumidores energéticos en los que crece la ciudadanía del futuro, constituyen espacios de vital importancia, ya que el confort y la calidad del aire interior tienen consecuencias directas sobre el alumnado y su rendimiento.

Estos aspectos, que hoy son un coste económico y social pueden y deben ser una inversión de futuro.

Por todo ello, nos hemos reunido hoy aquí, con el objetivo de conocer y analizar algunas de las acciones que podemos desarrollar en el ámbito de la construcción, en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, con el objetivo de vivir mejor consumiendo menos.

Nosotros, los alcaldes, mandatarios y otros miembros institucionales aquí presentes, somos conscientes del peso y la importancia de nuestras actuaciones y asumimos la función ejemplarizante que corresponde a la administración.

De la misma manera que fomentamos la movilidad sostenible y que la industria automovilística avanza para minimizar la contaminación producida por los coches, la industria de la construcción debe proporcionarnos edificios muchísimo más eficientes y menos contaminantes.

La plataforma de edificación passivhaus nos ha presentado un modelo de construcción aplicable en cualquier lugar, independientemente de la climatología de la zona, con el que conseguir edificios de consumo casi nulo, tanto nuevos como rehabilitados.

El estándar passivhaus no es el único modelo; pero sus prestaciones y eficacia han sido medidas y constrastadas en reiteradas ocasiones, y demuestran que sabemos y podemos construir edificios de consumo casi nulo.

Y por eso, porque sabemos y podemos construir edificios de consumo casi nulo, nosotros, los alcaldes, mandatarios y otros miembros institucionales abajo firmantes, nos comprometemos a avanzar en el cumplimiento de la directiva 2010/31 y conseguir que antes del 31 de diciembre de 2020, todos los edificios de nueva construcción públicos y privados y, todos los rehabilitados, sean edificios de consumo casi nulo.

Fin del Manifiesto

Entidades que se han adherido al Manifiesto en la 10ª Conferencia Española Passivhaus
Ayuntamiento de Zaragoza, Ayuntamiento de Calatorao, Ayuntamiento de Pinseque, Ayuntamiento de Zuera, Ayuntamiento de Alpartir, Ayuntamiento de Vioria, Colegio de Arquitectos de Aragón, Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja, Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza, Colegio de Aparejadores de Ibiza, Escuela de Ingeniería y Arquitectura de Zaragoza, Universidad de la Almunia de doña Godina, Universidad de San Jorge y representantes políticos del PSOE, Ciudadanos y Partido Popular.

Sobre la Plataforma de Edificación Passivhaus
La Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) se define como una "asociación sin ánimo de lucro que promueve la construcción de edificios altamente eficientes". Fundada en 2008, la Plataforma declara "más de 600 socios repartidos por toda la geografía española". La undécima conferencia de la Plataforma PEP tendrá lugar en Burgos.

Añadir un comentario