ahorro

Hoy es el Día Mundial del Ahorro de Energía

0
Organismos públicos como el Instituto de la Mujer de Castilla La Mancha o el IDAE (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) y empresas como el comparador de precios acierto.com o la comercializadora Bulb han aprovechado la celebración, hoy, del Día Mundial del Ahorro de Energía, para proponer buenas prácticas, hacer recomendaciones y/o dar consejos sobre el uso eficiente de la electricidad, el ahorro en calefacción o la mejor manera de gestionar inteligentemente nuestra demanda de energía. Nos centramos aquí en los resultados del estudio que ha presentado hoy acierto.com.
Hoy es el Día Mundial del Ahorro de Energía

El comparador de precios acierto.com ha aprovechado la efeméride para analizar "los patrones de consumo de las empresas españolas", así como su evolución a través de la crisis Covid. Según el estudio que acaba de publicar el comparador, si bien durante el estado de alarma la demanda de electricidad cayó un 13% y llegó a desplomarse hasta veinte puntos con el endurecimiento de las medidas y el parón de prácticamente toda la actividad industrial, los datos de septiembre han dejado esa caída en el 5%. Frente a la crisis económica que la pandemia ha acarreado, acierto.com propone, en primer lugar, "comparar entre las diferentes opciones que tenemos a nuestro alcance y escoger aquella que mejor se adapte a nuestras necesidades". En el comunicado que ha difundido hoy con motivo de la celebración del Día Mundial del Ahorro de Energía, acierto.com repasa además algunos de los clásicos del ahorro en la empresa. Son estos.

• Apagar los aparatos electrónicos y ordenadores después de abandonar la oficina (y establecer políticas al respecto) y desconectar cargadores y otros aparatos que no se utilicen durante la noche y el fin de semana;

• priorizar el uso de luz natural siempre que sea posible (la luz natural además reduce la fatiga visual de los trabajadores), instalar sensores de movimiento en zonas de poco tránsito y cambiar las bombillas tradicionales por luces LED son otras medidas recomendables (se estima -apuntan desde acierto.com- que el 60% de la energía eléctrica que consumen las empresas está relacionado con la iluminación);

• utilizar termostatos (si es posible, inteligentes, o sea, capaces de adaptarse automáticamente a las condiciones de cada momento). Según el comparador, el uso de termostatos permite maximizar la eficiencia del aire acondicionado durante el verano y de la calefacción en invierno.

• optimizar los sistemas y soluciones de aislamiento.

• y, además, apostar por las energías renovables o la modificación de las estructuras: "por ejemplo -apuntan desde acierto.com-, los vidrios fotovoltaicos, que disminuyen hasta un 50% los costes de consumo eléctrico; además de aislar acústica y térmicamente los espacios". La edificación sostenible, sin embargo, es una de las grandes ignoradas -lamentan desde el comparador-: "ocho de cada diez edificios son deficientes energéticamente hablando".

La plataforma de comparativas Acierto.com también ha analizado los distintos perfiles de consumo de los hogares españoles "en función de los hábitos de los usuarios". El más común -asegura- es el de aquellas familias en las que siempre hay alguien en casa (6 de cada 10 viviendas), "algo que no nos extraña -dicen los autores del estudio- si tenemos en cuenta la tasa de paro y el número de jubilados en nuestro país". El segundo perfil más frecuente es el correspondiente a aquellos que trabajan fuera durante la mañana (y que representan casi el 19%) pero que pasan la tarde en casa; luego vendrían los trasnochadores, los que nunca están en casa, y los que pasan la tarde fuera (los hogares menos comunes).

"Sin embargo -matizan desde acierto.com-, estos patrones se han visto alterados como consecuencia del teletrabajo y la pandemia en general". Por ejemplo, en marzo, cuando el consumo de electricidad a escala nacional cayó en picado como consecuencia del parón empresarial, lo que sucedió en los hogares españoles es que ese consumo aumentó: hasta un 28%, "hasta el punto de que las familias vieron incrementar sus recibos entre 15 y 30 euros". El consumo empezó a recuperarse en julio, a escala nacional, "si bien aún no ha conseguido remontar en septiembre con la llegada de la segunda ola".

Electrodomésticos
Los electrodomésticos, junto con la calefacción suponen el mayor gasto de la factura de luz de los hogares. Los que más consumen -detalla acierto.com- son, por orden, la lavadora, la secadora, el horno, el lavavajillas y la aspiradora. El comparador matiza en todo caso: los electrodomésticos con clasificación A consumen hasta un 80% menos que los de clase D. Además tienen un ciclo de vida mayor y un impacto ambiental menor. En cuanto a la diferencia de precio, se amortiza en 5 años. "Por desgracia -lamentan los autores del estudio-, a los españoles no les importa la sostenibilidad de los productos que adquieren (el 80% reconoce que no es un factor importante para ellos), sino el precio".

Vivienda
Lo mismo ocurre con la vivienda: "la calificación energética -revela el informe de acierto.com- es el factor que menos influye en la decisión de compra o alquiler de la misma". El precio y la ubicación, por este orden, son los grandes determinantes. Tampoco invertimos en mejorar o conservar nuestros edificios. Según el estudio de acierto.com, solo dos de cada cinco usuarios invertiría en el suyo para mejorar sus condiciones, cuando "elegir una casa sostenible puede suponer un 40% de ahorro de energía, con el consiguiente ahorro económico".

Además, la edificación sostenible es otra de las grandes ignoradas. Según el comparador de precios, 8 de cada 10 edificios son deficientes energéticamente hablando y más de la mitad de nuestro parque de viviendas supera los 40 años de edad. Los edificios por cierto generan entre el 25% y el 35% de las emisiones.

En invierno dejamos correr el agua hasta que llega caliente
La bajada de las temperaturas -avisan desde acierto.com- disparará el consumo energético entre un 20% y un 30%, "lo que viene a suponer casi 200 euros más". En cuanto al consumo de agua y con la bajada de las temperaturas, en días fríos gastamos entre 20 y 40 litros más (el coste de dejarla correr unos minutos más durante la ducha)..

Cómo ahorrar energía en el hogar
Otro dato interesante que revela el análisis es que la factura de la luz se ha encarecido hasta un 92% durante los últimos 15 años. Por fortuna, existen una serie de hábitos que nos permitirán ahorrar energía. Acierto.com propone estos

• Mantener la temperatura estable dentro de la casa en torno a los 23 grados centígrados. Las variaciones pueden suponer un 8% del consumo. Los termostatos inteligentes son un gran aliado en este punto.

• Aislar correctamente la vivienda para evitar pérdidas (suponen el 30% del consumo). Esto pasa por instalar cortinas o estores, doble ventana, persianas, etcétera.

• Ventilar en las horas centrales del día para evitar que la casa se enfríe y durante un periodo breve.

• Evitar los consumos fantasma y aprovechar la luz natural.

• Optar por electrodomésticos eficientes y hacer un buen uso de ellos: lavar la ropa a 40 grados en lugar de a 60, ajustar la temperatura del frigorífico, instalar aireadores de grifos y duchas –reduce el consumo a la mitad–, y optar por bombillas de bajo consumo. Apostar por el aislamiento para evitar pérdidas es otro punto clave (constituyen el 30% del total).

• El comparador de seguros Acierto.com recomienda, además, comparar entre las diferentes tarifas de energía para ver cuál es la que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Contratar un seguro de hogar que cubra los electrodomésticos en caso de avería por un fallo eléctrico, por ejemplo, es otra manera de ahorrar a la larga.

Añadir un comentario